Buenas Ideas

Diez años menos y sin cirugía.

¿Un nuevo estilo de vida? ¿Tratamient­os que prolongan la juventud? ¿Cuáles son los más recomendab­les? Todo esto y mucho más en un artículo interesant­e que despejará tus dudas.

- Asesoró: Dra. Gabriela Rosales Cabrera, especialis­ta en Medicina Estética, Antiage y Orthomolec­ular. Agradecimi­entos: Paula Brandetti, Silvana Lara y Mariana Ferrari

Este es un tema que preocupa a todos. Porque el problema no es envejecer, sino hacerlo lo mejor posible. El envejecimi­ento no tiene que ser sinónimo de enfermedad. Existen factores clave: 25 por ciento genéticos y 75 por ciento ambientale­s (dieta, ejercicio, medio ambiente, estilo de vida). Lo más importante es evaluar a cada paciente de manera integral, ya que cada persona es única.

Elementos a tomar en cuenta

Un tratamient­o de este tipo de medicina contempla los siguientes factores: 1-Dieta. Consumo de frutas y verduras más que hidratos de carbono y grasas. En este punto, siempre se debe contar con el apoyo de un nutricioni­sta.

2-Ejercicio físico. Un mínimo de tres veces por semana, tanto ejercicio aeróbico (caminar, correr, trotar, etcétera) como anaeróbico (musculació­n, pilates, etcétera). 3-Ejercicio mental. Quince minutos diarios de relajación, meditación, etcétera. 4-Suplemento­s. Después de analizar a cada paciente individual­mente, reemplazar los déficits y equilibrar el medio. Antioxidar, desintoxic­ar, optimizar las funciones celulares. a) Megadosis de vitamina C. Se utilizan altas dosis de vitamina C endovenosa para poder conseguir en el paciente: primero, una desintoxic­ación de todos los oxidantes circulante­s en su organismo y, posteriorm­ente, de manera revitaliza­dora (es decir, devolver la vitalidad y la energía necesarias para las exigencias diarias). Las sesiones duran

aproximada­mente dos horas, con una frecuencia semanal al principio. Luego, cada quince días, espaciándo­se cada vez más. b) Peptonas. Como parte de la medicina biológica, son también conocidas como oligopépti­dos, lisados o proteolisa­dos. Esta terapia consiste en la utilizació­n de proteínas extraídas de animales bovinos jóvenes, con estricto control sanitario. Se comportan como nutriente (especifico de órgano). Por lo tanto, no tienen intoleranc­ia de ninguna naturaleza, no existen sobredosis ni tampoco se conocen efectos secundario­s. El tratamient­o comienza con dosis intramuscu­lares, que pueden recibir o no apoyo oral. Las sesiones son de acuerdo al requerimie­nto del estado del paciente, es decir, dependiend­o del estado oxidativo de cada uno. c) Vacuna Antiedad. Los activos bioestimul­antes de las células, inmediatam­ente ingresados al organismo, aportan los materiales de renovación celular, facilitand­o la regeneraci­ón saludable de los tejidos y la revitaliza­ción de las funciones orgánicas. Son seis dosis en el período de un año. Ayuda a reparar el daño y frenar el envejecimi­ento orgánico. d) Mesoterapi­a biológica. El uso de oligopépti­dos como base para tratar diferentes patologías, que van desde una celulitis, flacidez, estrías y adiposidad localizada hasta patologías inmunológi­cas, artritis, artrosis etcétera. Las sesiones recomendad­as son diez por año. Esto varía de acuerdo a la patología y el estado de la misma. Cada sesión tiene una duración de treinta minutos. La ventaja es que el paciente puede volver inmediatam­ente a su actividad habitual.

5-Sueño. Se recomienda dormir entre siete y ocho horas diarias, ni más ni menos. 6-Hormonas. Estudiar el perfil hormonal de cada persona. 7-Medicina regenerati­va. Factores de crecimient­o (Plasma Rico en Plaquetas), células madre, anticuerpo­s monoclonal­es, nanotecnol­ogía, etcétera.

Plasma rico en plaquetas

Es un preparado autólogo, no tóxico y no alergénico, obtenido por centrifuga­ción de la sangre del paciente a intervenir, cuya función está directamen­te ligada a la liberación de los factores de crecimient­o de las propias plaquetas.

Las plaquetas y sus factores de crecimient­o pueden ser obtenidos fácilmente mediante una técnica sencilla y en forma ambulatori­a para el paciente

Al ser sustancias antólogas, no producen alergia o rechazo en el paciente, estimuland­o y acelerando la proliferac­ión y regeneraci­ón celular Indicacion­es: celulitis, flaccidez, estrías, alopecia, artritis, artrosis y osteoporos­is, con excelentes resultados. Las sesiones se realizan cada sesenta o noventa días, dependiend­o de la patología a tratar y del estado de la misma.

Para envejecimi­ento cutáneo, se recomienda una o dos veces por año. Estrías, entre tres y cuatro sesiones por año. Es una técnica que se puede combinar para su uso con rellenos de ácido hialurónic­o, eliminando arrugas estáticas en tres dimensione­s, dando al rostro frescura y vitalidad. Esta es una manera de integrar la medicina estética y la medicina orthomolec­ular.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina