MANJARES DEL FIN DEL MUN­DO

USHUAIA IN­TEN­SA PA­RA DESPEDIR EL IN­VIERNO

Caras - - REVELACIONES -

Pro­pues­tas in­ten­sas y sa­bo­res ex­clu­si­vos co­mo la cen­to­lla, mer­lu­za ne­gra o el cor­de­ro. Pla­tos in­sig­nia de la co­ci­na fue­gui­na, pa­ra de­gus­tar y dis­fru­tar fren­te al mar, len­gas y mon­ta­ñas con mu­cha nie­ve.

Una es­ca­pa­da en sep­tiem­bre a la ciu­dad más aus­tral del con­ti­nen­te es un pro­gra­ma re­don­do. Aún que­da mu­cha nie­ve pa­ra se­guir dis­fru­tan­do a pleno lo que que­da de es­ta tem­po­ra­da y hay mu­chas pro­pues­tas pa­ra ha­cer en fa­mi­lia. En­tre clá­si­cos pro­gra­mas pa­ra vi­si­tar, co­mo el Par­que Na­cio­nal de Tie­rra del Fue­go, el cen­tro de es­quí, y por su­pues­to, dar­se el gus­to de pro­bar es­tos im­per­di­bles de la co­ci­na fue­gui­na.

La ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca co­mien­za con la em­ble­má­ti­ca cen­to­lla. Es­te plato se ofre­ce en mu­chos res­tau­ran­tes es­pe­cia­li­za­dos y en ca­sas de ma­ris­cos de Ushuaia. La mer­lu­za ne­gra, es con­si­de­ra una de las más re­fi­na­das ex­qui­si­te­ces de es­te mar, en­tre otros ma­ris­cos y pes­ca­dos que son un placer de sa­bo­res, co­mo me­ji­llo­nes, eri­zos con guar­ni­cio­nes de sa­li­cor­nias o es­pá­rra­gos de mar.

Pa­ra quie­nes quie­ran com­bi­nar es­ta aventura de sa­bo­res con ma­ris­cos o mo­lus­cos re­cién ex­traí­dos de mar, se pue­de lle­gar a Puerto Al­man­za. Es un tí­pi­co lu­gar de pes­ca­do­res y uno de los “Pue­blos Au­tén­ti­cos” de Ar­gen­ti­na a ori­llas del Ca­nal Bea­gle. Aquí es el pun­to de par­ti­da de la “ru­ta de la cen­to­lla”, don­de la ex­pe­rien­cia es un au­tén­ti­co “del mar a la me­sa”, pe­ro tam­bién don­de son fas­ci­nan­tes las historias de su en­torno de pes­ca­do­res, en­tre los que se en­cuen­tra la única mu­jer ca­pi­ta­na de bar­cos de pes­ca ar­te­sa­nal. Acá hay mu­chos pues­tos y res­tau­ran­tes don­de com­par­tir es­tos manjares del mar pa­ta­gó­ni­co, en un en­torno de bos­ques de len­gas, ni más ni menos don­de ter­mi­na el te­rri­to­rio con­ti­nen­tal.

Otro plato des­ta­ca­do en la co­ci­na de mon­ta­ña es el cor­de­ro fue­guino, en di­fe­ren­tes ti­pos de pre­pa­ra­ción o asa­do a la cruz. Y qué me­jor si es­ta de­li­cia se com­bi­na con la aventura en la nie­ve, don­de tam­bién se pue­den dis­fru­tar las cer­ve­zas ar­te­sa­na­les de Tie­rra del Fue­go. El Ce­rro Cas­tor tie­ne va­rios pun­tos gas­tro­nó­mi­cos don­de se fun­den au­tén­ti­cos sa­bo­res re­gio­na­les con la co­ci­na eu­ro­pea. Por cier­to, es­te cen­tro si­gue a pleno con una gran acu­mu­la­ción de nie­ve y pro­nos­ti­can que se­gui­rá así has­ta fi­nes de sep­tiem­bre. Hay mu­chas ac­ti­vi­da­des pa­ra ha­cer en fa­mi­lia, co­mo pa­ti­na­je sobre hielo en la pis­ta que fue no­ve­dad es­te año. Tam­bién es­cue­la de es­quí pa­ra chi­cos y guar­de­ría. En los pró­xi­mos días -del 18 al 23- se vie­nen los Jue­gos de In­vierno co­mo even­to des­ta­ca­do del mes, en­tre otras ac­ti­vi­da­des pa­ra dis­fru­tar los fi­nes de se­ma­na, co­mo tar­de de sol y mú­si­ca en el af­ter-ski en la ba­se del ce­rro. Si hay al­go de lo que no que­da du­da, es que pla­ce­res cu­li­na­rios y co­ci­na con iden­ti­dad son una ten­ta­do­ra ex­cu­sa pa­ra via­jar. En ese sen­ti­do Gus­ta­vo San­tos, Mi­nis­tro de Tu­ris­mo de Na­ción di­jo “bus­ca­mos re­va­lo­ri­zar la iden­ti­dad de las co­ci­nas de Ar­gen­ti­na, di­na­mi­zan­do las eco­no­mías re­gio­na­les y to­da su ca­de­na de va­lor.” Ushuaia es una pun­ta pa­ra ini­ciar es­te má­gi­co re­co­rri­do

Del mar a la me­sa, cen­to­llas del mar de pa­ta­gó­ni­co, Puerto Al­man­za

Cen­tro de Es­quí Ce­rro Cas­tor Pes­ca­do­ra ar­te­sa­nal de cen­to­llas en Ca­nal Bea­gle, Puerto Al­man­za Pla­tos de la co­ci­na tra­di­cio­nal de Tie­rra del Fue­go Fo­to: Fa­cun­do San­ta­na Un ícono de Ushuaia, Fa­ro Les Eclai­reurs o fa­ro del Fin del Mun­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.