LOS CAMBIASO: PO­LO Y ESQUI EN US­HUAIA

RE­LAX Y DIVERSION EN FA­MI­LIA

Caras - - FOCO - Por Car­los Cer­vet­to

Su com­pro­mi­so con el de­por­te que tan­to lo apa­sio­na sue­le ale­jar­lo de una ac­ti­vi­dad que pue­de lle­gar a com­pro­me­ter la sa­lud fí­si­ca de cual­quier de­por­tis­ta. Y en vís­pe­ras de una nue­va tem­po­ra­da de po­lo de al­to hán­di­cap, don­de su nom­bre y sus per­ga­mi­nos lo con­vier­ten en gran pro­ta­go­nis­ta, Adol­fo Cambiaso (43) hi­zo una ex­cep­ción y se in­ter­nó por unos días en el ma­ra­vi­llo­so mun­do de la nie­ve. “No arries­ga­mos, no ha­ce­mos lo­cu­ras, to­do es muy con­tro­la­do y tra­ta­mos de mi­ni­mi­zar los ries­gos”, di­jo “Adol­fi­to” des­pués de to­mar­se unas mi­ni­va­ca­cio­nes en el cen­tro de es­quí más aus­tral del mun­do: Ce­rro Castor, en Us­huaia. Con la con­te­ne­do­ra com­pa­ñía de sus tres hi­jos, Mía (15), “Po­ro­to” (12) y My­la (7), el as­tro del po­lo mun­dial com­bi­nó las ta­blas de es­quí con el in­fal­ta­ble po­lo, ya que par­ti­ci­pó de un tor­neo en el que una de sus com­pa­ñe­ras de equi­po fue Mía. “Us­huaia es lin­dí­si­mo, y es un pla­cer es­quiar en Ce­rro Castor. Vi­ni­mos con un gru­po di­ver­ti­do y la pa­sa­mos muy bien. Ve­nir con mis hi­jos es un lu­jo, me re­la­ja la ca­be­za an­tes de arran­car la tem­po­ra­da al-

“Us­huaia es lin­dí­si­mo, y es un pla­cer es­quiar en Ce­rro Castor, la pa­sa­mos muy bien. Ve­nir con mis hi­jos es un lu­jo, me re­la­ja la ca­be­za an­tes de arran­car con la tem­po­ra­da al­ta”.

ta”, con­fió de ca­ra a la Tri­ple Co­ro­na que co­men­za­rá en el country Tor­tu­gas a fin de mes.

In­vi­ta­do jun­to a sus hi­jos por la po­lis­ta y em­pre­sa­ria An­drea Fe­rrei­ra, pa­tro­na de Mía en el equi­po Bra­va Po­lo Club, Cambiaso de­jó su se­llo ga­na­dor so­bre la can­cha mon­ta­da so­bre la ba­se del ce­rro. Por­que cuan­do lle­gó la ho­ra de ju­gar, de­mos­tró que es el mis­mo tan­to en el cés­ped co­mo en la nie­ve. “Fue un tor­neo to­dos con­tra to­dos. Nos di­ver­ti­mos, la can­cha es­ta­ba im­pe­ca­ble en un día per­fec­to, so­lea­do... más no se pue­de pe­dir. Es­te año hi­ci­mos un cam­bio, sa­lió ‘Po­ro­to’ y en­tro Mía. Y vol­vi­mos a ga­nar. To­do gra­cias a la ge­ne­ro­si­dad de An­drea, que nos in­vi­tó por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo”, agre­gó quien ha­ce del po­lo un mo­do de vi­da. Sino bas­ta con re­vi­sar su agen­da ni bien re­gre­só de Us­huaia: es­te fin de se­ma­na, con La Dol­fi­na Va­lien­te, ga­nó el Abier­to de San Jor­ge. Y des­de es­te mar­tes com­par­te equi­po en el Abier­to del Joc­key Club con su he­re­de­ro de tan só­lo do­ce años, to­do un hi­to en el po­lo de al­to hán­di­cap.

Adol­fi­to ayu­dó a My­la, de 7 años, a dar sus pri­me­ros pa­sos en el es­quí. Con su hi­ja, Mía, y con la pa­tro­na de Bra­va Po­lo Team, An­drea Fe­rrei­ra, le­van­ta­ron la co­pa.

Cambiaso se dis­ten­dió en un pai­sa­je de en­sue­ño con My­la y “Po­ro­to”, an­tes de en­fo­car­se en la Tri­ple Co­ro­na. Y sa­lu­dó a Krun­di, la mas­co­ta ofi­cial del ce­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.