“LA MO­DA ME LI­BE­RA”

JE­REMY MEEKS, DE LA CARCEL A LAS PA­SA­RE­LAS

Caras - - CARAS -

En el ve­rano de 2014, una ban­da in­te­gra­da por tres de­lin­cuen­tes asal­ta­ron a mano ar­ma­da un co­mer­cio en Ca­li­for­nia, Es­ta­dos Uni­dos. El lí­der de los la­dro­nes se jac­ta­ba por el bo­tín, pe­ro mi­nu­tos des­pués fue de­te­ni­do y ter­mi­nó pa­san­do 27 me­ses en la cár­cel. El pe­li­gro­so mal­vi­vien­te era Je­remy Meeks (31), un jo­ven na­ci­do en Stock­ton, cu­ya pa­sión, ade­más de los atra­cos, era to­ni­fi­car su cuer­po en el gim­na­sio y ha­cer­se ta­tua­jes tí­pi­cos de pan­di­lle­ros. Cuan­do ca­yó pre­so, la tra­di­cio­nal fo­to­gra­fía de su fi­cha­je po­li­cial fue subida a las re­des so­cia­les y ob­tu­vo 100.000 “Me Gus­ta” y 20.000 co­men­ta­rios en tan so­lo dos días. Al sa­lir de pri­sión, su ima­gen de delincuent­e sexy ha­bía re­ci­bi­do tan­tos elo­gios, que el ex con­vic­to fir­mó con­tra­to con la agen­cia de mo­de­los Whi­te Cross Ma­na­ge­ment. Lue­go de­bu­tó en la pa­sa­re­la pro­mo­cio­nan­do el mer­chan­di­sing del equi­po de la NBA, Gol­den Sta­te Wa­rriors; y bri­lló des­fi­lan­do pa­ra el di­se­ña­dor ale­mán Phi­lipp Plein en la Se­ma­na de la Mo­da de Nue­va York, re­ci­bien­do los aplau­sos de Ma­don­na des­de la pri­me­ra fila. “Quie­ro agra­de­cer­les a mi fa­mi­lia y a to­do el mun­do por tan­to amor, por el apo­yo y sus ora­cio­nes. Es­toy abru­ma­do, agra­de­ci­do y pre­pa­ra­do pa­ra se­guir cre­cien­do co­mo mo­de­lo. Des­fi­lar me li­be­ra”, es­cri­bió Meeks en Ins­ta­gram, don­de tie­ne 300.000 se­gui­do­res.

Fue de­te­ni­do en 2014 por asal­to a mano ar­ma­da, es­tu­vo pre­so 27 me­ses y, por su sex ap­peal y al­ta ex­po­si­ción en las re­des so­cia­les, al que­dar libre se trans­for­mó en un Top Mo­del in­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.