CHI­CAS REVOLTOSAS

Un nue­vo me­dio di­gi­tal y fe­mi­nis­ta aso­ma en­tre el pú­bli­co mi­llen­nial, con una mi­ra­da fe­me­ni­na y amo­ro­sa de la co­yun­tu­ra.

Caras Moda - - CHICAS REVOLTOSAS -

Fe­mi­nis­ta es aque­lla mu­jer que di­ce la ver­dad so­bre su vi­da", di­jo la es­cri­to­ra Vir­gi­nia Woolf. La estilista Ji­mo So­riano y Va­le­ria Mar­tins re­co­gen esa ins­pi­ra­ción pa­ra crear una re­vis­ta di­gi­tal he­cha por y pa­ra mu­je­res. Des­de su si­tio web e Ins­ta­gram (@re­volt­girls), en­con­tra­ron un es­pa­cio pa­ra re­tra­tar y cons­truir el uni­ver­so fe­me­nino des­de una pers­pec­ti­va sen­si­ble den­tro de un mar­co emo­cio­nal fe­mi­nis­ta. “Es una pla­ta­for­ma pa­ra am­pli­fi­car la voz de las mu­je­res jó­ve­nes, pa­ra con­ver­tir­nos en ac­ti­vis­tas de nues­tra pro­pia ima­gen y ex­plo­rar te­má­ti­cas que nos in­quie­tan” co­men­ta So­riano acer­ca del me­dio en el que ha­blan de amor, po­lí­ti­ca, re­li­gión, li­te­ra­tu­ra y mo­da, pe­ro, so­bre to­do, his­to­rias de vi­da sin Pho­tos­hop.

Co­lo­res bri­llan­tes, lí­neas va­po­ro­sas, y mu­chas ga­nas de fan­ta­sías y de­ta­lles vis­to­sos: las ten­den­cias pa­ra la Pri­ma­ve­ra /Ve­rano 2018/2019 son un re­go­ci­jo de ro­man­ti­cis­mo mix­to con sensualidad, de­ta­lles pop, no­tas country y to­ques bu­có­li­cos. Los co­lo­res se­rán vi­ta­mí­ni­cos e in­ten­sos pa­ra no pa­sar des­aper­ci­bi­dos, pe­ro tam­bién de­li­ca­dos en ma­ti­ces pas­te­les, con la con­sig­na de que siem­pre luz­can ale­gres y vi­va­ces.

La ga­ma de co­lo­res de la pró­xi­ma tem­po­ra­da pre­mia el azul eléc­tri­co y os­cu­ro, los to­nos cí­tri­cos, el ro­sa en to­das sus to­na­li­da­des des­de el pá­li­do al ro­sa shoc­king, el vio­le­ta y el ver­de agua. Pe­ro en la pa­let­te cro­má­ti­ca no fal­ta­rán el ro­jo, los eter­nos blan­co y ne­gro, el nu­de, el pla­tea­do efec­to me­tal y el ama­ri­llo, en el ma­tiz li­ma. Es­te úl­ti­mo se­rá el pro­ta­go­nis­ta ab­so­lu­to, sea pa­ra el día así co­mo pa­ra la no­che: un co­lor que que­da bien siem­pre y que ilu­mi­na en­se­gui­da, pe­ro que ha­brá que ele­gir­lo in­ten­so si la piel es cla­ra, mien­tras po­drá ser pas­tel y más sua­ve si la piel es co­lor ám­bar.

La con­cien­cia y la se­gu­ri­dad de mos­trar­se fe­me­ni­nas se­rá uno de los Leit Mo­tiv de las nue­vas co­lec­cio­nes: las mu­je­res quie­ren mos­trar tam­bién su la­do más dul­ce y romántico con ves­ti­dos de ins­pi­ra­ción bu­có­li­ca, es­tam­pa­dos de flo­res, gé­ne­ros li­via­nos y sua­ves. Ade­lan­te en­ton­ces a los ves­ti­dos de ins­pi­ra­ción Vin­ta­ge, con en­ca­jes y pun­ti­llas, pe­ro sin exa­ge­rar: en es­tos ca­sos, el equi­li­brio es to­do pa­ra que se lo­gre un out­fit per­fec­to.

La vuel­ta de las lí­neas de los años ochen­ta se­rá un Must Trend de la tem­po­ra­da, con sus vo­lú­me­nes exa­ge­ra­dos pa­ra hom­bros over­si­ze y pan­ta­lo­nes ajus­ta­dos, to­do en co­lo­res psi­co­dé­li­cos. Ten­dre­mos to­das un tai­lleur en el pla­card: el ver­da­de­ro con­jun­to de pan­ta­lón/fal­da de un so­lo co­lor es el Must Ha­ve de la tem­po­ra­da; ten­den­cia ideal pa­ra las mu­je­res que tra­ba­jan en lu­ga­res que re­quie­ren un look for­mal sin re­nun­ciar a las lí­neas mo­der­nas.

ROSSELLA DE­LLA GIOVAMPAOLA EL “MUST HA­VE” DE LA TEM­PO­RA­DA

El jean se con­fir­ma una vez más co­mo la pie­za in­dis­cu­ti­da de la tem­po­ra­da, so­bre­to­do en ver­sión “To­tal Look”. Es­tam­pa­do, con par­ches o sim­ple, bor­da­do o cu­bier­to de ta­chas, cris­ta­les bri­llan­tes y per­las, lo ve­re­mos en ver­sión Over o Slim, cla­ro o os­cu­ro, ro­to o no, Casual Chic o tra­di­cio­nal, con­tem­po­rá­neo o de ins­pi­ra­ción re­tro.

Ele­gan­tí­si­mos pa­ra una ce­re­mo­nia, Hi­per Chic pa­ra la pla­ya y so­fis­ti­ca­dos pa­ra la ofi­ci­na, los ves­ti­dos lar­gos so­lu­cio­nan los looks mo­da ve­rano 2018/2019 en to­das las si­tua­cio­nes. El Ma­xi Dress flo­ral es per­fec­to pa­ra el wee­kend en la ciu­dad, así co­mo pa­ra el via­je On the Road. El ves­ti­do de no­che ro­jo en sa­tén es la elec­ción más gla­mo­ro­sa pa­ra un ca­sa­mien­to by Night o pa­ra un Party ex­clu­si­vo. La ver­sión lar­ga “che­mi­sier” res­pe­ta el Dress Co­de ra­di­cal chic pa­ra las va­ca­cio­nes, y Casual Chic pa­ra la ofi­ci­na: su ver­sión en blan­co es lo ideal pa­ra per­so­na­li­zar­lo con di­fe­ren­tes ac­ce­so­rios.

Es el mo­men­to del Sleep Dress, cor­to o lar­go, sim­ple o en­ri­que­ci­do con en­ca­jes: el ves­ti­do enagua es­ta tem­po­ra­da ad­quie­re el sta­tus de Pas­se­par­tout ideal pa­ra to­do mo­men­to. Si en la mo­da hay un “ever­green”, es­te es el trench. Es­ta pri­ma­ve­ra los de­sig­ner lo vuel­ven a pro­po­ner con fan­ta­sía: al­go de fle­cos, co­lo­ra­do o va­rian­do las pro­por­cio­nes.

El ama­do im­permea­ble de Humph­rey Bo­gart no cam­bia su na­tu­ra­le­za más ín­ti­ma, sim­ple­men­te aña­de un “twist” de lo­cu­ra a su esen­cia eter­na. El “ani­ma­lier” no es un “trend”, sino un ver­da­de­ro es­ti­lo de vi­da. Las fan­ta­sías que re­pro­du­cen la piel de ze­bras, gue­par­dos, ti­gres y ji­ra­fas es­ta tem­po­ra­da han con­quis­ta­do has­ta una pa­la­di­na del buen gus­to co­mo Miuc­cia Pra­da: las puer­tas del pa­raí­so del es­ti­lo se abren pa­ra el ani­ma­lier.

Si pen­sa­mos que los bri­llos sean al­go ex­clu­si­vos de los party, es­ta tem­po­ra­da ten­dre­mos que re­co­no­cer lo con­tra­rio: tops, fal­das, ves­ti­dos y sa­cos es­ta­rán he­chos de gé­ne­ros bri­llan­tes y con de­co­ra­cio­nes de pai­llet­tes. Si es mu­cho, op­ten por pe­que­ños de­ta­lles co­mo “high­light” mo­der­nos. No ha­brá so­lo pai­llet­tes pa­ra de­co­rar nues­tros ves­ti­dos, sino que tam­bién las plu­mas y fle­cos trans­for­ma­rán has­ta nues­tras pren­das más sim­ples en “Must Ha­ve”.

Las trans­pa­ren­cias he­chas de or­gan­di, tul y ki­ló­me­tros de chif­fon en to­das sus va­rian­tes, opa­cas y bri­llan­tes, ten­drán que ins­ta­lar­se en nues­tro guar­da­rro­pa del ve­rano pa­ra es­tar a la mo­da: sen­sua­les e in­si­nuan­tes, se lu­ci­rán con lin­ge­rie que, pa­ra la oca­sión, se­rá cas­ta y mi­ni­ma­lis­ta, co­mo coulot­te y bras­sie­re.

Uno de los Trends más no­ve­do­so de es­ta tem­po­ra­da es lo asi­mé­tri­co: Top de en­ca­jes que se unen a ca­mi­sas, pan­ta­lo­nes pa­ra la no­che de un la­do y jeans del otro, tai­lleurs pan­ta­lo­nes pre­sen­ta­dos con ves­ti­dos plis­sè, ade­más de los do­bla­di­llos obli­cuos y las pren­das de un so­lo hombro.

Los za­pa­tos, el ac­ce­so­rios más ama­do de to­dos, vuel­ve a ser el pro­ta­go­nis­ta del look: en­ca­be­za la lis­ta del Trend, los pumps “sti­let­to” pa­ra una ver­da­de­ra “Fem­me Fa­ta­le”, los “An­kle Boots” on­da rock, las bo­tas te­xa­nas. Y des­pués las san­da­lias de to­do ti­po así co­mo los za­pa­tos “flat” de look an­dró­gino. Sin ol­vi­dar­se de las tan desea­das Snea­kers: los más có­mo­dos de to­dos los za­pa­tos ca­mi­nan so­bre el pe­des­tal fas­hion pa­ra aña­dir un to­que de li­vian­dad y con­tras­te tam­bién a los out­fit más ele­gan­tes y so­fis­ti­ca­dos, crean­do un jue­go irre­ve­ren­te en­tre es­ti­los y co­lo­res al cual no se po­drá re­sis­tir. Su ver­sa­ti­li­dad ade­más los tras­for­ma en per­fec­tos alia­dos del “Slip Dress” en se­da, de las ma­xi fal­da de tu­lle, de los pan­ta­lo­nes de cor­te sas­tre, de los mi­ni-shorts y de los ves­ti­dos lar­gos es­tam­pa­dos. Las san­da­lias ul­tra­cha­tas tam­bién se­rán sú­per cool y lu­ci­rán co­mo el cal­za­do per­fec­to pa­ra las no­ches de ve­rano, dan­do un to­que chic al out­fit.

La ten­den­cia sport se­rá de las más fuer­tes pa­ra la PV 2018, ca­rac­te­ri­za­da por ele­men­tos cla­ves co­mo la ri­ño­ne­ra, las me­dias de­por­ti­vas y so­bre­to­do los infaltables snea­kers. Y al fi­nal las bo­tas tam­bién pa­ra el ve­rano, pro­pues­tas en cue­ros sú­per li­via­nos o inusua­les co­mo el mo­de­lo he­cho de plu­mas. Las car­te­ras se­rán rí­gi­das, suel­tas, ma­xi, mi­ni y re­gu­la­res. Se­rán fan­ta­sio­sas y lla­ma­ti­vas, iró­ni­ca y ale­gres, pe­ro tam­bién clá­si­cas, eter­nas y de un so­lo co­lor, siem­pre que no pa­sen des­aper­ci­bi­das. Ha­brá de to­do ti­po, des­de el mo­de­lo col­gan­do del hombro de cor­te cua­dra­do a las car­te­ras cu­bier­tas de pai­llet­tes efec­to me­tal, sin ol­vi­dar las ver­sio­nes con lar­gos fle­cos mul­ti­co­lo­res. Y tam­bién los clutch en­ri­que­ci­dos de cris­ta­les, los mo­de­los ma­xi es­ti­lo bol­so de via­je, así co­mo las mo­chi­las de cual­quier ta­ma­ño.

Los ac­ce­so­rios son siem­pre el ele­men­to cla­ve pa­ra per­so­na­li­zar los looks y de­ter­mi­nar qué es­ti­lo nos de­fi­ne. Pa­ra es­ta Pri­ma­ve­ra/ve­rano 2018/2019, un Must ab­so­lu­to se­rá el tur­ban­te pa­ra lu­cir en la pla­ya, así co­mo a la no­che, en­ri­que­ci­do por un bro­che de pie­dras. Co­mo al­ter­na­ti­va, el Fou­lard Vin­ta­ge, me­jor si es en Twill de se­da y con es­tam­pa­dos icó­ni­cos, co­mo los clá­si­cos de Her­mes.

En cuan­to a las len­tes pa­ra el sol, la elec­ción se­rá muy am­plia en­tre las ga­fas co­lo­ra­das, over­si­ze, Cu­te­ye, aun­que el mo­de­lo Cult se­rá la len­te re­vi­val de los años no­ven­ta, ins­pi­ra­do en las for­mas fu­tu­ris­tas es­ti­lo Ma­trix.

Y quien ama los looks fu­tu­ris­tas no po­drá evi­tar lu­cir los ac­ce­so­rios en Ple­xi­glass, des­de los bi­joux has­ta las car­te­ras y los za­pa­tos. Sin du­da, pa­ra la pri­ma­ve­ra y el ve­rano mu­chas se­rán las ten­den­cias pro­pues­tas, pe­ro la pa­la­bra de or­den se­rá so­lo una: Ori­gi­na­li­dad. Por­que no importa si pre­fie­ren una car­te­ra “Ani­ma­lier”, una fal­da es­co­ce­sa o un ves­ti­do he­cho de len­te­jue­las: al fi­nal lo im­por­tan­te se­rá lu­cir sin per­der nues­tra esen­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.