“CON LEN­TES ES IGUAL A MI”

RO­DRI­GO NO­YA Y SU HI­JO BAU­TIS­TA

Caras - - REVELACION­ES - Por Le­ti­cia Po­mo (Pro­duc­ción Alicia Blan­co) Agra­de­ci­mien­tos: Mi­mo & Co., El Don, Lean­dro Igle­sias Cou­tu­re.

Con ape­nas 2 años, Bau­tis­ta No­ya, de­mues­tra ser un ni­ño in­te­li­gen­te. Se ha­ce en­ten­der a la per­fec­ción, ha­bla mu­cho y el víncu­lo con su pa­pá, el ac­tor Ro­dri­go No­ya (26) es tan cá­li­do co­mo di­ver­ti­do. Si bien no fue bus­ca­do -tal co­mo afir­ma el pa­dre- sí muy desea­do y, con So­fía So­rren­ti, su no­via du­ran­te cua­tro años, al en­te­rar­se fue una her­mo­sa noticia, tan­to pa­ra la pa­re­ja co­mo pa­ra to­da la fa­mi­lia. “Nos pu­si­mos súper fe­li­ces y tran­si­té to­do su em­ba­ra­zo con an­sie­dad. Lo que se vi­ve en ese pro­ce­so es mágico. Es­tu­ve en la ce­sá­rea y el be­bé llo­ra­ba mu­cho. In­me­dia­ta­men­te me lo die­ron y me lo pu­se so­bre el pe­cho. Es in­creí­ble pe­ro ahí de­jó de llo­rar él y em­pe­cé yo. To­do lo que se vi­ve, la es­pe­ra, los ner­vios, pa­sa co­mo un flash. Ape­nas

“Bau­ti es re No­ya y di­cen que es co­mo cuan­do yo era chi­co: Tre­men­do, ex­tro­ver­ti­do, so­cia­ble des­pier­to y a la vez po­se­si­vo”.

lo vi na­cer se me nu­bló to­do de la emo­ción”.

—¿En qué se pa­re­cen?

—To­dos di­cen que es co­mo cuan­do yo era chi­qui­to: Es tre­men­do: Ex­tro­ver­ti­do, des­pier­to, so­cia­ble. Pe­ro el es de Leo y por lo tan­to muy po­se­si­vo. Eso es al­go pro­pio que no tie­ne que ver con la he­ren­cia. El signo le mar­ca la per­so­na­li­dad.

—¿Qué cam­bió en su vi­da des­de el na­ci­mien­to de su hi­jo?

—La lle­ga­da de un hi­jo es una sen­sa­ción que só­lo la pue­den ex­pli­car quie­nes lo vi­ven. Yo ten­go re­gis­tra­do to­do: Sus pri­me­ras pa­la­bras, cuan­do co­men­zó a ca­mi­nar, el pri­mer dien­te, la pri­me­ra co­mi­da. Al­gu­nas en fotos y otras en mi men­te. Ahora to­do gi­ra en torno a él, es mi prio­ri­dad. Lo pri­me­ro que me cam­bió fue la mi­ra­da. An­tes iba a un shop­ping y mi­ra­ba co­sas pa­ra mí. Ahora en­tro a las ju­gue­te­rías y a las ca­sas de ro­pa de chi­cos.

—¿Cuál es el jue­go pre­fe­ri­do? —Ju­ga­mos a imi­tar­nos y lo que más le di­vier­te es cuan­do le pon­go mis len­tes y ahí es “re No­ya”. Ob­vio que es só­lo un ins­tan­te, un jue­go na­da más. Tam­bién le gus­ta Hulk, dis­fra­zar­se de Hom­bre Ara­ña, sal­tar por los si­llo­nes y ha­cer que tre­pa por las pa­re­des, y Toy Story.

Ro­dri­go, que es­tá en pa­re­ja des­de ha­ce al­gu­nos me­ses con Mar­ti­na Sci­gliano, se pre­pa­ra pa­ra ha­cer tem­po­ra­da en Car­los Paz con la obra “Atra­pa­dos en el Mu­seo”, que pro­ta­go­ni­za­rán Pe­ter Al­fon­so, Paula Cha­vez y un gran elen­co. “Me lo voy a lle­var al­gu­nos días por­que dis­fru­ta mu­cho del agua y la va­mos a pa­sar ge­nial”.

El ac­tor, quien sal­tó a la fa­ma en el ci­clo “Agran­dady­tos”, ahora en­sa­ya pa­ra la obra “Atra­pa­dos en el Mu­seo” pa­ra la tem­po­ra­da de Vi­lla Car­los Paz. Su hi­jo es de Leo y le gus­ta ser El In­crei­ble Hulk. Son cómplices en los jue­gos y com­pin­ches in­se­pa­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.