ZO­DÍA­CO

Re­la­cio­nes pe­li­gro­sas

Caras - - REVELACION­ES -

Más allá del desafío in­trín­se­co que su­po­ne en­con­trar­se con otro, co­no­cer, dis­fru­tar y tra­tar de des­en­tra­ñar la com­ple­ji­dad del víncu­lo, el Zo­día­co pue­de ser una guía in­tere­san­te pa­ra te­ner en cuen­ta a la ho­ra de ver la re­la­ción en­tre los sig­nos. Pa­ra el ca­so de Cán­cer la pers­pec­ti­va se mues­tra de es­ta ma­ne­ra: con al­guien de su mis­mo signo hay un com­pro­mi­so muy fuer­te en el plano de lo es­té­ti­co y de la ima­gi­na­ción, son lea­les y ho­nes­tos y eso ha­ce que sea una ex­ce­len­te pla­ta­for­ma pa­ra so­cie­da­des de ti­po co­mer­cial. Con Leo: a pe­sar de las di­fe­ren­cias se atraen mu­tua­men­te y pue­den lo­grar una pa­re­ja in­ten­sa y di­ver­ti­da. Con Vir­go: in­tui­ción y aná­li­sis ex­haus­ti­vo, dos ta­len­tos con­tra­pues­tos que pue­den sa­car­se chis­pas de ero­tis­mo. Con Li­bra: si lo­gran en­con­trar una vía en la que ca­da uno pue­da ma­ni­fes­tar­se sin pre­jui­cios po­drían in­ten­tar­lo; con Es­cor­pio: los dos per­te­ne­cen al ele­men­to Agua y a pe­sar de las di­fe­ren­cias de ca­rác­ter tan ex­pues­tas, uno es más ín­ti­mo y el otro de so­cia­bi­li­dad más li­ge­ra se com­pren­den per­fec­ta­men­te y pue­den in­tuir­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.