QUIROGENÉTICA

Caras - - REVELACIONES -

Si las ma­nos son pe­que­ñas y con de­dos cor­tos po­dría­mos es­tar an­te per­so­nas con al­gún ti­po de di­fi­cul­tad para al­can­zar el es­plen­dor del pla­cer sen­sual. Sin em­bar­go, la apa­ri­ción de ese ti­po de obs­tácu­los ga­ran­ti­za que el in­di­vi­duo go­za­rá de múl­ti­ples opor­tu­ni­da­des para des­ple­gar sus re­cur­sos in­ter­nos para acep­tar pe­ro tam­bién para desafiar y desafiar­se. Nun­ca acep­tar lo que es­tá es­cri­to co­mo con­de­na, eso mis­mo pue­de ser bo­tín de lo pro­pio y pro­mo­ver en­tre­na­mien­tos en los que las cua­li­da­des se desa­rro­llen con ple­ni­tud y maes­tría.

L

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.