LOS SIG­NOS

Caras - - REVELACION­ES - Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

PIS­CIS (20-2 – 20-3): Oc­tu­bre arran­ca con to­do, no­ve­da­des más que es­ti­mu­lan­tes y que po­nen de re­lie­ve los in­tere­ses de los más cer­ca­nos: des­cu­bre que el amor cu­ra vie­jas he­ri­das y lle­na de vi­ta­li­dad. Prag­ma­tis­mo y éxi­to se­gu­ro, con­fíe. GEMINIS (22-5 – 21-6): Gran se­ma­na en la que re­co­ge lo som­bra­do con te­són y ale­gría, el cam­po pro­fe­sio­nal da cuen­ta de su com­pro­mi­so y su ori­gi­nal con­tri­bu­ción al tra­ba­jo en con­jun­to. Un lo­gro que lo con­du­ce al éxi­to com­par­ti­do. LEO (23-7-22-8): Buen des­plie­gue de una in­te­lec­tua­li­dad que lo mues­tra se­reno y due­ño de sus pen­sa­mien­tos, el in­ge­nio co­la­bo­ra pe­ro lo real­men­te cons­truc­ti­vo es el de­seo que per­sis­te. Sol­ven­cia y sa­tis­fac­ción, lo­gra lo pro­pues­to. ES­COR­PIO (2-10 – 22-11): Gran pers­pec­ti­va que mez­cla in­tere­ses per­so­na­les con opor­tu­ni­da­des que po­drían ser su­cu­len­tas en el te­rreno pro­fe­sio­nal. El diá­lo­go y la flui­dez del afec­to son sus mo­to­res, pón­ga­los en mar­cha y ga­na­rá. VIR­GO (23-8 – 22-9): No­ta­ble per­cep­ción de lo que su­ce­de en su en­torno y de có­mo ma­ne­jar­se pa­ra lo­gar el cre­ci­mien­to del tra­ba­jo co­mún. Buen mo­men­to, sol­ven­cia y se­gu­ri­dad de lo que pue­de ha­cer y has­ta dón­de lle­ga. TAU­RO (21-4 – 21-5): Ex­ce­len­te desa­rro­llo de las ac­ti­vi­da­des pro­fe­sio­na­les y no­ta­ble oratoria, sus pa­la­bras irra­dian con­vic­ción y un se­duc­tor apa­sio­na­mien­to. Con­fíe en su ex­pe­rien­cia pe­ro tra­ba­je du­ro pa­ra el me­jor re­sul­ta­do. LI­BRA (23-9 – 22-10): Gran se­ma­na, tem­ple de es­pí­ri­tu y dis­po­ni­bi­li­dad pa­ra lu­cir su ta­len­to en lo pro­fe­sio­nal sin for­zar, ni es­pe­cu­lar con los re­sul­ta­dos. Pro­cu­re sor­tear a los que­re­llan­tes y lo­gra­rá acer­car­se al éxi­to. ACUA­RIO (21-1 – 19-2): Si lo­gra re­ver­tir ame­na­zas de con­flic­to des­cu­bri­rá jor­na­das al­ta­men­te pro­duc­ti­vas y ga­nan­cio­sas. Ape­le a su pro­pio sen­ti­do co­mún y alé­je­se de la pre­sión de los otros, el amor es su guía, acép­te­lo. ARIES (21-3 – 20-4): No­ta­ble me­jo­ra en las re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les, gran mo­men­to pa­ra la amis­tad, pa­ra co­no­cer gen­te nue­va y pa­ra sua­vi­zar las com­ple­jas re­la­cio­nes de tra­ba­jo. La es­ta­bi­li­dad afec­ti­va pro­mue­ve los desafíos pro­fe­sio­na­les. SA­GI­TA­RIO (23-11 – 21-12): El res­pal­do de per­so­na­li­da­des in­flu­yen­tes po­dría lle­gar sin que lo es­pe­re, apro­ve­che pa­ra des­ple­gar sin ti­mi­dez sus pro­yec­tos y re­cur­sos pro­pios. En cuan­to a las re­la­cio­nes in­ter­per­so­na­les: pies de plo­mo. CANCER (22-6 – 22-7): Buen mo­men­to pro­fe­sio­nal, la ar­mo­nía Sol/Sa­turno se ma­ni­fies­ta en lo acer­ta­do de sus úl­ti­mas in­ter­ven­cio­nes y en la so­li­dez que ex­hi­ben sus plan­teos. Pue­de pro­po­ner pro­yec­tos ma­yo­res, apues­te sin mie­do a lo su­yo. CA­PRI­COR­NIO (22-12 – 20-1): Si­ga de cer­ca de su in­tui­ción e in­ter­ven­ga con el más afia­ta­do cri­te­rio: com­pro­ba­rá que el do­ble co­man­do lo acer­ca irre­me­dia­ble­men­te a la con­cre­ción de lo que per­si­gue. evi­te el de­rro­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.