Pa­re­ja ce­les­te

Caras - - REVELACION­ES -

Ve­nus es la re­pre­sen­tan­te del amor co­mo fuer­za que equi­li­bra me­dian­te los opues­tos, la po­si­bi­li­dad de en­cuen­tro na­ce de una atrac­ción que, en prin­ci­pio, ne­ce­si­ta de la fric­ción de lo que no nos es re­co­no­ci­ble ni fa­mi­liar. Sue­le exis­tir una idea edul­co­ra­da de la ac­ción ve­nu­si­na, de la ar­mo­nía a la que pro­pen­de, pe­ro su efec­to de bás­cu­la, de equi­li­brar, a ve­ces pue­de re­sul­tar per­tur­ba­dor. Mar­te, en cam­bio, es la di­rec­cio­na­li­dad, la ener­gía pues­ta so­bre un ob­je­ti­vo a cum­plir, el ape­ti­to, o el ham­bre ani­mal que ne­ce­si­ta ser sa­cia­do y, pa­ra lo­grar su co­me­ti­do, no mi­de las con­se­cuen­cias. Tan­to la una co­mo el otro sin­te­ti­zan los prin­ci­pios fe­me­nino y mas­cu­lino del Zo­día­co pe­ro lo más in­tere­san­te en tér­mi­nos as­tro­ló­gi­cos es que to­dos, tan­to los va­ro­nes y las mu­je­res de cual­quier gé­ne­ro y con­di­ción, com­par­ti­mos y ex­pre­sa­mos des­de nues­tra es­truc­tu­ra ener­gé­ti­cas a am­bos, a Ve­nus y a Mar­te. Por es­tos días Mar­te es­tá en Li­bra y Ve­nus en Aries, tam­bién sig­nos opues­tos com­ple­men­ta­rios, el desafío es lo­grar el pun­to de al­qui­mia en­tre los apa­ren­te­men­te irre­con­ci­lia­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.