LOS FIGUERAS, EN PA­LER­MO

EL ME­JOR PO­LO DEL MUN­DO, EN ACCION

Caras - - FOCO - Por Car­los Cer­vet­to

To­da la an­sie­dad de los pro­ta­go­nis­tas y de los fie­les es­pec­ta­do­res fi­nal­men­te lle­gó a su fin. Des­pués de dos in­ten­tos fa­lli­dos por las tor­men­tas que ace­cha­ron la ciu­dad, el sá­ba­do 17 co­men­zó en Pa­ler­mo la 125° Edi­ción del Cam­peoan­to Abier­to Ar­gen­tino de Po­lo, un even­to de rai­gam­bre crio­lla que ca­da vez se pro­yec­ta más in­ter­na­cio­nal­men­te. Y los pri­me­ros par­ti­dos de­mos­tra­ron que tan­tas an­sias te­nían so­bra­dos ar­gu­men­tos, ya que aún sin la pre­sen­cia de los dos me­jo­res equi­pos del mun­do, La Dol­fi­na y Ellers­ti­na, el me­nú del fin de se­ma­na lar­go fue con­vin­cen­te. El sá­ba­do, la pre­sen­ta­ción del equi­po más jo­ven de los diez que

com­pi­ten, La En­se­na­da, con un pro­me­dio de 23,5 años en­tre sus cuatro in­ter­gran­tes, le dio un ba­ño de fres­cu­ra al cer­ta­men y desató la jus­ti­fi­ca­da eu­fo­ria del em­pre­sa­rio Er­nes­to Gu­tié­rrez, crea­dor y men­tor de un club que en po­cos años de vi­da ya es co­sa se­ria. Al día si­guien­te la aten­ción se fo­ca­li­zó en el de­but de Las Mon­ji­tas, el ter­cer equi­po en dis­cor­dia y el úni­co ca­paz, se­gún los en­ten­di­dos, de po­der mar­gi­nar de la fi­nal a los dos gran­des del po­lo. Los de ca­mi­se­ta na­ran­ja arra­sa­ron con las ilu­sio­nes de Cría Ya­tay y mar­ca­ron 22 go­les, una ci­fra só­lo ap­ta pa­ra cuar­te­tos po­de­ro­sos. El ex­ce­len­te par­ti­do del equi­po con pa­trón co­lom­biano opa­có un tan­to la son­ri­sa de “Na­cho” Figueras (41), pa­drino de Cría Ya­tay y pre­sen­te en la em­ble­má­ti­ca Tri­bu­na C jun­to con su mu­jer, Del­fi­na Frers, dos de sus hi­jos, Hi­la­rio (18) y Au­ro­ra (13), y un gru­pi­to de amis­ta­des del ex­te­rior.

Con una asis­ten­cia de pú­bli­co que ame­na­za con lle­nar las ins­ta­la­cio­nes pa­ra las fe­chas de­ci­si­vas, Pa­ler­mo mos­tró su me­jor fi­so­no­mía pa­ra al­ber­gar a diez equi­pos. El espectáculo no só­lo es­tá ga­ran­ti­za­do den­tro de sus dos can­chas, sino que los con­di­men­tos ex­ter­nos, co­mo gru­pos mu­si­ca­les en vi­vo y otras atrac­cio­nes, lo con­vier­ten en un sa­bro­so pro­gra­ma so­cial. Así lo en­ten­dió “Po­li­to” Pie­res (32), que a pe­sar de no te­ner que ju­gar el fin de se­ma­na asis­tió el do­min­go pa­ra pa­sar­la bien con ami­gos y ob­ser­var en vi­vo a los ri­va­les de su zo­na, so­bre to­do a la amen­zan­te Mon­ji­tas.

Em­ba­ja­dor del po­lo en el mun­do, “Na­cho” Figueras es pro­ta­go­nis­ta en Pa­ler­mo co­mo pa­drino de Cría Ya­tay, equi­po que per­dió en el de­but an­te Las Mon­ji­tas. Su mu­jer, Del­fi­na Bla­quier, y Au­ro­ra, su hi­ja, lo vi­vie­ron a su la­do.

La ju­ven­tud de La En­se­na­da: Juan Bri­tos (26), Juan Mar­tín Zu­bía (19), Fa­cun­do Fer­nán­dez Llo­ren­te (28) y Je­ró­ni­mo del Ca­rril (21). En su pri­me­ra par­ti­ci­pa­ción en Pa­ler­mo, La En­se­na­da, el equi­po más jó­ven de los diez, sor­pren­dió ga­nán­do­le a Ale­gría / La Ire­ni­ta. Su men­tor y fun­da­dor, Er­nes­to Gu­tié­rrez, lo fes­te­jó jun­to a sus hi­jos, Fer­mín y Mar­ti­na.

A pe­sar de que Ellers­ti­na tu­vo fe­cha li­bre, “Po­li­to” Pie­res fue a Pa­ler­mo con ami­gos pa­ra ver a sus ri­va­les di­rec­tos y ha­cer so­cia­les. Los po­lis­tas de La En­se­na­da acos­tum­bran en­trar y sa­lir to­dos jun­tos en­tre chuk­ker y chuk­ker.El do­min­go y lu­nes pró­xi­mo se­gui­rá el Abier­to y se po­drá ver a los dos gran­des del po­lo ac­tual: La Dol­fi­na y Ellers­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.