JARDINERA FAS­HION

MELANIA CON PA­LA Y STI­LET­TOS

Caras - - FOCO -

Fiel a su es­ti­lo os­ten­to­so, Melania Trump (47) se pre­pa­ró es­pe­cial­men­te pa­ra pro­ta­go­ni­zar uno de los even­tos más so­cia­bles de los que se vi­ven en la Ca­sa Blan­ca. Le­jos de su ma­ri­do Do­nald Trump (72) y de los com­pli­ca­dos pro­ble­mas de es­ta­do, la ex mo­de­lo es­lo­ve­na na­cio­na­li­za­da es­ta­dou­ni­den­se de­ci­dió cum­plir con una de las vie­jas tra­di­cio­nes a las que hi­cie­ron honor ca­da una de las ex Pri­me­ras Da­mas en los úl­ti­mos años. Acom­pa­ña­da por Ri­chard Gat­chell Jr., nie­to de la quin­ta ge­ne­ra­ción del ex pre­si­den­te Ja­mes Mon­roe, Melania se dis­pu­so a plan­tar un ár­bol en los jar­di­nes que ro­dean la em­ble­má­ti­ca man­sión de Whas­hing­ton. Y pa­ra cum­plir con su función eli­gió un out­fit de su guar­da­rro­pas. Una lar­ga fal­da flo­rea­da de Va­len­tino, cu­yo cos­to al­can­za los 4 mil dó­la­res, que acom­pa­ñó con una re­me­ra sin man­gas en ro­sa y unos sti­let­tos de 12 cen­tí­me­tros, en el mis­mo tono, de Ch­ris­tian Lou­bou­tin, de un va­lor su­pe­rior a los mil dó­la­res. Más los ac­ce­so­rios y las jo­yas que com­ple­ta­ron su look en una ci­fra que su­peró los 6 mil dó­la­res. Des­pués de re­ci­bir los pi­ro­pos de sus más cer­ca­nos asis­ten­tes, Melania en­ca­ró la más di­fí­cil ex­pe­rien­cia que fue ca­mi­nar sobre el cés­ped y la hú­me­da tie­rra del jar­dín de la man­sión pre­si­den­cial. Con la pe­sa­da pa­la en sus ma­nos y tra­tan­do de man­te­ner el equi­li­brio mien­tras sus ta­cos se hun­dían en el te­rreno, plan­tar el es­que­je del ro­ble Ei­sen­ho­wer ori­gi­nal le re­sul­tó una de las ta­reas más com­pli­ca­das de su pa­pel de Primera Da­ma. “Pa­ra Melania la mo­da es una for­ma de de­cir las co­sas que Trump no le per­mi­te ex­pre­sar. Tam­bién es su ma­ne­ra de os­ten­tar be­lle­za y de pro­vo­car per­ma­nen­te­men­te. Ella cas­ti­ga a su ma­ri­do a tra­vés de su ro­pa”, con­fe­só Oma­ro­sa Mni­gault-New­man, una ex ase­so­ra de la Ca­sa Blan­ca.

Con una fal­da flo­rea­da de Va­len­tino, de 4 mil dó­la­res, y ta­cos de Lou­bou­tin, de 12 cen­tí­me­tros que se hun­dían en la tie­rra (cu­yo cos­to su­pera los mil dó­la­res), la Primera Da­ma de los Es­ta­dos Uni­dos, plan­tó un ár­bol en los jar­di­nes de la Ca­sa Blan­ca, in­ten­tan­do no per­der el equi­li­brio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.