“ME GUS­TA JUGARMELA POR AMOR”

JU­LIE­TA NAIR CAL­VO, BE­LLA Y DESAFIAN­TE

Caras - - FOCO - Por Sa­bri­na Ga­lan­te (Pro­duc­ción: Sol Mi­ran­da)

La actriz que bri­lla en el mu­si­cal “Ala­dín, Se­rá Ge­nial” y sor­pren­de en “El Lo­bis­ta” por El Tre­ce y TNT, de­ve­la que es­tá en pa­re­ja pe­ro ja­más con­vi­vió con al­guien.

En su úl­ti­ma co­ne­xión de What­sapp, den­tro del gru­po re­cien­te­men­te crea­do con sus com­pa­ñe­ros de elen­co en “Ala­dín, Se­rá Ge­nial”, Ju­lie­ta Nair Cal­vo (29) com­par­te una fra­se que, ase­gu­ra, en­cie­rra el es­pí­ri­tu de her­man­dad ges­ta­do con sus pa­res en el es­ce­na­rio. “Las per­so­nas que vi­bran con la mis­ma fre­cuen­cia vi­bran la una ha­cia la otra”, re­za el men­sa­je que la dúc­til actriz que in­ter­pre­ta a una no­ble prin­ce­sa en el me­ga­mu­si­cal del Gran Rex, con do­ble fun­ción de mar­tes a do­min­go, ex­tra­jo de al­gún tex­to que no pue­de re­cor­dar el au­tor. “Me pa­re­ció lin­do ya que no­so­tros sen­ti­mos al­go muy es­pe­cial en es­te equi­po que se for­mó. Siem­pre me gus­tó es­tar le­yen­do có­mo nos in­fie­re la astrología en la vi­da y has­ta pen­sé el año pa­sa­do, jun­to a Ce­les­te Cid cuan­do ha­cía­mos “Las Es­tre­llas”, ha­cer un curso con una as­tró­lo­ga que fi­nal­men­te no se dio. Aun­que ya lo ha­re­mos”, co­men­ta mien­tras sua­vi­za las cuer­das vo­ca­les con un té de jen­gi­bre re­cién he­cho. Li­bre de ma­ke-up y con un im­pro­vi­sa­do ro­de­te que des­pe­ja su ar­mo­nio­so ros­tro, Cal­vo re­co­no­ce el des­or­den en su ca­ma­rín don­de abun­dan co­lo­ri­dos ac­ce­so­rios de fan­ta­sía, su in­fal­ta­ble equi­po de mate y un con­jun­to de es­tri­den­tes ves­ti­dos de en­sue­ño que des­can­san en su guar­da­ro­pas. “Lle­go an­tes pa­ra vo­ca­li­zar y elon­gar tran­qui­la. Co­mo el ma­qui­lla­je y pei­na­do lle­va bas­tan­te tiem­po, ade­más de los mi­cró­fo­nos y ar­ne­ses por los vue­los, hay to­da una mo­vi­da que pre­fie­ro no ha­cer­la apu­ra­da pa­ra dis­fru­tar”, ar­gu­men­ta la ex chi­ca Dis­ney que to­da­vía se sor­pren­de al ver su ima­gen mul­ti­pli­ca­da en pro­duc­tos de mer­chan­di­sing co­mo ta­zas, lla­ve­ros, ban­de­ri­nes y“has­ta en al­moha­do­nes”. Ple­na con su pre­sen­te ar­tís­ti­co, al fren­te de un es­pec­tácu­lo que “no tie­ne na­da que en­vi­diar­le a Broad­way” y que la obli­gó a re­for­zar su en­tre­na­mien­to fun­cio­nal con ejer­ci­cios ae­ró­bi­cos ya que “es un des­gas­te muy gran­de tan­to fí­si­co co­mo vo­cal” , re­co­no­ce aque­lla mi­ra­da ge­nui­na que le de­vuel­ven los ni­ños que la es­pe­ran a dia­rio a la sa­li­da del mí­ti­co tea­tro. “Ree­con­trar­me con esos ne­nes me emo­cio­na por­que de al­gu­nos, que eran chi­qui­tos y aho­ra soy más gran­des, to­da­vía me acuer­do”, cer­cio­ra con or­gu­llo. Res­tan por lo me­nos tres ho­ras pa­ra sa­lir a es­ce­na y en es­te “break” don­de re­ci­be a CA­RAS an­tes de al­mor­zar, Ju­lie­ta (que lu­ce un pan­ta­lón ox­ford prín­ci­pe de ga­les que com­bi­na con so­brio swea­ter ne­gro “por­que hoy sa­li­mos des­pués de la fun­ción”) deja asen­ta­do que la mo­da no la re­pre­sen­ta ya que prio­ri­za la co­mo­di­dad al ves­tir.“Fer (Den­te) siem­pre me car­ga por­que ven­go de jog­gi­ne­ta y bu­zo gi­gan­te. Gas­to más di­ne­ro en mi ca­ra que en la ro­pa por­que sien­to que es don­de de ver­dad hay que in­ver­tir. Ten­go las mil y una cre­mas. Y por mi ti­po de piel tan de­li­ca­da, que se­gún mi der­ma­tó­lo­ga es ca­si de be­bé, to­do me ge­ne­ra pun­to ne­gro, ro­sá­cea o me irri­ta, ten­go que cui­dar­la más de lo nor­mal. Dos ve­ces a la se­ma­na re­li­gio­sa­men­te me ha­go una ex­fo­lia­ción pa­ra eli­mi­nar cé­lu­las muer­tas y por su­pues­to, man­ten­go mi gran se­cre­to de belleza: el gel hi­dra­tan­te que guar­do en la he­la­de­ra du­ran­te to­da la no­che y me lo pon­go bien frío a la ma­ña­na pa­ra desin­char las oje­ras y los pár­pa­dos”, de­ve­la la com­ple­ta ar­tis­ta sur­gi­da del Reality de jó­ve­nes ta­len­tos “Ge­ne­ra­ción Pop”. Ver­sá­til y só­li­da en su ca­rac­te­ri­za­ción de Lour­des In­zi­llo, la au­daz fo­tó­gra­fa que man­tie­ne una apa­sio­na­da his­to­ria de amor con Ro­dri­go de La Ser­na en “El Lo­bis­ta”, se de­fi­ne “muy bien acom­pa­ña­da”, re­for­zan­do las ver­sio­nes que la vin­cu­lan al em­pre­sa­rio mar­pla­ten­se Oc­ta­vio Vi­lle­lla (32) a quien ha­bría co­no­ci­do en sus

“No soy ro­mán­ti­ca ni re­cuer­do fe­chas. Ca­da pa­re­ja tie­ne sus re­glas y crea sus pro­pios có­di­gos. En el amor eli­jo ir al fren­te”

“Gas­to más di­ne­ro en mi ca­ra que en la ro­pa por­que sien­to que es don­de en se­rio hay que in­ver­tir ya que te­ne­mos una so­la”.

úl­ti­mas va­ca­cio­nes a Nue­va York. “A mis 29, me gus­ta y eli­jo ju­gár­me­la por amor, voy al fren­te por­que el amor es lo más lin­do que hay y en­ton­ces hay que de­mos­trar­lo. Qui­zás no soy tan ro­mán­ti­ca por­que no re­cuer­do las fe­chas y no es­cri­bo poe­mas ni can­cio­nes. Y tam­po­co lo ne­ce­si­to de la otra par­te, me gus­tar que sean aten­tos con­mi­go y la aten­ción no es lo mis­mo que el ro­man­ti­cis­mo. Ca­da pa­re­ja es dis­tin­ta y elige sus pro­pios có­di­gos y sus re­glas”, asu­me con una ma­du­rez que se con­di­ce con su in­de­pen­den­cia. “Vi­vo so­la des­de los 18 y nun­ca con­vi­ví con un hom­bre. To­da­vía no sucedió y se­rá cuan­do ten­ga que ser. Lo úni­co que me ate­mo­ri­za es ser un po­co hin­cha con mis ma­nias de la ca­sa, por ejem­plo: la ca­ma tie­ne que es­tar re­cién he­cha cuan­do sal­go y an­tes de ir­me a dor­mir. Si veo una mi­ga en las sá­ba­nas o los pla­tos su­cios al día si­guien­te me des­com­pen­so”, en­fa­ti­za so­bre sus TOC. Ro­zan­do las tres dé­ca­das, Cal­vo se au­to­pro­cla­ma ami­ga del pa­so del tiem­po ya que com­ba­tir­lo lo con­si­de­ra una ba­ta­lla per­di­da.“Soy tan col­ga­da que has­ta a ve­ces me ol­vi­do mi edad. No le te­mo a los 30 ni me pe­sa en ab­so­lu­to por­que me sien­to siem­pre igual. Pien­so que las arru­gas ha­blan y son par­te de la ex­pre­sión, ha­bla de la ex­pe­rien­cia y tie­nen vi­da. Y si apa­re­cen, o si ya es­tán, se­rán bien­ve­ni­das. Celulitis ten­go, co­mo el 90 por cien­to de las mu­je­res y en mi ca­so es por ma­la cir­cu­la­ción. De a po­co es­toy en­ten­dien­do que así es el cuer­po y ha­cién­do­me ami­ga. Ob­via­men­te en las re­des to­dos que­re­mos mos­trar una ima­gen lin­da y lo me­jor de uno pe­ro ce­le­bro que si las te-

ne­mos, las te­ne­mos”, ex­po­ne. Pro­me­dian­do el me­dio­día, la ex co­ci­ne­ra de “Las Es­tre­llas” —el éxi­to del 2017— ad­vier­te que le que­dan cin­co mi­nu­tos, tiem­po su­fi­cien­te pa­ra so­bre­vo­lar en de­ta­lles de su nue­vo rol en “Mi her­mano es un Clon” la nue­va ti­ra de Pol-ka en la que com­par­ti­rá car­tel con Ni­co­lás Ca­bré, Gi­me­na Ac­car­di y Flor Vig­na. “Con es­te per­so­na­je, que se lla­ma­rá Re­na­ta, voy a po­der mos­trar una fa­ce­ta dis­tin­ta y eso me tie­ne real­men­te en­tu­sias­ma­da. No co­noz­co a ca­si na­die del elen­co y es to­do nue­vo pa­ra mí, co­mo fue el año pa­sa­do. Real­men­te soy una agra­de­ci­da de que me si­gan dan­do opor­tu­ni­da­des en Pol-ka pa­ra cre­cer”, acre­di­ta con el mis­mo en­tu­sias­mo de quien a sus cua­tro años, tras de­bu­tar en Pu­bli­ci­dad, se dis­fra­za­ba “de cual­quier co­sa” pa­ra re­pre­sen­tar di­ver­sos per­so­na­jes a mo­do de juego. “Y has­ta el día de hoy lo si­gue sien­do”, ava­la la oriun­da de Quil­mes cu­ya ni­ña in­te­rior per­ma­ne­ce in­tac­ta.

A los 29 años, can­ta, bai­la y ac­túa con ver­sa­ti­li­dad. Ex chi­ca Dis­ney, di­ce que re­econ­trar­se con el pú­bli­co in­fan­til la emo­cio­na. Su­mó a su ru­ti­na de Fun­cio­nal Gym ejer­ci­cios ae­ró­bi­cos pa­ra una ma­yor re­sis­ten­cia fí­si­ca so­bre el es­ce­na­rio.

Con un co­ne­jo de mas­co­ta, vi­ve so­la des­de los 18 y no le ate­mo­ri­za cum­plir los 30. Sus tips de belleza son un gel hi­dra­tan­te que con­ser­va to­da la no­che en la he­la­de­ra y una ex­fo­lia­ción de ros­tro dos ve­ces por se­ma­na. Ad­mi­ra a Be­yon­cé y Jus­tin Tim­ber­la­ke.

Tres ho­ras an­tes de ca­da fun­ción en el Gran Rex, en la que vue­la en al­fom­bra má­gi­ca jun­to a Fer­nan­do Den­te, Ju­lie­ta vo­ca­li­za y elon­ga. Des­ta­ca la hu­mil­dad de Ro­dri­go De La Ser­na du­ran­te el set.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.