El ac­né afec­ta la piel en to­das las eda­des

Caras - - SALUD -

Si bien el ac­né es un tras­torno de la piel más fre­cuen­te en los ado­les­cen­tes, afec­ta a per­so­nas de to­das las eda­des ya sean hom­bres o mu­je­res. Es una pa­to­lo­gía que ata­ca al fo­lícu­lo se­bá­ceo. El mi­cro­bio pre­do­mi­nan­te es el Pro­piou­bac­te­rim. Pue­de ser he­re­di­ta­rio o pue­den in­fluir fac­to­res am­bien­ta­les, ali­men­ti­cioss y so­bre to­do, hor­mo­na­les. Es im­por­tan­te acla­rar que no lo pro­du­ce el ma­qui­lla­je, ni el pe­río­do de va­ca­cio­nes, ni las die­tas.

Las for­mas más se­ve­ras se ob­ser­van en va­ro­nes. En las mu­je­res es más le­ve, sue­le du­rar más tiem­po y tam­bién ma­ni­fes­tar­se en for­ma más tar­día. Afec­ta zo­nas de ma­yor den­si­dad de fo­lícu­los se­bá­ceos co­mo ser en la ca­ra, el cue­llo y la par­te su­pe­rior del tron­co. El ac­né y sus se­cue­las es­té­ti­cas, con sus con­se­cuen­tes ma­ni­fes­ta­cio­nes fí­si­cas y psi­co­ló­gi­cas, jus­ti­fi­can un diag­nós­ti­co pre­ci­so y un tra­ta­mien­to ade­cua­do e in­di­vi­dua­li­za­do pa­ra ca­da pa­cien­te. Etio­pa­to­ge­nía. Las le­sio­nes se desa­rro­llan en el ca­nal fo­li­cu­lar, pos­te­rior­men­te se afec­ta la glán­du­la se­bá­cea. No se co­no­ce el des­en­ca­de­nan­te del ac­né, aun­que es evi­den­te que de­pen­de de un me­ca­nis­mo mul­ti­fac­to­rial: 1– Hi­per­co­ni­fi­ca­ción del con­duc­to se­bá­ceo. 2– Au­men­to de la pro­duc­ción se­bá­cea. 3– Mo­di­fi­ca­ción de la flo­ra mi­cro­bia­na. 4– Apa­ri­ciòn de la in­fla­ma­ción.

El cam­bio es­truc­tu­ral pri­ma­rio que ori­gi­na el ac­né, es una al­te­ra­ciòn en el pa­trón de que­ra­ti­ni­za­ción de la por­ción in­fe­rior del con­duc­to fo­li­cu­lar. Las es­ca­mas de que­ra­ti­na se vuel­ven más den­sas y cua­li­ta­ti­va­men­te dis­tin­tas, lo que pro­du­ce la for­ma­ciòn del mi­cro­co­me­dón, no vi­si­ble clí­ni­ca­men­te, es­ta hi­per­co­ni­fi­ca­ción pro­vo­ca­da por la irri­ta­ciòn de los lí­pi­dos del se­bo so­bre la pa­red del con­duc­to se­bá­ceo, ter­mi­na por obs­truir el ori­fi­cio de sa­li­da y la con­si­guien­te re­ten­ciòn del seno den­tro de la glán­du­la, la cual se va dis­ten­dien­do, pro­vo­can­do el co­me­dón . Exis­ten otros fac­to­res fi­sio­ló­gi­cos que in­flu­yen so­bre el ni­vel de se­cre­ción, sien­do el más im­por­tan­te el ti­po hor­mo­nal. La glán­du­la se­bá­cea es más sen­si­ble a la ac­ción de los an­dró­ge­nos. La es­ti­mu­la­ción an­dro­gé­ni­ca de la pu­ber­tad es la en­car­ga­da de in­du­cir el desa­rro­llo de es­tas glán­du­las, au­men­tan­do su ta­ma­ño y pro­duc­ción de se­bo. El mi­cro­bio pre­do­mi­nan­te es el Pro­pio­ni­bac­te­rim Ac­nes, que co­mo con­se­cuen­cia del au­men­to de la se­cre­ción se­bá­cea se mo­di­fi­ca el me­dio fi­sio­ló­gi­co y el ger­mén ad­quie­re vi­ru­len­cia y co­mien­za a pro­du­cir en­zi­mas, co­mo li­pa­sas y pro­gra­mas, las cua­les pue­den di­sol­ver la pa­red de la glán­du­la oca­cio­nan­do la rup­tu­ra de la mis­ma con el pa­sa­je del se­bo a la der­mis, lo que pro­du­ce in­fla­ma­ción, abs­ce­sos etc.

El tra­ta­mien­to es per­so­na­li­za­do. Ge­ne­ral­men­te apli­co ge­les, lo­cio­nes hi­dro­gli­có­li­cas de Exel. Pa­ra la as­trin­gen­cia Ha­ma­me­lis, al­can­for,y ex­fo­lia­ción con pun­ta de dia­man­te, reali­zo las ex­trac­cio­nes y más­ca­ra des­con­ges­ti­va. Uti­li­zo al­ta fre­cuen­cia, con­tie­ne ozono, des­in­fla­ma y es bac­te­ri­ci­da. En ge­ne­ral son 10 se­sio­nes y lue­go vi­si­tas de apo­yo del tra­ta­mien­to. Siem­pre es im­por­tan­te apli­car un blo­quea­dor so­lar.

Lic. San­dra Mar­ce­llo­ni smar­ce­llo­ni8@gmail.com Man­si­lla 2987. CA­BA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.