“SOY UN HOM­BRE FE­MI­NIS­TA, MUY FE­LIZ Y ENAMO­RA­DO”

ES­TE­BAN LA­MOT­HE, EN SU VERSION MAS ROMANTICA

Caras - - REVELACION­ES - Por Kary Ló­pez

Te­nía pla­nea­do no ha­cer te­le­vi­sión es­te año, pe­ro a Es­te­ban La­mot­he (41) lo ten­ta­ron pa­ra ser par­te de “El Mar­gi­nal II” y en­ton­ces la ofer­ta fue im­po­si­ble de re­cha­zar. “Es que ya era fan de la his­to­ria”, di­ce el ac­tor que vie­ne de un 2017 in­ten­so, que in­clu­ye un Mar­tin Fie­rro por “Las Es­tre­llas”, la exi­to­sa fic­ción de Polk-Ka que terminó por po­si­cio­nar­lo co­mo uno de los ac­to­res más con­vo­ca­dos del pri­me ti­me. “Ha­bía tra­ba­ja­do con Se­bas­tián (Or­te­ga)y Pa­blo Cu­lell en Un­der­ground y que­dé muy con­ten­to con ellos. No ha­bía me­jor pro­yec­to que és­te pa­ra vol­ver. No me lo po­día per­der. Sa­cri­fi­qué las va­ca­cio­nes, por­que las gra­ba­cio­nes fue­ron du­ran­te el ve­rano”, de­ta­lla a CA­RAS La­mot­he, quien se dis­cul­pa por­que una con­jun­ti­vi­tis lo obli­ga a po­sar con an­teo­jos de sol.

En la fic­ción car­ce­la­ria, el ac­tor in­ter­pre­ta a un mé­di­co, “Patricio”. “Lo que más me gus­tó fue tra­ba­jar con los ac­to­res que tu­ve al la­do, apren­der de ellos. Mi per­so­na­je no es un mar­gi­nal, no es un reo. Es un hom­bre co­mún que cae pre­so de ma­ne­ra in­jus­ta en­tre comillas. Den­tro de la cár­cel va a te­ner que ha­cer alian­zas pa­ra so­bre­vi­vir”, cuen­ta Es­te­ban so­bre su per­so­na­je en “El Mar­gi­nal II. La pre­cue­la”, que fue di­ri­gi­da por Adrián Cae­tano, pro­du­ci­da por Un­der­ground y la TV Pú­bli­ca y cu­ya pri­me­ra tem­po­ra­da fue galardonad­a con el Pre­mio Pla­tino a me­jor mi­ni­se­rie ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, ade­más del Mar­tín Fie­rro de Oro.

“Fil­mar en la ex cár­cel de Ca­se­ros tu­vo una mís­ti­ca es­pe­cial. No es­ta­mos acos­tum­bra­dos los ac­to­res a lo­ca­cio­nes tan reales. Fue im­por­tan­te, ins­pi­ra­dor y muy fuer­te, y al mis­mo tiem­po una gra­ba­ción her­mo­sa y con mu­cho ca­lor. Nos salvó el com­pa­ñe­ris­mo, eso fue cla­ve”, agre­ga La­mot­he, muy que­ri­do por su bue­na on­da con los com­pa­ñe­ros de elen­co. “Me gus­ta jo­der, ha­cer bro­mas y

di­ver­tir­me. Soy un ac­tor al que le gus­ta pa­sar­la bien, nun­ca su­frir. Siem­pre ge­ne­ro es­pa­cios pa­ra el humor y la ca­ma­ra­de­ría”, afir­ma el ac­tor de Ameg­hino, pue­blo don­de cre­ció y has­ta tu­vo, jun­to a sus her­ma­nos, un ban­da de rock. Y es que La­mot­he, uno de los cu­ra­do­res, tam­bién jun­to a sus fa­mi­lia­res, del “Ru­cho­fest”—fes­ti­val de hip hop, rock y pop in­die que ya tu­vo 11 edi­cio­nes—un día de­jó el ba­jo pa­ra de­di­car­se de lleno a la ac­tua­ción.

“Aho­ra es­toy con un pro­yec­to pa­ra Te­le­fe, con Ca­lu Ri­ve­ro y Fe­de­ri­co Ama­dor, que va a sa­lir es­te año o el que vie­ne, no se sa­be. Y es­toy con­ten­to por­que por pri­me­ra vez ha­go de vi­llano, al­go que me di­vier­te mu­chí­si­mo. Va­mos a gra­bar has­ta di­ciem­bre, son 80 ca­pí­tu­los, así que por el mo­men­to si­go con la ti­ra. ¡Hay que pa­gar los im­pues­tos!”, agre­ga con humor Es­te­ban, quien ya se ha­bía ma­ni­fes­ta­do en fa­vor del abor­to le­gal, pe­ro que se­ma­nas atrás sor­pren­dió con una muy en­cen­di­da de­fen­sa de las mu­je­res que han su­fri­do aco­so y de­sigual­dad.

“Soy un hom­bre fe­mi­nis­ta, por­que apoyo y es­toy to­tal­men­te a fa­vor de las mu­je­res en su re­cla­mo por la igual­dad de de­re­chos. Creo que han si­do muy mal­tra­ta­das por los hom­bres y pues­tas en se­gun­do plano. En­tien­do que las mu­je­res es­tén enoja­das, yo lo es­toy sin ser mu­jer. Si lo fue­ra, sal­dría a la ca­lle co­mo ellas. Y lo me­nos que pue­do ha­cer es en­ten­der, com­pren­der y ayu­dar des­de mi lu­gar en la so­cie­dad a que el fe­mi­nis­mo se im­pon­ga y se ter­mi­ne el pa­triar­ca­do de una pu­ta vez. Que las mu­je­res de­jen de te­ner des­ven­ta­jas so­cia­les, eco­nó­mi­cas, afec­ti­vas o se­xua­les. Que de­jen de ser ma­no­sea­das, vio­la­das y apo­ya­das en los co­lec­ti­vos. Y que de­jen de pa­sar esos pro­gra­mas de TV don­de son mos­tra­das co­mo ob­je­tos”, di­ce La­mot­he con fir­me­za, sin que su ad­he­sión im­pli­que ser so­bre­pro­tec­tor con sus mu­je­res. “Creo que ellas sa­ben de­fen­der­se so­las. Me gus­ta acom­pa­ñar a la mu­jer que ten­go al la­do, pe-

ro ella de­be­ría po­der em­po­de­rar­se. El ma­chis­mo es­tá en to­dos la­dos, pe­ro lo bueno es que las co­sas es­tán cam­bia­do”, di­ce.

En pa­re­ja des­de ha­ce nue­ve me­ses con la actriz Ka­tia Szecht­man (28), a quien de­di­có posteos en su cuen­ta de Ins­ta­gram, ade­más de la es­ta­tui­lla de Ap­tra que en ju­nio de es­te año ob­tu­vo co­mo Me­jor Ac­tor en fic­ción dia­ria, Es­te­ban tam­bién se re­co­no­ce co­mo un hom­bre ro­mán­ti­co. “Sí, lo soy. Me gus­ta el amor. Con ella es­toy muy bien, tran­qui­lo, ale­ja­do de cual­quier rui­do me­diá­ti­co. Es­toy con­ten­to, enamo­ra­do y fe­liz. En­con­tré una bue­na com­pa­ñe­ra. Me lle­vo bien con ella. Es­toy muy pen­dien­te de las per­so­nas que me ro­dean. Siem­pre es im­por­tan­te es­tar bien acom­pa­ña­do”, con­fie­sa el ac­tor, pa­pá de Luis Er­nes­to (5), el ni­ño que tu­vo con su ex, Ju­lie­ta Zyl­ber­berg (34). “¿Si ayu­da com­par­tir la mis­ma pro­fe­sión que tu pa­re­ja? De­pen­de. No siem­pre en­tre ac­to­res uno se com­pren­de.No es ga­ran­tía de na­da. Por el mo­men­to no­so­tros vi­vi­mos nues­tra his­to­ria re­la­ja­dos, con tran­qui­li­dad. La con­vi­ven­cia no lle­gó por aho­ra.”

Pa­dre se­pa­ra­do, La­mot­he tam­bién se re­fi­rió al víncu­lo que reinventó con su hijo: “Es la ac­ti­vi­dad que más dis­fru­to, es­tar con él, y las más im­por­tan­te de mi vi­da. Vi­vo por y pa­ra Luis. Re­cién aho­ra en­tien­de de que tra­ba­jan sus pa­dres. No le gus­ta que me sa­lu­den en la ca­lle o me pi­dan una fo­to”, afir­ma La­mot­he, quien tie­ne en­tre sus pen­dien­tes, di­ri­gir su pri­me­ra pe­lí­cu­la y vol­ver a tra­ba­jar con el di­rec­tor San­tia­go Mi­tre. Y, tam­bién, de­jar de fu­mar. “Lo ha­go, pe­ro vuel­vo ca­da quin­ce días. No fu­mo des­de ha­ce seis días”, con­clu­ye.

La­mot­he es uno de los ac­to­res más con­vo­ca­dos pa­ra el pri­me­ti­me. De­jó el ba­jo pa­ra ser ac­tor y hoy di­ri­ge vi­deos de ban­das in­dies, co­mo la de sus her­ma­nos. Tam­bien pre­pa­ra su de­but co­mo di­rec­tor de ci­ne.

En “El Mar­gi­nal II”, el ac­tor in­ter­pre­ta a Patricio, un mé­di­co que cae pre­so y de­be­rá te­jer alian­zas pa­ra so­bre­vi­vir. Pa­pá de Luis, el ni­ño de cin­co años que tu­vo con su ex, Ju­lie­ta Zyl­ber­berg, di­ce es­tar muy bien con su no­via actriz, Ka­tia Szecht­man, y ale­ja­do del rui­do me­diá­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.