LOS SIG­NOS

Caras - - REVELACION­ES - Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

CAPRICORNI­O (22-12 – 20-1): Se­ma­na de días es­plén­di­dos pa­ra el lu­ci­mien­to de las ca­bras ce­les­tes y pa­ra el re­co­no­ci­mien­to que los pro­pios ha­cen de sus lo­gros per­so­na­les. Pro­me­sas y me­jo­ras mo­ne­ta­rias. PISCIS (20-2 – 20-3): Gran fin de ju­lio, se per­fi­la in­me­jo­ra­ble el ám­bi­to afec­ti­vo y la ale­gría, no des­car­te la po­si­bi­li­dad de gra­tas sor­pre­sas. No se ale­je de sus per­cep­cio­nes y com­pro­ba­rá su efec­ti­vi­dad. ACUA­RIO (21-1 – 19-2): Una cal­ma nutritiva se po­sa en lo re­fe­ri­do a las re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les, ga­na en con­fian­za con los su­yos. Su su­ce­den los festejos y las opor­tu­ni­da­des pa­ra com­par­tir lo más sen­si­ble. ESCORPIO (2-10 – 22-11): Jor­na­das en las que re­sal­ta el equi­li­brio lo­gra­do en los úl­ti­mos tiem­pos, bien en el amor, bien en el tra­ba­jo y bien en la sa­lud. Agos­to co­mien­za con una gran pers­pec­ti­va de éxi­to. LI­BRA (23-9 – 22-10): Los li­bria­nos que de­di­quen sus ho­ras al pe­rio­dis­mo o a cual­quier me­tier de los me­dios tie­nen enor­mes po­si­bi­li­da­des de re­ci­bir im­por­tan­tes re­mu­ne­ra­cio­nes. Gran co­mien­zo de agos­to. ARIES (21-3 – 20-4): Ve­nus en un signo afín pro­me­te un fin de mes bri­llan­te y lleno de afec­to. La sensualida­d se in­cre­men­ta no­ta­ble­men­te y la pa­re­ja da cuen­ta de ese su­ce­so fe­liz. Gran do­min­go jun­to a la fa­mi­lia. LEO (23-7-22-8): Un fin de ju­lio que me­re­ce la pa­la­bra jus­ta y pre­ci­sa pa­ra po­der dis­fru­tar las mieles ven­tis­cas jun­to a la pa­re­ja. Se­duc­ción im­ba­ti­ble pa­ra lo­grar la con­quis­ta que se pro­pon­ga. La amis­tad es un te­so­ro. VIRGO (23-8 – 22-9): Si­ga de cer­ca sus in­tui­cio­nes y ac­túe en con­se­cuen­cia, com­pro­ba­rá lo efec­ti­vo de ese re­gis­tro no­ble. Es bueno re­for­zar las po­si­cio­nes lo­gra­das, nun­ca es­tá de más re­vi­sar las es­tra­te­gias pro­pias. SAGITARIO (23-11 – 21-12): El trán­si­to lunar con­tri­bu­ye a re­gis­trar con gran fi­de­li­dad la par­te más su­til de lo que sien­te us­ted y quie­nes lo acom­pa­ñan. Ga­na en to­le­ran­cia y com­pren­sión y ése es un acier­to pa­ra fes­te­jar. TAURO (21-4 – 21-5): No es un buen mo­men­to pa­ra arries­gar ca­pi­tal ni pa­ra par­ti­ci­par en in­ver­sio­nes que no es­tén de­bi­da­men­te do­cu­men­ta­das. Jor­na­das pa­ra con­cen­trar la aten­ción en lo más prác­ti­co. GEMINIS (22-5 – 21-6): Gran se­ma­na pa­ra los ge­mi­ni­anos, las opor­tu­ni­da­des de des­ple­gar el ta­len­to se mul­ti­pli­can y rin­den los me­jo­res be­ne­fi­cios. Los do­nes ve­nu­si­nos se de­rra­man so­bre el signo, amor en puer­ta. CANCER (22-6 – 22-7): Na­da me­jor que re­fle­xio­nar an­tes de en­ca­rar con­ver­sa­cio­nes so­bre te­mas com­ple­jos, la sus­cep­ti­bi­li­dad y un ex­ce­so de per­so­na­lí­si­mo pue­de mi­nar un víncu­lo que ame­ri­ta cui­da­do y tiem­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.