LOS SIG­NOS

Or­de­na­dos se­gún el gra­do de in­fluen­cia cós­mi­ca que pre­sen­tan en la se­ma­na

Caras - - REVELACIONES -

CANCER (22-6 – 22-7): Jor­na­das in­me­jo­ra­bles en las que las de­ci­sio­nes que to­ma lo acer­can a esas co­sas por las que vie­ne ba­ta­llan­do, su vi­ta­li­dad con­ta­gia y pro­vo­ca ad­mi­ra­ción en el en­torno. Ro­man­ti­cis­mo en al­za.

GEMINIS (22-5 – 21-6): Gran ini­cio de se­ma­na en el que la me­jor pers­pec­ti­va la tie­ne el plano de los afec­tos, ami­gos, fa­mi­lia y pa­re­ja es­tán de pa­ra­bie­nes y nu­tren el es­pí­ri­tu ge­mi­ni­ano con lo me­jor. Acier­tos en lo so­cial.

ACUARIO (21-1 – 19-2): El trán­si­to lu­nar pro­po­ne mo­men­tos de ver­da­de­ro acer­ca­mien­to en el plano afec­ti­vo, no te­ma a to­mar la ini­cia­ti­va y de­mos­trar qué sien­te. No­ta­ble for­ta­le­ci­mien­to del op­ti­mis­mo.

TAURO (21-4 – 21-5): Es ne­ce­sa­rio sa­ber que la pa­la­bra pre­ci­sa es un ar­ma de efec­ti­vi­dad única, pres­te aten­ción a lo que di­ce y po­dría sor­pren­der­se gra­ta­men­te. Bue­na se­ma­na, ale­gría y con­cor­dia fa­mi­liar.

LEO (23-7-22-8): No­ta­ble vi­ta­li­dad y jor­na­das es­ti­mu­lan­tes, los fe­li­nos ce­les­tes co­se­chan la bue­na siem­bra en la que se com­pro­me­tie­ron. Evi­te a los con­fu­sos y dis­tién­da­se con los ami­gos, ale­gría y con­fort.

VIRGO (23-8 – 22-9): La im­pe­ca­ble re­so­lu­ción de con­flic­tos me­no­res re­nue­va el en­tu­sias­mo y lo po­ne al fren­te de sus más osa­das avan­za­das. La jor­na­da del 7 es fa­vo­ra­ble pa­ra la fir­ma de acuer­dos y con­tra­tos.

SAGITARIO (23-11 – 21-12): El trán­si­to lu­nar ali­via las cues­tio­nes fa­mi­lia­res menos li­ge­ras y ofre­ce opor­tu­ni­da­des co­mer­cia­les que de­pen­de de us­ted apro­ve­char. Una ex­ce­len­te de­ci­sión en el plano sen­ti­men­tal ale­ja fan­tas­mas.

ES­COR­PIO (2-10 – 22-11): La Lu­na, en un signo fa­vo­ra­ble, me­jo­ra el tem­ple de es­pí­ri­tu y re­to­ma sus me­jo­res apues­tas con con­fian­za. La pa­cien­cia es una he­rra­mien­ta des­lum­bran­te, re­cu­rra a ella y triun­fa­rá.

CAPRICORNIO (22-12 – 20-1): Los días del co­mien­zo de la se­ma­na no son apro­pia­dos pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, es me­jor ob­ser­var có­mo se desen­vuel­ven las co­sas y to­mar de­bi­da cuen­ta. Me­jo­ran la sa­lud y el áni­mo.

ARIES (21-3 – 20-4): Evi­te las dis­cu­sio­nes sin sen­ti­do y lo­gra­rá su­pe­rar es­co­llos que pa­re­cían im­po­ner­se; el amor mues­tra un ho­ri­zon­te ge­ne­ro­so y lleno de nue­vas es­ti­mu­lan­tes. Re­cuer­de qué es lo que de ver­dad le importa.

LIBRA (23-9 – 22-10): Se re­fuer­zan las ga­nas y el en­tu­sias­mo, es el mo­men­to de arre­me­ter en aque­llas co­sas que vie­ne pos­ter­gan­do. Ve­nus de­rra­ma sus mie­les, me­jo­ra el ca­rác­ter y quie­nes con­vi­ven con us­ted dan cuen­ta de eso.

PISCIS (20-2 – 20-3): Se im­po­ne un ex­haus­ti­vo con­trol de lo que le pro­po­nen, evi­te dis­gus­tos y eli­ja lo más só­li­do. Des­pués de mo­men­to de in­cer­ti­dum­bre se di­si­pa el ma­les­tar en el ám­bi­to sen­ti­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.