“SO­LO FUE UN SUS­TO”

“EL PO­LA­CO” Y SILVINA: COM­PRO­MI­SO EN LAS VE­GAS Y OPERACION DE UR­GEN­CIA

Caras - - REVELACION­ES -

Al­go no es­ta­ba bien. Mien­tras dis­fru­ta­ba de las pla­yas y de los fa­mo­sos par­ques de La Flo­ri­da jun­to a su pa­re­ja, Eze­quiel “El Po­la­co” Cwir­ka­luk (29), Silvina Lu­na (36) co­men­zó a sen­tir un ex­tra­ño ma­les­tar. El do­lor, ca­da vez más in­ten­so, se tor­na­ba in­to­le­ran­te pa­ra la mo­de­lo que, con an­te­ce­den­tes por pro­ble­mas re­na­les tras una ope­ra­ción estética en 2011, no du­dó en em­pa­car sus co­sas de in­me­dia­to pa­ra re­gre­sar a la Ar­gen­ti­na y, di­rec­ta­men­te des­de el Ae­ro­puer­to de Ezei­za ir a in­ter­nar­se en el Hos­pi­tal Ita­liano (don­de ya ha­bía es­ta­do en mar­zo del año pa­sa­do). Allí, acom­pa­ña­da en to­do mo­men­to por el can­tan­te que no se mo­vió de su la­do, le rea­li­za­ron che­queos mé­di­cos y des­pués de ho­ras de in­cer­ti­dum­bre y preo­cu­pa­ción, le de­tec­ta­ron un có­li­co re­nal.

Lue­go de ser ope­ra­da de ur­gen­cia el lu­nes 27, la DJ ha­bló so­bre los re­sul­ta­dos de la in­ter­ven­ción y el post ope­ra­to­rio.“Al mediodía me sa­ca­ron la pie­dri­ta con lá­ser. Sa­lió to­do per­fec­to, só­lo fue un sus­to. El res­to de las co­sas, tan­to el cal­cio co­mo la fun­ción del ri­ñón, es­tán nor­ma­les. Só­lo fue un có­li­co re­nal. Así es que des­pués del al­ta, re­to­ma­ré mis va­ca­cio­nes”, ase­gu­ró. Y vol­vió a men­cio­nar al ci­ru­jano plás­ti­co que la in­ter­vino ha­ce 6 años y que, se­gún ella, com­pli­có se­ve­ra­men­te sus ri­ño­nes.”Son se­cue­las que me han quedado de mi ope­ra­ción con Aní­bal Lo­toc­ki”, re­pi­tió con­ven­ci­da. El mé­di­co le ha­bría co­lo­ca­do me­ta­cri­la­to pa­ra re­lle­nar los glú­teos y tal co­mo de­nun­ció ella en la jus­ti­cia, esa sus­tan­cia tó­xi­ca le ha­bría pro­vo­ca­do in­su­fi­cien­cia re­nal, hi­per­cal­ce­mia y ele­va­dos va­lo­res de ke­ra­ti­ni­na.

Lue­go de ca­si tres me­ses de re­la­ción en­tre Silvina y “El Po­la­co”, lo que em­pe­zó co­mo un ro­man­ce de ve­rano ter­mi­nó por con­so­li­dar­se en sus pri­me­ras va­ca­cio­nes jun­tos. Muy uni­dos y enamo­ra­dos se mos­tra­ron cer­ca de las 20 ho­ras del mis­mo lu­nes cuan­do ella fue da­da de al­ta. “Re­pi­to que só­lo fue un sus­to y que es­toy muy fe­liz… Es el amor de mi vi­da y nos com­pro­me­ti­mos en Las Ve­gas”, coin­ci­die­ron en re­afir­mar el amor que los sor­pren­dió es­te ve­rano. Mien­tras él bro­mea­ba pre­gun­tán­do­le si se iban a ca­sar en los pró­xi­mos me­ses. Con las mis­mas va­li­jas que esa ma­ña­na ha­bían des­em­bar­ca­do en Ezei­za, la pa­re­ja aban­do­nó el sa­na­to­rio. El di­fí­cil epi­so­dio que su­frió la mo­de­lo en su via­je pa­re­ce ha­ber for­ta­le­ci­do la unión ya que “El Po­la­co” no se ale­jó de su la­do en nin­gún mo­men­to y de­jó sus com­pro­mi­sos pa­ra acom­pa­ñar­la. Hoy Lu­na se re­fu­gia en el amor de Eze­quiel que, en es­ta nueva com­pli­ca­ción de sa­lud, re­sul­tó un pi­lar fun­da­men­tal en su vi­da.

Más relajados y son­rien­tes, Silvina y “El Po­la­co” bro­mea­ron so­bre una fu­tu­ra bo­da y se be­sa­ron con pa­sión. Di­je­ron que se com­pro­me­tie­ron en Las Ve­gas y ase­gu­ra­ron que pron­to re­to­ma­rán sus in­te­rrum­pi­das va­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.