PAMPITA Y POLITO PIERES

EL RO­MAN­CE DEL PO­LIS­TA Y LA MO­DE­LO

Caras - - CARAS -

La no­ti­cia sor­pren­dió a to­dos. Mien­tras mu­chos apos­ta­ban a la reconciliación de Ca­ro­li­na Pampita Ar­dohain (40) y el te­nis­ta Juan “Pi­co” Mó­na­co (34), la mo­de­lo apos­tó a una nue­va con­quis­ta: el re­co­no­ci­do po­lis­ta, Pa­blo “Polito” Pieres (31) con 10 de han­di­cap. El af­fai­re ha­bría co­men­za­do vía Ins­ta­gram y el en­cuen­tro fue es­te miér­co­les 29, el mis­mo día que él re­gre­só de Eu­ro­pa don­de es­tu­vo ju­gan­do im­por­tan­tes tor­neos. Ella lo es­pe­ra­ba an­sio­sa y ese miér­co­les se en­con­tra­ron en el cam­po don­de se pre­pa­ra La Ellers­ti­na, el equi­po que in­te­gra con sus pri­mos Fa­cun­do, Gonzalo y Ni­co­lás Pieres pa­ra dispu­tar la Tri­ple Co­ro­na de Po­lo en Tor­tu­gas, Hur­ling­han y Pa­ler­mo.

Con jeans, za­pa­ti­llas y an­te­ojos de sol, ella vio el en­tre­na­mien­to y más tar­de hu­bo ca­mi­na­tas, char­las y pa­seos a ca­ba­llo. La quí­mi­ca en­tre am­bos era evi­den­te pa­ra los po­cos tes­ti­gos que los vie­ron jun­tos. El vier­nes a la no­che ce­na­ron en Gar­di­ner. Lle­ga­ron por se­pa­ra­do y se ubi­ca­ron en dis­tin­tas me­sas pe­ro hu­bo men­sa­jes de what­sapp y mi­ra­das cóm­pli­ces du­ran­te to­da la no­che. A las 3 am y siem­pre ro­dea­dos de ami­gos, fue­ron a Te­qui­la. En un mo­men­to él se acer­có a ella sor­pren­dien­do a mu­chos de los que es­ta­ban en el lu­gar y pro­gra­ma­ron la par­ti­da ha­cia la ca­sa de él, aun­que los dos se fue­ron en sus res­pec­ti­vos vehícu­los. El sá­ba­do, la ca­mio­ne­ta Spa­ce Tour Ci­troën de Pampita ama­ne­ció en la ca­sa del po­lis­ta en el ba­rrio Cen­tau­ros de Pilar y per­ma­ne­ció du­ran­te to­do el día es­ta­cio­na­da allí. Por la no­che, los dos vol­vie­ron a ele­gir Te­qui­la. Lle­ga­ron jun­tos, ya sin ocul­tar­se y acom­pa­ña­dos por el her­mano de Pampita. Esa no­che com­par­tie­ron la me­sa que él ha­bía re­ser­va­do y lue­go se di­vir­tie­ron con los hits de “La Prin­ce­si­ta”, Ka­ri­na Te­je­da. Cuan­do so­na­ron los clá­si­cos de Luis Mi­guel bai­la­ron

aca­ra­me­la­dos y se be­sa­ron apa­sio­na­da­men­te. Ella lu­cía un sexy ves­ti­do ne­gro y el pe­lo con gel efec­to mo­ja­do que la ha­cía más sen­sual aún. Du­ran­te el úl­ti­mo tiem­po, ella se­guía la vi­da de él a tra­vés de no­tas pe­rio­dís­ti­cas y fo­tos subidas a las re­des mien­tras que el ju­ga­dor siem­pre sos­tu­vo que ella era una de las mu­je­res más lin­das y atrac­ti­vas del país. El vier­nes ella es­cri­bió en su Ins­ta­gram: “Me man­da­ron es­to y me pa­re­ció tan cla­ro... ‘Di­cen que el me­jor mo­men­to de nues­tras vi­das es cuan­do no nos in­tere­sa la vi­da de na­die y no nos importa un ca­ra­jo lo que pien­sen de no­so­tros’”. Por su par­te, Pieres com­par­tió pos­ta­les de su día de en­tre­na­mien­to de ca­ra a los tor­neos de po­lo más im­por­tan­tes del mun­do. “Em­pie­zan las prác­ti­cas en @ellers­ti­na. Ya fal­ta po­co pa­ra em­pe­zar la tri­ple co­ro­na ar­gen­ti­na”, co­men­tó el ju­ga­dor y ex de la mo­de­lo Ca­lu Ri­ve­ro. El lu­nes al me­dio­día Pampita vol­vió a vol­car sus pen­sa­mien­tos en las re­des. “La fe­li­ci­dad es co­mo una ma­ri­po­sa mien­tras más la per­si­gues más ‘elu­si­va’ se vuelve pe­ro si po­nés tu aten­ción en otras co­sas vie­ne y se co­lo­ca sua­ve­men­te en tu hom­bro”. Ade­más de ser uno de los me­jo­res ju­ga­do­res del mun­do, Polito tie­ne una sim­pa­tía arro­lla­do­ra que lo trans­for­ma en el codiciado de las fa­mo­sas —ade­más de ser no­vio de Ca­lu Ri­ve­ro, se lo re­la­cio­nó con Mi­ca Tinelli, Bar­bie Vé­lez y Ni­co­le Neu­mann—. En ju­lio se ins­ta­ló en Berks­hi­re, y bri­lló en la exi­gen­te tem­po­ra­da in­gle­sa. Allí se lu­ció en el equi­po de la sheik­ha Mait­ha de Du­bai (po­lis­ta ex­pe­ri­men­ta­da e hi­ja del so­be­rano de Emi­ra­tos Ara­bes) y en­fren­tó a los prín­ci­pes Wi­lliam (36) y Harry (33) –con dos go­les de hán­di­cap ca­da uno– en la King Power Ro­yal Cha­rity Po­lo Cup. Alle­ga­dos a la mo­de­lo que re­cién es­ta­ba se­pa­ra­da de Pi­co Mó­na­co, ase­gu­ran que en ese mo­men­to ella ya “lo ha­bía fi­cha­do”. Por aho­ra nin­guno de los dos quie­re ha­cer pla­nes. Mien­tras los hi­jos de Pampita: Bau­tis­ta, Bel­trán y Be­ni­cio, se en­cuen­tran con su pa­dre Ben­ja­mín Vi­cu­ña, en Es­pa­ña, ella dis­fru­ta es­ta re­la­ción y se pre­pa­ra pa­ra vol­ver a la pan­ta­lla de KZO con su pro­gra­ma. Mien­tras que Pieres per­ma­ne­ce­rá en el país has­ta que co­mien­ce la tem­po­ra­da de Pun­ta Del Es­te. Un tiem­po su­fi­cien­te co­mo pa­ra de­fi­nir un ro­man­ce que re­cién em­pie­za.

A los 31, el po­lis­ta con 10 de han­di­cap y ex de Ca­lu Ri­ve­ro, con­quis­tó a la mo­de­lo y con­duc­to­ra vía Ins­ta­gram. A su re­gre­so de Eu­ro­pa, don­de se lu­ció en im­por­tan­tes tor­neos, se reunió con Pampita quien lo vi­si­tó en su ca­sa de Pilar.

Fo­tos. CEDOC

El vier­nes 31 y el sá­ba­do 1, los enamo­ra­dos eli­gie­ron la dis­co Te­qui­la pa­ra bai­lar y di­ver­tir­se con su círcu­lo más ín­ti­mo de ami­gos. La se­gun­da no­che, lle­ga­ron y se fue­ron jun­tos del lu­gar. Ella ama­ne­ció en la ca­sa de él, en el country Cen­tau­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.