“LA MO­DA ME CONVIRTIO EN EM­PRE­SA­RIO”

CHRISTIAN SAN­CHO: NEW LI­FE

Caras - - ARQUITECTU­RA - Por Fe­de­ri­co Le­vin (Pro­duc­ción: Ale­jan­dro Luciani)

Ha­bla con cal­ma, ha­cien­do las pau­sas pre­ci­sas pa­ra que se en­tien­dan los con­cep­tos que quie­re trans­mi­tir. Es cla­ro, tran­qui­lo y dia­lo­ga con la hu­mil­dad con la que fue cria­do de ni­ño y que ja­más per­dió a pe­sar de ha­ber lo­gra­do tras­cen­der en el am­bien­te del es­pec­tácu­lo y la mo­da. Christian San­cho (44) es un hom­bre con los pies so­bre la tie­rra, un ma­ri­do fiel y de­vo­to, y un pa­dre pre­sen­te de Ca­mi­lle (18), fru­to de su an­te­rior re­la­ción con Va­le­ria Bri­tos (42) y de Gael (9), el ni­ño que tie­ne con su ac­tual mu­jer, Va­ne­sa Schual (39) con quien cum­ple 11 años de amor. Lle­gó a la fa­ma gra­cias a su ta­len­to y a sus ab­do­mi­na­les

mar­ca­dos al es­ti­lo “ta­bla de la­var” pe­ro no se con­for­mó con eso y lo­gró tras­cen­der co­mo mo­de­lo. Lle­gó a la te­le­vi­sión, al tea­tro y es­te año al ci­ne, don­de es­tre­nó la pe­lí­cu­la “No Soy Tu Ma­mi”, de Mar­cos Car­ne­va­le y más ade­lan­te par­ti­ci­pa­rá de “Un Crack”, la his­to­ria de un ju­ga­dor de fút­bol.

Pe­ro la gran in­no­va­ción en su vi­da tu­vo lu­gar ha­ce diez años atrás cuan­do lan­zó su pro­pia lí­nea de ro­pa in­te­rior y co­men­zó a na­ve­gar en aguas em­pre­sa­ria­les. El año pa­sa­do ago­tó las dos edi­cio­nes de su per­fu­me y es­te 2019 se ani­mó a más y jun­to a Ale­jan­dra Ta­ri­ca, lan­zó su pro­pia lí­nea de Ro­sa­rios te­má­ti­cos que abar­can diez mo­ti­vos pa­ra ele­gir y re­pre­sen­tan a di­fe­ren­tes re­li­gio­nes. Las pie­zas se pue­den en­car­gar por Ins­ta­gram en @ale­ta­ri­ca­jo­yas. “Jun­to a mi ami­ga Ale­jan­dra, lan­za­mos una lí­nea de Ro­sa­rios tan­to de hom­bre co­mo de mu­jer. La ver­dad es que me gus­ta mu­cho el pro­duc­to por su buen gus­to y crea­ti­vi­dad. Sien­to que uno ne­ce­si­ta un amu­le­to pa­ra la bue­na suer­te y pa­ra la fe y por eso nos de­ci­di­mos a ha­cer es­to. Es un pro­yec­to que na­ce des­de el co­ra­zón”, cuen­ta Christian y ase­gu­ra que los hay muy eco­nó­mi­cos pa­ra el al­can­ce de to­do el pú­bli­co.

—¿Se pue­de de­cir que lue­go de va­rios años tra­ba­jan­do co­mo mo­de­lo y ac­tor, hoy es­tá abo­ca­do a la par­te em­pre­sa­rial?

—Sí, sin du­da. Es un uni­ver­so que em­pe­cé a co­no­cer ha­ce unos años. Ha­ce diez años lan­cé mi lí­nea de ro­pa in­te­rior, en 2018 ago­ta­mos las dos edi­cio­nes de mi per­fu­me y es­te año se nos ocu­rrió lan­zar los Ro­sa­rios. La mo­da a mi me dio mu­chí­si­mo, me en­se­ñó mu­cho emo­cio­nal­men­te, psi­co­ló­gi­ca­men­te y em­pre­sa­rial­men­te. Hoy gra­cias al pa­so del tiem­po pue­do ele­gir mis tra­ba­jos y lle­var ade­lan­te un em­pren­di­mien­to. La mo­da me abrió las

El mo­de­lo y ac­tor quien ha­ce diez años lan­zó su lí­nea de ro­pa in­te­rior, el año pa­sa­do ago­tó su per­fu­me. Es­te 2019 pre­sen­ta su lí­nea unisex de ro­sa­rios te­má­ti­cos que tie­nen diez mo­ti­vos di­fe­ren­tes.

puer­tas de to­do. —¿An­tes de lan­zar un pro­duc­to co­mo em­pre­sa­rio, a quién con­sul­ta o es de to­mar de­ci­sio­nes di­rec­ta­men­te us­ted?

—Pa­ra ser ho­nes­to siem­pre con­sul­to to­do con mu­je­res. Ellas se en­car­gan de en­se­ñar­le el buen gus­to al hom­bre, por eso siem­pre las elec­cio­nes em­pre­sa­ria­les las to­man las mu­je­res en mi vi­da y al­gún que otro hom­bre que se­pa del ne­go­cio. Pe­ro con­fío ple­na­men­te en el cri­te­rio de la mu­jer, que es siem­pre la que más com­pra y ha­ce re­ga­los. Ha­blo con mi mu­jer, con mi ma­dre, con gen­te en que la que con­fío mu­cho. —¿Ima­gi­nó al­gu­na vez lle­gar a es­te mo­men­to de su vi­da?

—Si. So­ña­ba. Siem­pre sos­tu­ve

que uno tie­ne que so­ñar y creer pa­ra ha­cer los sue­ños reali­dad y hoy pue­do de­cir que con­cre­té to­do lo que an­he­lé. Nun­ca hay que de­jar de creer por­que la vi­da te de­mues­tra que to­do lo que uno pro­yec­ta se cum­ple.

—Us­ted es con­si­de­ra­do por las mu­je­res ar­gen­ti­nas co­mo un sex sym­bol, ¿Có­mo ha­ce pa­ra apos­tar siem­pre a la fa­mi­lia y no caer en las ten­ta­cio­nes de lo prohi­bi­do?

—Siem­pre he te­ni­do la po­si­bi­li­dad de sa­ber mi­rar. Es dis­tin­to mi­rar que ver, por eso hay que sa­ber ver to­do el pa­no­ra­ma. Vi­vi­mos en un mun­do de ten­ta­cio­nes cons­tan­tes, pe­ro hay que man­te­ner el eje, la con­cien­cia y la esen­cia de una fa­mi­lia, que fue lo que me en­se­ña­ron mis vie­jos, es lo más im­por­tan­te. Hay que te­ner los pies so­bre la tie­rra. Yo si­go sien­do el pi­be que siem­pre se sa­cri­fi­có por to­do. Las ten­ta­cio­nes van a es­tar siem­pre a to­da ho­ra y en to­do lu­gar, pe­ro no hay que caer en ellas y que­dar­se con lo im­por­tan­te. Hoy la vi­da me pre­mia con la fa­mi­lia que ten­go y la mu­jer que amo y res­pe­to.

—¿Có­mo ha­ce pa­ra man­te­ner vi­va la pa­sión con su mu­jer Va­ne­sa des­pués de 11 años jun­tos? —Bus­ca­mos mo­men­tos pa­ra es­tar so­los y otros pa­ra es­tar en fa­mi­lia. Yo siem­pre prio­ri­zo la fa­mi­lia. Uno tie­ne que sa­ber que con el co­rrer de los años la re­la­ción cam­bia, pri­me­ro es­tá ese fue­go, esa pa­sión, pe­ro con el tiem­po uno va en­ten­dien­do que el amor pa­sa por la leal­tad, la com­pren­sión, el com­pa­ñe­ris­mo, no to­do es pu­ra pa­sión. No­so­tros sa­be­mos que es­ta­mos el uno pa­ra el otro siem­pre. Hoy por hoy es más fá­cil una se­pa­ra­ción que atra­ve­sar una cri­sis, pe­ro yo siem­pre voy a apos­tar a la re­la­ción de fa­mi­lia que ten­go con Va­ne. Ella me da amor y me dio un hi­jo ma­ra­vi­llo­so. Con el pa­so del tiem­po he­mos cons­trui­do un víncu­lo en el que nos ele­gi­mos to­dos los días. So­mos par­te del mis­mo pro­yec­to de vi­da.

Christian ase­gu­ra que gra­cias a la ac­tua­ción se fue “lle­nan­do” de ideas pa­ra desa­rro­llar­se co­mo em­pre­sa­rio. Di­ce que an­tes de lan­zar un pro­duc­to le con­sul­ta a las mu­je­res por­que tie­nen me­jor gus­to.

En pa­re­ja con Va­ne­sa des­de ha­ce 10 años, San­cho di­ce que el uni­ver­so de las ten­ta­cio­nes es­tá siem­pre pre­sen­te pe­ro que él no cae en ellas por­que lo une un víncu­lo de amor y fa­mi­lia a la mu­jer que eli­gió pa­ra ser su com­pa­ñe­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.