LU­DO­VI­CO DI SAN­TO COS­MO­PO­LI­TA

EX­PE­RIEN­CIA SEN­SO­RIAL EN LON­DRES

Caras - - FOCO -

Na­ció en Ca­pi­tal Fe­de­ral, pe­ro a los seis años se fue a vi­vir a Lin­coln, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. Co­no­ce de me­mo­ria el so­sie­go de su in­fan­cia, co­mo tam­bién el pul­so de su pro­fe­sión, car­ga­da de días de mil ho­ras de gra­ba­ción, even­tos noc­tur­nos y fies­tas de­sen­fre­na­das. Por tan­to, fiel re­pre­sen­tan­te del hí­bri­do en­tre el cam­po y la ciu­dad, el ac­tor Lu­do­vi­co Di San­to (40) fue in­vi­ta­do pa­ra vi­vir una se­ma­na má­gi­ca jun­to a Bul­ga­ri, don­de se dio a co­no­cer su nue­va fra­gan­cia mas­cu­li­na “Bvlga­ri Man Wood Es­sen­ce”, un di­se­ño ol­fa­ti­vo úni­ca crea­do por el maes­tro per­fu­mis­ta, Al­ber­to Mo­ri­llas.

“De Lin­coln ex­tra­ño el olor a tie­rra mo­ja­da, su noche es­tre­lla­da y los rui­dos y co­lo­res de los car­na­va­les. Guar­do los me­jo­res re­cuer­dos de esos años, pe­ro tam­po­co ex­tra­ño mu­cho, por­que vuel­vo to­do el tiem­po a ver ami­gos y pa­ra que mi hi­jo Fi­lip­po es­té en con­tac­to con lo mis­mo que tu­ve en mi in­fan­cia”, di­ce uno de los pro­ta­go­nis­ta de la exi­to­sa se­rie “100 Días pa­ra Enamo­rar­se” (Te­le­fe).

Des­de uno de los jar­di­nes más ele­va­dos del mun­do, el Sky Gar­den, ubi­ca­do en el edi­fi­cio Fen­church Street y en me­dio de la ur­be lon­di­nen­se, Di San­to via­jó ex­clu­si­va­men­te a co­no­cer de qué tra­ta la nue­va esen­cia mas­cu­li­na de la fir­ma de lu­jo ita­lia­na, que se abre ol­fa­ti­va­men­te co­mo un ár­bol, des­de las ho­jas ha­cia las raí­ces.

Con una bri­llan­te chis­pa de cí­tri­cos y es­pe­cias que ha­cen via­jar al Me­di­te­rrá­neo, el pai­sa­je que pro­po­ne el nue­vo eli­xir de Mo­ri­llas es tan es­ti­mu­lan­te co­mo las no­tas de ci­lan­tro que con­tie­ne. Lue­go in­va­de un aro­ma ro­bus­to y mas­cu­lino co­mo el ci­prés y el ve­ti­ver de Hai­tí, humean­te, se­duc­tor y vi­vaz. Pa­ra fi­na­li­zar, sus no­tas de ba­se pro­po­nen una re­co­ne­xión del ciu­da­dano con la tie­rra a par­tir de un aro­ma po­ten­te y re­don­do, co­mo el de las no­tas de la ma­de­ra de ce­dro, el ám­bar gris y el ben­juí de Siam.

“Co­mo ciu­da­da­nos del mun­do so­mos, an­te to­do, ciu­da­da­nos de la na­tu­ra­le­za y dis­fru­to tan­to de la vi­da noc­tur­na y del mis­te­rio y vér­ti­go de la ciu­dad co­mo del sol, la tran­qui­li­dad y el olor de las raí­ces de la vi­da sil­ves­tre”, con­clu­ye el ac­tor.

El ac­tor via­jó a la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca pa­ra vi­vir una ex­pe­rien­cia que mez­cló el vér­ti­go de la ciu­dad con los aro­mas de la Na­tu­ra­le­za, de la mano de Bul­ga­ri.

El ac­tor fue in­vi­ta­do a la pre­sen­ta­ción de la nue­va fra­gan­cia mas­cu­li­na “Bvlga­ri Man Wood Es­sen­ce”, un di­se­ño ol­fa­ti­vo úni­co.

El pro­ta­go­nis­ta de “100 Días pa­ra Enamo­rar­se” con­tras­tó el vér­ti­go del éxi­to con la cal­ma de su Lin­coln na­tal. “Dis­fru­to tan­to de la vi­da noc­tur­na y del mis­te­rio y vér­ti­go de la ciu­dad co­mo del sol y el olor de las raí­ces de la vi­da sil­ves­tre.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.