“NO CREO EN LA EDAD”

KENZO A LOS 79: ETER­NA CU­RIO­SI­DAD

Caras - - FOCO -

El año que vie­ne cum­pli­rá 80 años, un nú­me­ro que, con­fie­sa, no sien­te ni en su men­te, ni en su cuer­po. “No de­ja­ré de tra­ba­jar, me da un pro­pó­si­to ca­da día pa­ra se­guir ade­lan­te. Me cui­do, voy al gim­na­sio, ha­go yo­ga, aún via­jo mu­cho y man­ten­go mi cu­rio­si­dad. Tam­bién amo tra­ba­jar con per­so­nas jó­ve­nes, me apor­tan co­sas nue­vas. No creo en la edad”, di­ce Kenzo Ta­ka­da, el re­co­no­ci­do di­se­ña­dor que de­jó su Ja­pón na­tal pa­ra ins­ta­lar­se en Pa­rís, don­de se hi­zo fa­mo­so en los años 70 por sus des­fi­les ca­lle­je­ros y tea­tra­li­za­dos, y se con­vir­tió en pio­ne­ro del prêt-àpor­ter.

Eterno cu­rio­so, des­de su re­ti­ro Kenzo tam­bién ha co­la­bo­ra­do con nu­me­ro­sas fir­mas icó­ni­cas del mun­do, en­tre ellas, Avon. Una fu­sión que co­men­zó en 2016. cuan­do el di­se­ña­dor y la fir­ma lan­za­ron la “Mas­ter­brand Avon Li­fe” y que aho­ra pre­sen­ta “Avon Li­fe Co­lour”, una co­lec­ción de fra­gan­cias, pa­ra ella y pa­ra él. Crea­das jun­to a dos de los me­jo­res maes­tros per­fu­mis­tas del mun­do, Frank Voelkl y Olivier Crest de la pres­ti­gio­sa ca­sa Fir­me­nich, di­chas fra­gan­cias es­tán ins­pi­ra­das en la po­si­ti­vi­dad, el op­ti­mis­mo y la ale­gría de vi­vir que ca­rac­te­ri­zan la per­so­na­li­dad de Kenzo.

—¿En qué se di­fe­ren­cia “Avon Li­fe Co­lour” de “Avon Li­fe”?

—“Avon Li­fe” es­ta­ba más re­la­cio­na­da con mis orígenes y “Avon Li­fe Co­lour” tie­ne más que ver con mi for­ma de vi­vir la vi­da. Es una fra­gan­cia in­ten­sa, ele­gan­te y mo­der­na.

—¿Por qué eli­gió la Mag­no­lia co­mo el co­ra­zón de am­bas fra­gan­cias pa­ra hom­bre y pa­ra mu­jer?

—Fue una elec­ción mía y “las na­ri­ces” en Fir­me­nich que co­la­bo­ra­ron en es­te pro­yec­to. Real­men­te me gus­ta el aro­ma pu­ro, es una fir­ma muy fuer­te. He usa­do la

“Una bue­na fra­gan­cia de­be ac­ti­var una emo­ción. Agre­gar po­si­ti­vis­mo a mi vi­da.”

Mag­no­lia en tra­ba­jos an­te­rio­res, es una flor que amo ver­da­de­ra­men­te.

—¿Qué es­pe­ra que la gen­te sien­ta al usar “Avon Li­fe Co­lour”?

—De­seo que se sien­tan po­si­ti­vos e ins­pi­ra­dos a vi­vir la vi­da a pleno, a di­ver­tir­se y a pro­pa­gar po­si­ti­vis­mo. —¿Tie­ne un co­lor fa­vo­ri­to? —Tien­do a usar el ro­jo un po­co más que otros co­lo­res. Siem­pre he que­ri­do es­tar en un am­bien­te co­lo­ri­do y crea­ti­vo. Si no es­tu­vie­ra en el mun­do de la mo­da, hu­bie­ra si­do un pin­tor o hu­bie­ra op­ta­do por una pro­fe­sión re­la­cio­na­da con el ar­te. Los co­lo­res son par­te de mi vi­da dia­ria. Ca­da vez que abro los ojos veo di­fe­ren­tes to­nos.

—¿Tie­ne un ri­tual pa­ra sen­tir­se más fe­liz?

—El fra­ca­so es una gran for­ma de apren­der y se­guir avan­zan­do. No es al­go que me frus­tre de­ma­sia­do. In­ten­to es­pe­rar de­seo­so el pró­xi­mo día y no de­silu­sio­nar­me. No pue­des ga­nar la lo­te­ría si no com­pras tu tic­ket. In­ten­to atraer po­si­ti­vis­mo a mi vi­da y las co­sas su­ce­de­rán.

—Si pu­die­ra de­jar un men­sa­je de po­si­ti­vi­dad, ¿Cuál se­ría?

—Nues­tro mun­do es­tá lleno de ma­ra­vi­llas. La vi­da es­tá lle­na de gran­des ex­pe­rien­cias. De­be­mos man­te­ner­nos abier­tos a las co­sas nue­vas que se pre­sen­tan y vi­vir­las de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. In­clu­so en los pe­río­dos más di­fí­ci­les po­de­mos in­ten­tar vi­vir de la me­jor ma­ne­ra. Pa­ra mí, el pa­so de la vi­da es un ele­men­to po­si­ti­vo y una cons­tan­te opor­tu­ni­dad.

—¿Có­mo de­fi­ni­ría una bue­na fra­gan­cia? —Tie­ne que ver con la per­so­na­li­dad, la cul­tu­ra y los re­cuer­dos. De­be ac­ti­var una emo­ción, ideal­men­te una po­si­ti­va. No es­toy a fa­vor de una esen­cia en par­ti­cu­lar pe­ro de­be agre­gar po­si­ti­vis­mo a mi vi­da.

Ins­pi­ra­da en la “Joie de vi­vré” (“Ale­gría de vi­vir”) del di­se­ña­dor se pre­sen­tó “Avon Li­fe Co­lour”, pa­ra la mu­jer y pa­ra el hom­bre.

A los 79, Kenzo di­ce que no cree en los lí­mi­tes de la edad y por eso nun­ca de­ja­rá de tra­ba­jar. El yo­ga, los via­jes el fra­ca­so y la cu­rio­si­dad son las cla­ves pa­ra sen­tir­se jo­ven.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.