“NA­DIE LE PE­GO TAN­TO CO­MO YO”

“EL CHINO” MAI­DA­NA: DE­RRO­TA­DO PE­RO CER­CA DE LA GLO­RIA

Caras - - FOCO -

Cuan­do el ju­ra­do le­yó el fallo ma­yo­ri­ta­rio y con­sa­gró ga­na­dor a Floyd Mayweather (37), los sil­bi­dos del pú­bli­co re­ve­la­ron que la glo­ria es­tu­vo muy pe­ro muy cer­ca pa­ra el bo­xea­dor ar­gen­tino. Mar­cos Re­né “El Chino” Mai­da­na (30) hi­zo to­do lo po­si­ble pa­ra traer­se el cin­tu­rón al ex­tre­mo sur del con­ti­nen­te, pe­ro el ofi­cio y el po­ten­cial del nor­te­ame­ri­cano de­ja­ron con una mue­ca de fas­ti­dio a los ca­si tres mil ar­gen­ti­nos que co­pa­ron el MGM Grand, de Las Ve­gas. Seis, cua­tro y tres pun­tos mar­ca­ron la di­fe­ren­cia que el lo­cal sa­có en ca­da una de las tres tar­je­tas, que­dán­do­se así con el tí­tu­lo uni­fi­ca­do de la CMB y la AMB en la ca­te­go­ría wel­ter. Ha­cía mu­cho tiem­po que una pe­lea es­te­lar en el ex­te­rior no te­nía co­mo pro­ta­go­nis­ta a un bo­xea­dor ar­gen­tino, y por eso la can­ti­dad de com­pa­trio­tas que se tras­la­dó a la ciu­dad del pe­ca­do fue con­si­de­ra­ble. Só­lo bas­tó con ver el in­gre­so de May­wea­teher al cua­dri­la­te­ro, flan­quea­do por Jus­tin Bie­ber (20) y por el ra­pe­ro Lil Way­ne (31), pa­ra com­pren­der la mag­ni­tud del es­pec­tácu­lo mon­ta­do. En­tre tan­to pú­bli­co no fal­tó el pu­ña­do de ce­le­bri­ties ar­gen­ti­nas, pre­sen­tes en Las Ve­gas pa­ra asis­tir a una ve­la­da inol­vi­da­ble. Los ac­to­res Luciano Cas­tro (39) y Joa­quín Fu­rriel (39), la mo­de­lo Ale­jan­dra Ma­gliet­ti (28), el te­nis­ta Juan Mar­tín del Po­tro (25) y el ex fut­bo­lis­ta Ariel Or­te­ga (40), alen­ta­ron des­de ubi­ca­cio­nes pri­vi­le­gia­das al bo­xea­dor san­ta­fe­sino.

Ade­más del apo­yo de la gen­te, “El Chino” tu­vo a un in­fal­ta­ble círcu­lo ín­ti­mo que lo acom­pa­ñó. Uno de sus más fie­les fa­ná­ti­cos es el em­pre­sa­rio Hu­go Ba­si­lot­ta, vi­ce­pre­si­den­te de la mar­ca de al­fa­jo­res Guay­ma­llén. “Te­ne­mos una amis­tad muy gran­de, es co­mo un hi­jo pa­ra mí”, re­co­no­ció Ba­si­lot­ta, emo­cio­na­do por los gestos que le re­ga­ló el de­por­tis­ta, co­mo su­bir al ring con una remera ama­ri­lla de la mar­ca, y abrir el en­vol­to­rio de un al­fa­jor pa­ra co­mér­se­lo an­te las cá­ma­ras, en la no­ta obli­ga­to­ria des­pués del com­ba­te. “Se lo voy a agra­de­cer to­da la vi­da, es al­go que sa­lió de él”, di­jo. Otro que es­tu­vo muy cer­ca, so­bre to­do en la pre­via, fue el em­pre­saa­rio tex­til Gus­ta­vo Ar­ce, uno de los due­ños de Agus­tino Co­lle­zio­ni. Esa fue la eti­que­ta ele­gi­da por Mai­da­na pa­ra ves­tir­se en Las Ve­gas, y por eso Ar­ce via­jó es­pe­cial­men­te pa­ra che­quear ca­da look del de­por­tis­ta. Y si

bien las de­rro­tas siem­pre due­len, al “Chino” le que­dó el con­sue­lo de ha­ber pues­to en ver­da­de­ros aprie­tes a un cam­peón co­mo Mayweather, quien os­ten­ta un apa­bu­llan­te ré­cord de 46 pe­leas ga­na­das y nin­gu­na per­di­da. “Na­die le ha pe­ga­do tan­to co­mo le pe­gué yo. Mu­chos bo­xea­do­res que han pe­lea­do con él le tu­vie­ron gran res­pe­to y no se ani­ma­ron a ata­car­lo. Yo fui to­do el tiem­po pa­ra ade­lan­te”, des­ta­có el ar­gen­tino, mien­tras su ri­val tam­bién le re­co­no­cía mé­ri­tos a la ho­ra de de­cla­rar: “Él es un ver­da­de­ro cam­peón, un ver­da­de­ro com­pe­ti­dor, un te­rri­ble pe­lea­dor. Hoy fue una pe­lea com­pe­ti­ti­va, que gus­tó a la gen­te. Si quie­re, te­ne­mos re­van­cha en sep­tiem­bre”, desafió. Pe­ro quien in­só­li­ta­men­te fue más du­ro con el ar­gen­tino fue Jus­tin Bie­ber, acé­rri­mo de­fen­sor de su ami­go Mayweather. “No po­dés su­bir al ring, pe­lear su­cio y ga­nar­le al bo­xea­dor más téc­ni­co del de­por­te”, di­jo en in­glés en su cuen­ta de Twit­ter, des­pués de ha­ber com­par­ti­do to­da la pre­via, co­mo nin­guno, in­se­pa­ra­ble del bo­xea­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.