Mio­pía: un mal en cre­ci­mien­to

Ca­da vez son más los jó­ve­nes que tie­nen mio­pía, de­fec­to de la visión que no per­mi­te ver los ob­je­tos le­ja­nos cla­ra­men­te, pe­ro sí los cer­ca­nos. Y los es­pe­cia­lis­tas se­ña­lan al en­torno co­mo el gran res­pon­sa­ble.

Caras - - SALUD - Dr. Ni­co­lás Fer­nán­dez Mei­ji­de, Je­fe de sec­ción Cór­nea y Re­frac­ti­va, Of­tal­mo­lo­gía del Hos­pi­tal Ita­liano.

Si bien el ori­gen de la mio­pía es mul­ti­fac­to­rial y es­te au­men­to en la pre­va­len­cia es con­tro­ver­sial, ca­da vez más se es­tá se­ña­lan­do que el en­torno es­tá ju­gan­do un rol más im­por­tan­te por los cam­bios de há­bi­tos. Más aún, en al­gu­nos es­tu­dios se ha po­di­do de­mos­trar que el au­men­to en el tiem­po al ai­re li­bre pue­de re­du­cir la can­ti­dad de ni­ños que ha­cen el lla­ma­do “shift” mió­pi­co, y que in­clu­so los ya mio­pes au­men­tan en me­nor gra­do su mio­pía con el tiem­po. En es­tu­dios rea­li­za­dos es­pe­cial­men­te en na­cio­nes asiá­ti­cas, en don­de se han se­gui­do gran­des po­bla­cio­nes, se ha ob­ser­va­do es­ta ten­den­cia, que es­tá re­la­cio­na­da con el uso de pan­ta­llas LED y las po­cas ho­ras que se des­ti­nan al ai­re li­bre. In­clu­so, en al­gu­nos paí­ses se ha su­ge­ri­do que las au­las, en las que los alum­nos pa­san bue­na can­ti­dad de ho­ras al día, sean con luz na­tu­ral, y no ar­ti­fi­cial, de ma­ne­ra de con­tra­rres­tar es­te efec­to. La can­ti­dad de afec­ta­dos cre­ció ve­loz­men­te. Ac­tual­men­te, la mi­tad de los ado­les­cen­tes y jó­ve­nes adul­tos de los Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa tie­nen al­gún gra­do de mio­pía, en tan­to que en paí­ses co­mo Tai­wán, Sin­ga­pur o Co­rea del Sur, la ci­fra lle­ga al 70 por cien­to. La cons­tan­te ex­po­si­ción a las pan­ta­llas de smartp­ho­nes, ta­blets, te­le­vi­so­res y compu­tado­ras per­so­na­les in­ci­de sin lu­gar a du­das. En los úl­ti­mos años, las con­sul­tas por mio­pía cre­cie­ron en­tre 25 y 30 por cien­to y se es­tán tra­tan­do pa­cien­tes ca­da vez más jó­ve­nes. De he­cho, se­gún un re­cien­te in­for­me del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Sa­lud y Se­gu­ri­dad La­bo­ral de los Es­ta­dos Uni­dos, el 90 por cien­to de las per­so­nas que pa­san más de tres ho­ras al día uti­li­zan­do dis­po­si­ti­vos tec­no­ló­gi­cos desa­rro­llan un sín­dro­me de fa­ti­ga visual. Es­te da­ño es aún ma­yor en­tre los más jó­ve­nes. Pa­ra el año 2020, más del 30 por cien­to de los ni­ños y ado­les­cen­tes ten­drá al­gún gra­do de mio­pía de­bi­do al abu­so de es­tas tec­no­lo­gías. Se­gún el gra­do de mio­pía, el of­tal­mó­lo­go de­ter­mi­na cuál es el me­jor tra­ta­mien­to a se­guir. En al­gu­nos ca­sos se acon­se­ja la co­rrec­ción óp­ti­ca con an­te­ojos o len­tes de con­tac­to mien­tras que en otros se re­co­mien­da la ci­ru­gía co­rrec­ti­va con lá­ser. Se re­co­mien­da rea­li­zar un con­trol of­tal­mo­ló­gi­co anual. Y co­mo pre­ven­ción se su­gie­re pa­sar me­nos tiem­po en­ce­rra­do fren­te a una pan­ta­lla y más al ai­re li­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.