“LA MU­SI­CA ME AYU­DO A EN­CON­TRAR EL EQUI­LI­BRIO”

CAN­DE­LA­RIA “LELE” TI­NE­LLI LAN­ZA SU PRI­MER DIS­CO

Caras - - CARAS - Por Naia­ra Vec­chio

“Si bien an­tes de ca­da show uno es­tá an­sio­so, tra­to de sol­tar y re­la­jar por­que dis­fru­to mu­cho lo que ha­go”

Son las cua­tro de la tar­de de un jue­ves de oto­ño. En una sa­la de en­sa­yo en el ba­rrio Ca­ba­lli­to, Can­de­la­ria Ti­ne­lli (28) ter­mi­na su día de tra­ba­jo jun­to a sus mú­si­cos, bai­la­ri­nes y staff de pro­duc­ción. E in­me­dia­ta­men­te or­ga­ni­za las pró­xi­mas ho­ras del en­sa­yo de ma­ña­na. Nin­gún de­ta­lle es­tá li­bra­do al azar. Des­de ha­ce va­rios me­ses, la can­tan­te tra­ba­ja con su ma­na­ger e ín­ti­mo, Gui­do Ian­nac­cio, en el lan­za­mien­to de su pri­mer dis­co “Yo”. “Es­toy re­la­ja­da, ¡por aho­ra!”, acla­ra en­tre ri­sas la se­gun­da hi­ja de Marcelo Ti­ne­lli (58) y So­le­dad Aquino a po­cos días de su pre­sen­ta­ción en el Hi­pó­dro­mo de San Isi­dro en el mar­co del “Lo­lla­pa­loo­za”. “Es­toy fe­liz con es­ta con­vo­ca­to­ria, ex­ci­ta­da y an­sio­sa: ¡quie­ro que sean las 14 hs. del sá­ba­do 30 ya! Pe­ro no só­lo es­toy cen­tra­da en el ‘Lo­lla’. Es­toy tra­ba­jan­do mu­cho pa­ra que sal­ga al­go bueno a lar­go pla­zo”, agre­ga mien­tras la au­to­ría de la ma­yo­ría de sus te­mas la ava­la. “Cons­tan­te­men­te es­toy es­cri­bien­do pa­ra crear y te­ner ma­te­rial. Es­te dis­co tie­ne fu­sio­nes mu­si­ca­les: es pop mix­tu­ra­do con mi es­ti­lo, que es más pro­fun­do. Me gus­tan las can­cio­nes vo­ca­les y me­ló­di­cas”, ase­gu­ra la her­ma­na de Mi­cae­la (30), Fran­cis­co (21), Jua­na (16) y Lo­ren­zo Ti­ne­lli (4). Can­de­la­ria tra­ba­ja con ami­gos, eli­ge te­ner per­so­nas al­re­de­dor con las que se sien­ta có­mo­da y en con­fian­za. “Can­tar me po­ne en eje. Sal­go con bue­na ener­gía de los en­sa­yos. Si bien an­tes de ca­da show uno es­tá an­sio­so, tra­to de sol­tar y re­la­jar por­que dis­fru­to mu­cho lo que ha­go”, sos­tie­ne la ar­tis­ta con más de 3 mi­llo­nes y me­dio de se­gui­do­res en Ins­ta­gram y 1,5 mi­llo­nes de fo­llo­wers en Twit­ter. —¿Con la mú­si­ca en­con­tró el equi­li­brio? —Sí, me ayu­dó a en­con­trar el equi­li­brio. Siem­pre tra­to de es­tar en eje aun­que es di­fí­cil. Es una su­ma­to­ria de co­sas, la mú­si­ca es al­go más de to­das esas ra­mas. Ob­via­men­te que es una de las más fuer­tes: ha­cer mú­si­ca es co­mo una te­ra­pia pa­ra mí, lo re­co­mien­do por­que sa­ca to­do lo que uno tie­ne aden­tro. —¿Có­mo fue la com­po­si­ción de can­cio­nes de su pri­mer ál­bum? —La ma­yo­ría de las 9 can­cio­nes del dis­co las com­pu­se yo y en una ha­go un feat con la can­tan­te y com­po­si­to­ra ar-

“De Lu­ca me enamo­ró to­do: es una gran per­so­na, un hom­bre au­tén­ti­co, com­pa­ñe­ro y di­ver­ti­do. Es ami­go de mi her­mano ‘Fran’”.

gen­ti­na, Poly (30). Ten­go la ne­ce­si­dad de vol­car en el ar­te lo que me pa­sa: me gus­ta es­cri­bir, pin­tar, can­tar, tam­bién es­toy re­co­nec­ta­da con los ani­ma­les. Esa ex­pre­sión por to­dos la­dos es lo que me ha­ce bien. Es­tos te­mas ha­blan de mí, usé co­sas vie­jas que te­nía es­cri­tas. Mi ma­má es­cri­bía poe­sías y yo me co­pia­ba un po­co de eso. —¿Cuá­les son sus in­fluen­cias mu­si­ca­les? —Soy muy fan de la mú­si­ca na­cio­nal: Ben­ja­mín Ama­deo; Gustavo Ce­ra­ti; La­li Es­pó­si­to, que la quie­ro mu­cho. Del ex­te­rior, me gus­ta Dua Lipa… pe­ro es­cu­cho más te­mas en es­pa­ñol por­que me iden­ti­fi­can y con­mue­ven más. —¿Có­mo to­ma que sea una It Girl y re­fe­ren­te pa­ra tan­tas chi­cas? —Nun­ca en­ten­dí bien el con­cep­to de It Girl… sé que es­tá re­la­cio­na­do a las ten­den­cias que pue­den to­mar de uno. Y me ha­go car­go de que mu­chas chi­cas me si­guen. En lo par­ti­cu­lar, me gus­ta la mo­da pe­ro re res­pe­to lo que sien­to: un día pue­do es­tar có­mo­da, otro día jue­go a ser punk o hip­pie… un día quie­ro po­ner­me uñas y pes­ta­ñas y otro día quie­ro ser na­tu­ral. A mí me di­vier­te que la gen­te pue­da cam­biar y ani­mar­se a po­ner lo que quie­ra en el mo­men­to. Eso es un po­co lo que trans­mi­ti­mos con mi mar­ca “Mad­ness Clot­hing”: la di­ver­si­dad. —De sus her­ma­nos ¿La ve a Jua­na co­mo la más pa­re­ci­da a us­ted a ni­vel fí­si­co y ar­tís­ti­co? —¡Sí! A ni­vel fí­si­co so­mos re pa­re­ci­das, cuan­do hi­ce el vi­deo de “Yo”, que me ta­pé los ta­tua­jes, me vi igual a ella. As­tro­ló­gi­ca­men­te so­mos del mis­mo signo, es­cor­pia­nas, y eso nos em­pa­ren­ta pe­ro en otras co­sas so­mos re dis­tin­tas. En lo ar­tís­ti­co, a Jua­na le gus­ta mu­cho bai­lar: creo que tie­ne ahí un ta­len­to a ex­plo­tar. Y tam­bién can­ta muy bien. ¡Yo bai­lan­do es­toy me­dio jo­di­da! En ese sen­ti­do, ¡sa­qué los ge­nes de Ti­ne­lli! Ja­ja­ja… Pe­ro le es­toy po­nien­do ga­rra y ca­paz los sor­pren­do arri­ba del es­ce­na­rio. “Mi­ca” y Fran­cis­co son más tran­qui­los. “Fran” es el más pa­ra aden­tro ya que Mi­ca aho­ra es­tá sa­lien­do un po­co más. Y “Lo­lo” fue un re­ga­lo in­creí­ble, nos tra­jo mu­cha fe­li­ci­dad. “Gui­lle” —Val­dés— (42) es di­vi­na, muy bue­na mi­na. —En­ton­ces no la ve­re­mos en un “Bai­lan­do” pe­ro sí pue­de can­tar en la aper­tu­ra de Show­match 2019… —Sí, me po­drían in­vi­tar a can­tar en la aper­tu­ra de es­te año. Igual con la te­le­vi­sión ten­go un te­mi­ta por­que me da bas­tan­te ver­güen­za es­tar en el pi­so en vi­vo. El tono de “Le­lé” —co­mo la apo­dó su pa­pá de chi­ca— es sua­ve, pau­sa­do y pro­fun­do. Mien­tras ha­bla con CA­RAS y sa­ca su bo­te­lla de agua de su car­te­ra, cuen­ta que su ali­men­ta­ción es sa­lu­da­ble pe­ro sin ser ob­se­si­va. “Tra­to de cui­dar­me en las co­mi­das cuan­do es­toy en mi ca­sa. Pe­ro tam­bién me en­can­ta

“Ne­ce­si­to vol­car en el ar­te lo que me pa­sa: me gus­ta can­tar, es­cri­bir, pin­tar... y ten­go de­vo­ción por los ani­ma­les”.

sa­lir a co­mer y to­mar tra­gos. En­treno tres ve­ces por se­ma­na pa­ra dar­me los gus­tos. Tam­bién ha­go equi­ta­ción ca­da vez que pue­do: es­te año to­da­vía no tu­ve tiem­po de ir pe­ro voy a re­to­mar. Des­de el año pa­sa­do ten­go una ye­gua que se lla­ma ‘Con­ten­dra’, aún no con­cur­sé por­que pa­ra mon­tar­la te­nés que co­no­cer­te bien con ella. Es­toy en ese her­mo­so pro­ce­so. Ten­go de­vo­ción por los ani­ma­les”, ase­gu­ra quien sue­le dor­mir jun­to a sus dos Jack Rus­sel, Lin­da y Je­sús. “Can­de” sue­le te­ner pe­rros en trán­si­to en su ca­sa, co­la­bo­ra de for­ma anó­ni­ma con di­ver­sos re­fu­gios y di­fun­de ca­da vez que pue­de el cui­da­do ani­mal. “Só­lo de­jé de ser ve­ga­na y ve­ge­ta­ria­na por una cues­tión de sa­lud”, con­fie­sa. —Fue muy im­por­tan­te pa­ra otras jó­ve­nes su pu­bli­ca­ción de Ins­ta­gram con­tan­do sus tras­tor­nos ali­men­ti­cios… —Sí, me na­ció ha­cer­lo des­pués de mu­cho tra­ba­jo in­terno, don­de su­pe­ré va­rios as­pec­tos. Ese día me le­van­té muy bien con­mi­go mis­ma y qui­se dar un men­sa­je po­si­ti­vo apro­ve­chan­do la ex­po­si­ción que ten­go. Me pa­re­ció que es­ta­ba bueno com­par­tir­lo y mos­trar que ten­go un la­do hu­ma­ní­si­mo que pue­de ayu­dar a quien pa­se por lo mis­mo. Esa en­fer­me­dad tie­ne al­go que no te ha­ce to­mar con­cien­cia has­ta que es­tás muy mal de sa­lud y los es­tu­dios no te dan bien. La ayu­da de mi fa­mi­lia fue cla­ve pa­ra su­pe­rar ese mo­men­to, es­tu­vo muy pre­sen­te. —En ba­se al fe­mi­nis­mo que se ge­ne­ró en Ar­gen­ti­na, ¿Có­mo lo vi­ve? —Es­toy muy con­ten­ta con lo que es­tá pa­san­do con el fe­mi­nis­mo. Soy fe­mi­nis­ta, fui a la pri­me­ra mar­cha del abor­to y sen­tí una ener­gía muy bue­na pe­ro no dis­cu­to con quien pien­sa di­fe­ren­te. Res­pe­to to­das las opi­nio­nes. La vio­len­cia en­tre mu­je­res no me gus­ta, más allá de que a ve­ces la su­fro. Y mi­rá que soy ca­len­to­na, pe­ro la agre­sión me lle­va a un lu­gar feo, ja­más con­tes­ta­ría con una agre­sión. —En al­gún pun­to ¿La hie­ren las crí­ti­cas? —No, siem­pre te van a cri­ti­car por al­go. Al­gu­nos se que­dan con el va­so me­dio va­cío que lleno y no me pue­do ha­cer car­go de eso. Ca­da uno ha­ce lo que pue­de con su vi­da. —Ha­ce más de un año que es­tá en pa­re­ja con Lu­ca Bo­no­mi (21) —hi­jo

del em­pre­sa­rio Fe­de­ri­co Bo­no­mi y la di­se­ña­do­ra tex­til Cynt­hia Kern—, ¿Qué la enamo­ró de él? —To­do: es una gran per­so­na, sú­per au­tén­ti­ca y con mu­cha per­so­na­li­dad. Es un hom­bre muy com­pa­ñe­ro y di­ver­ti­do. Lo co­no­cí por “Fran” ya que es ami­go de mi her­mano. —Qué atre­vi­do el ami­go de Fran­cis­co en en­ca­rar a su her­ma­na… —¡Sí! ¡Aun­que la her­ma­na tam­bién es atre­vi­da! Jaja… —Di­jo que Lu­ca era el amor de su vi­da, ¿Pro­yec­ta ca­sar­se y te­ner hi­jos con él? —Sí, oja­lá que sí. Hoy en día es­toy muy enamo­ra­da y me en­can­ta­ría for­mar un víncu­lo a lar­go pla­zo con él. No me im­por­ta tan­to el ca­sa­mien­to. Tam­po­co con­vi­vi­mos. Va­mos de po­co ya que así es­ta­mos bien. —¿Y su pa­dre es ce­lo­so? ¿Có­mo es Marcelo co­mo pa­pá? —¡No! Mi vie­jo es el me­jor pa­pá del mun­do. Más allá de to­das sus ac­ti­vi­da­des, siem­pre es­tá pre­sen­te. Nos ayu­da mu­cho en lo emo­cio­nal, es muy sen­si­ble y prác­ti­co co­mo pa­dre: nos mo­ti­va y ti­ra pa­ra ade­lan­te per­ma­nen­te­men­te. A ve­ces no sé có­mo se arre­gla pa­ra es­tar en tan­tos lu­ga­res a la vez. Lo ad­mi­ro y apo­yo mu­cho en to­do lo que ha­ce. —¿Si se de­di­ca­ra a la po­lí­ti­ca tam­bién lo apo­ya­ría? —Sí, ob­vio, no­so­tros lo va­mos a apo­yar des­de el lu­gar de hi­jos en to­do lo que lo ha­ga fe­liz y sien­ta que es­tá bien. Con­fia­mos mu­cho en él y va­mos pa­ra ade­lan­te en lo que se pro­pon­ga. —¿Quién es “Le­lé”? —Es una per­so­na co­mún y co­rrien­te; sen­si­ble, ecléc­ti­ca y con mu­cho pa­ra trans­mi­tir; sen­ci­lla en mu­chas co­sas y muy re­bus­ca­da en otras. Soy mu­cho más nor­mal de lo que la gen­te cree.

“La ayu­da de mi fa­mi­lia fue cla­ve pa­ra su­pe­rar la bu­li­mia y anore­xia. Es­tu­vo muy pre­sen­te. Al con­tar­lo qui­se ayu­dar a quien pa­se por lo mis­mo”.

Can­de­la­ria pre­sen­ta­rá su ál­bum “Yo” el sá­ba­do 30, a las 14 hs., en el Hi­pó­dro­mo de San Isi­dro, en el mar­co del “Lo­lla­pa­loo­za”. La ma­yo­ría de los te­mas son de su au­to­ría y ha­blan de sus mie­dos, su for­ta­le­za y su vi­da. Di­ce que can­tar la po­ne en eje.

La em­pre­sa­ria de la mar­ca “Mad­ness Clot­hing” sa­le ha­ce más de un año con Lu­ca Bo­no­mi, con quien no con­vi­ve. Con Marcelo, com­par­te el ar­te de la tin­ta en la piel y ma­ni­fes­tó que si su pa­pá de­ci­de de­di­car­se a la po­lí­ti­ca, lo apo­ya­rá.

Las imá­ge­nes don­de la can­tan­te in­ter­ac­túa con una ser­pien­te son par­te del vi­deo de su te­ma “To­do lo que Soy”. Cuen­ta que es una per­so­na sen­si­ble, co­mún y co­rrien­te, y mu­cho más nor­mal de lo que la gen­te cree.

Due­ña de una gran sen­sua­li­dad, Can­de en­cuen­tra si­mi­li­tu­des con su her­ma­na Jua­na, de quien des­ta­có su ta­len­to ar­tís­ti­co a ex­plo­tar. Cui­da su fi­gu­ra co­mien­do sano, aun­que se da los gus­tos. En­tre­na tres ve­ces por se­ma­na y ha­ce equi­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.