LUIS MI­GUEL EMBARGADO

PE­LI­GRA SU FORTUNA DE 45 MI­LLO­NES

Caras - - ESTILO -

Le­jos del “ca­ri­lin­do” que con su enor­me son­ri­sa des­per­ta­ba el in­me­dia­to sus­pi­ros de to­das las mu­je­res, hoy Luis Mi­guel (46) pa­re­ce es­tar atra­ve­san­do uno de los peo­res mo­men­tos de su vi­da. Con­si­de­ra­do has­ta el año pa­sa­do co­mo uno de los can­tan­tes me­jor pa­gos del mun­do, en la ac­tua­li­dad su co­ti­za­ción es­tá en “ba­ja”. En 2016 de­bió ha­cer fren­te a va­rias de­man­das ju­di­cia­les por las que per­dió más de 10 mi­llo­nes de su fortuna es­ti­ma­da en 45 mi­llo­nes de dó­la­res. Por el jui­cio de su ex, Ara­cely Arám­bu­la (ma­dre de sus hi­jos Mi­guel y Da­niel), quien ade­más lo acu­sa de ha­ber aban­do­na­do a los ni­ños, y el de su ex ma­na­ger, des­con­tó de su abul­ta­da cuen­ta ban­ca­ria es­ta úl­ti­ma ci­fra. Y las pér­di­das no que­da­ron allí. Ya que du­ran­te gran par­te de los úl­ti­mos cua­tro años de­jó con­tra­tos sin cum­plir, cau­sa que hoy lo lle­va a ser de­man­da­do en va­rias ciu­da­des de los Es­ta­dos Uni­dos. Sus abo­ga­dos ar­gu­men­ta­ron que Luis Mi­guel pa­de­ce una ra­ra en­fer­me­dad lla­ma­da “tin­ni­tus”, que es la pér­di­da au­di­ti­va que se ma­ni­fies­ta con un so­ni­do crea­do por el ce­re­bro, muy co­mún en­tre los mú­si­cos. To­dos es­tos jui­cios lo lle­va­ron a un quie­bre eco­nó­mi­co. Aun­que aún, ase­gu­ran, tie­ne di­ne­ro en el ban­co, el pri­mer do­lor lo en­fren­tó cuan­do le co­mu­ni­ca­ron que es­tá a pun­to de per­der uno de sus te­so­ros pre­fe­ri­dos: su ya­te “Uni­co” (que com­pró en 2007 por 3 mi­llo­nes de dó­la­res, de 37 me­tros de lar­go, y que co­bró fa­ma por las in­ter­mi­na­bles fies­tas que en él rea­li­za­ba con las mu­je­res des­nu­das más be­llas). “El ya­te era su ju­gue­te favorito… Allí se reunían las mu­je­res más fas­ci­nan­tes y po­día su­ce­der cual­quier co­sa”, con­fió un asis­ten­te. Mien­tras ase­gu­ran que ya per­dió su man­sión de Los An­ge­les, una vez más op­tó por el os­tra­cis­mo con una gran de­pre­sión an­te el gran es­cán­da­lo que lo pue­de lle­var a la pér­di­da de su fortuna y a la quie­bra.

So­li­ta­rio y en­fer­mo, el can­tan­te, de 46 años, hoy en­fren­ta una gran cri­sis de­pre­si­va por la pér­di­da de par­te de sus “te­so­ros per­so­na­les”, co­mo su man­sión en Los An­ge­les y su ya­te “Uni­co”, que com­pró por 3 mi­llo­nes de dó­la­res, y que co­bró fa­ma por las...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.