“FUE FACIL TRA­BA­JAR JUN­TOS”

BRAD PITT Y LEO DICA­PRIO: DU­PLA DE ORO

Caras - - FOCO - Por Ros­se­lla de­lla Gio­vam­pao­la

Te­ner jun­tos, en la mis­ma pe­lí­cu­la y so­bre la mis­ma “red car­pet”, a Brad Pitt (55) y Leonardo DiCa­prio (44) fue un sue­ño que se con­vir­tió en reali­dad en la edi­ción nú­me­ro 72 del Fes­ti­val de Can­nes y en ocasión de la avant pre­mie­re mun­dial del nue­vo tra­ba­jo de Quen­tin Ta­ran­tino: “On­ce Upon Ti­me in Holly­wood”. El di­rec­tor ame­ri­cano vol­vió a la “Croi­set­te” pa­ra pre­sen­tar fue­ra de con­cur­so su pe­lí­cu­la, vein­ti­cin­co años des­pués de ga­nar la Pal­ma de Oro por “Pulp Fic­tion”. Y, con él, des­fi­la­ron en la al­fom­bra ro­ja tan­to sus pro­ta­go­nis­tas mas­cu­li­nos co­mo la be­llí­si­ma Mar­got Rob­bie. Un cast “so gla­mo­rous” que hi­zo de­li­rar el pú­bli­co y por el que los fo­tó­gra­fos es­tu­vie­ron es­pe­ran­do du­ran­te va­rios días. Pa­ra Pitt y DiCa­prio se tra­ta de la pri­me­ra vez jun­tos en la pan­ta­lla, por lo que nun­ca es­ta­re­mos su­fi­cien­te­men­te agra­de­ci­dos o agra­de­ci­das a Ta­ran­tino por ha­ber jun­ta­do tan­to es­plen­dor: aun­que Leo

fue el jo­ven “Jack Daw­son” de “Ti­ta­nic” con­ti­núa te­nien­do una “baby fa­ce” a sus 44, mien­tras Brad si­gue con­fir­man­do que es irre­sis­ti­ble a pe­sar del tiem­po. Al­can­za con leer los men­sa­jes en Twit­ter y Fa­ce­book pa­ra te­ner una idea de la re­per­cu­sión que lo­gra­ron: “Los dio­ses son in­mor­ta­les” es­cri­bió al­guien, otros le agra­de­cen a Ta­ran­tino y hay quie­nes los de­fi­nen co­mo “los hom­bres idea­les pa­ra los pró­xi­mos dos­cien­tos años”. “Mien­tras fil­má­ba­mos nos co­no­ci­mos me­jor. Lo nues­tro se ha con­ver­ti­do en una re­la­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, una aso­cia­ción. En la pe­lí­cu­la so­mos com­ple­men­ta­rios, di­ría que so­mos una so­la per­so­na”, di­jo Pitt so­bre la “buddy mo­vie”, den­tro y fue­ra del set, con­si­de­ran­do lo que afir­mó su “so­cio”, Di Ca­prio: “Brad y yo so­mos de la mis­ma ge­ne­ra­ción, es­ta pe­lí­cu­la es una lin­dí­si­ma his­to­ria de amis­tad y fue in­creí­ble­men­te fá­cil crear­la jun­tos”. Am­bos ya ha­bían co­la­bo­ra­do con Quen­tin Ta­ran­tino; el pri­me­ro co­mo pro­ta­go­nis­ta de “Bas­tar­dos Sin Glo­ria” y, el ga­na­dor del pre­mio Os­car, en “Djan­go Un­chai­ned”.

“On­ce upon a Ti­me in Holly­wood” , tí­tu­lo que de­ja en cla­ro el enési­mo ho­me­na­je de Ta­ran­tino al di­rec­tor ita­liano Sergio Leo­ne, tie­ne co­mo pro­ta­go­nis­tas a “Rick Dal­ton” (DiCa­prio ) y a “Cliff Booth” (Pitt): una vie­ja glo­ria de se­ries de TV wes­tern y su fiel “stunt­man” (do­ble de ries­go) que fa­ti­gan en en­con­trar es­pa­cio en una ciu­dad y una in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca que pa­re­cen no es­tar más in­tere­sa­das en ellos. Am­bien­ta­da en Los Án­ge­les de 1969, la pe­lí­cu­la se es­tre­na­ra a cin­cuen­ta años del ho­mi­ci­dio de Sha­ron Ta­te, quien mu­rió em­ba­ra­za­da de ocho me­ses a ma­nos de los miem­bros de la sec­ta de Char­les Man­son. En el fil­me, Ta­te, mu­jer de Ro­ma Po­lans­ki, es una de las ve­ci­nas que tie­ne Rick Dal­ton en su ca­sa de Bel Air. Un guión, se­gún lo di­cho por Ta­ran­tino, so­bre el cual tra­ba­jó du­ran­te cin­co años y con el que, con­si­de­ran­do el “cast” es­te­lar—des­de Al Pa­cino a Da­mian Le­wis, Da­ko­ta Fan­ning y Le­na Dun­ham—no que­dan du­das que se­rá un nue­vo cul­to. Por pri­me­ra vez jun­tos en ci­ne, Brad Pitt y Leo Di Ca­prio com­pi­ten en ex­ce­len­cia, de­mos­tran­do te­ner una quí­mi­ca es­pe­cial: si el se­gun­do es, co­mo siem­pre, ex­ce­len­te en el pa­pel de la es­tre­lla in­se­gu­ra, quien se sien­te me­dio­cre en un en­gra­na­je mu­cho más gran­de y com­ple­jo, el pri­me­ro sor­pren­de re­ga­lan­do una de sus me­jo­res in­ter­pre­ta­cio­nes. Cliff, que des­de ha­ce tiem­po hi­zo las pa­ces con sus fan­tas­mas y de­silu­sio­nes, re­pre­sen­ta la vi­da prác­ti­ca y con­cre­ta que te en­ca­ra con to­da su vio­len­cia, esa mirada de­sen­can­ta­da que sa­be mi­rar mas allá de la fic­ción. “Me iden­ti­fi­qué en­se­gui­da con Rick Dal­ton. Yo cre­cí en la in­dus­tria ci­ne­ma­to­grá­fi­ca y en­tien­do a Rick, que mira al­re­de­dor, ve que los tiem­pos es­tán cam­bian­do y que él se que­do atrás. Yo, al con­tra­rio, he si­do afor­tu­na­do”, con­fe­só DiCa­prio.

“Aun­que Brad y yo so­mos de la mis­ma ge­ne­ra­ción, nos co­no­ci­mos me­jor fil­man­do. Es­ta pe­lí­cu­la es una muy lin­da his­to­ria de amis­tad.” Ga­la­nes sin tiem­po. Brad Pitt y Leonardo DiCa­prio pro­ta­go­ni­zan, jun­to a la be­lla Mar­got Rob­bie, “On­ce Upon a Ti­me in Holly­wood”, nue­vo fil­me de Quen­tin Ta­ran­tino. Con su ca­ris­ma y lo­gra­da quí­mi­ca, los ac­to­res im­pac­ta­ron en Can­nes.

Tan­to DiCa­prio co­mo Brad Pitt ya ha­bían tra­ba­ja­do con Ta­ran­tino. El pri­me­ro en “Djan­go Un­chai­ned” y, el se­gun­do, en “Bas­tar­dos Sin Glo­ria”. Aho­ra in­ter­pre­tan a una vie­ja es­tre­lla de se­ries wes­tern y su do­ble de ries­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.