LAURA Y RAUL LAVIE, 40 AÑOS A PU­RO AMOR

“ME COS­TO MU­CHO ATRA­PAR AL NE­GRO”

Caras - - CARAS - Por Ariel Bog­da­nov (des­de Vi­lla Ca­los Paz) Agra­de­ci­mien­tos: Es­ti­lis­mo Hugo Ama­dey @am­fey­hu­go, Ma­ke Up @sil­sin­to­ra pa­ra arias­ba­zan.vcp, Al­ca­za La­yus.

Una mi­ra­da les bas­ta pa­ra en­ten­der­se. So­bran las pa­la­bras cuan­do Raúl La­vié (82) y su mu­jer Laura se mi­ran. Con sus ojos pue­den ex­pre­sar lo que sien­ten, lo que ne­ce­si­tan y en­ten­der, sin du­dar, lo que el otro pre­ci­sa. El pró­xi­mo 1º de ju­lio ce­le­bra­rán cuatro dé­ca­das jun­tos y ya se pre­pa­ran pa­ra tam­bién fes­te­jar un amor in­que­bran­ta­ble.

El ma­tri­mo­nio des­em­bar­có en Car­los Paz don­de Raúl des­co­lló con su pa­pel en “La Jau­la de las Lo­cas” y pa­ra pa­sar el ve­rano se ins­ta­la­ron en uno de los cha­let más lu­jo­sos de la Vi­lla, due­ño de una im­po­nen­te vis­ta de la ciu­dad y del la­go San Ro­que.

“Mi idea era en­con­trar un lu­gar don­de Raúl pu­die­ra, ade­más de tra­ba­jar, des­can­sar y re­la­jar­se. Por eso vi­ne con mu­cho tiem­po de an­ti­ci­pa­ción a bus­car un lu­gar má­gi­co y creo que lo en­con­tré”, afir­ma Laura. “Nos in­vi­tan a co­mer, a sa­lir, a reunio­nes y, la ver­dad, es que les de­ci­mos a to­dos que no por­que nos gus­ta que­dar­nos en ca­sa. El lle­ga del tea­tro y yo tra­to de sor­pren­der­lo siem­pre. Lo es­pe­ro con

una ri­ca co­mi­da, un buen vino, una lin­da me­sa al cos­ta­do de la pi­le­ta… Ilu­mino el lu­gar con unas ve­las aro­má­ti­cas y acom­pa­ño con música sua­ve. Raúl sa­be que al lle­gar a ca­sa se va a en­con­trar siem­pre con una lin­da sor­pre­sa o con al­go que le va a ha­cer bien”, agre­ga con tono sua­ve, re­ve­lan­do tal vez sin que­rer­lo una de las cla­ves de es­ta pa­re­ja: el cui­da­do mu­tuo, sin per­der de vis­ta los de­ta­lles.

“Ella ha si­do pa­ra mí fun­da­men­tal en mi cre­ci­mien­to co­mo per­so­na y co­mo ar­tis­ta. El ar­tis­ta ne­ce­si­ta con­ten­cio­nes, es muy vo­lá­til. Siem­pre es­tá ro­dea­do de gen­te que le ofre­ce co­sas y si uno no tie­ne quien lo sos­ten­ga, em­pie­za a acep­tar y a te­ner un des­gas­te pro­gre­si­vo”, co­men­ta Raúl or­gu­llo­so. “Laura es un ser in­dis­pen­sa­ble pa­ra mí. Más allá del amor que nos te­ne­mos, de la her­mo­sa fa­mi­lia que he­mos lo­gra­do for­mar, es un ser úni­co en mi vi­da”, agre­ga el can­tan­te mien­tras in­ter­cam­bia mi­ra­das con su gran amor.

“El tam­bién es cui­da­do­so con­mi­go y pro­cu­ra lle­gar pun­tual si sa­be que lo es­toy es­pe­ran­do. Nos res­pe­ta­mos mu­cho. El buen día a la ma­ña­na es fun­da­men­tal pa­ra no­so­tros. Dar­nos un be­so, abra­zar­nos, pre­pa­rar jun­tos el desa­yuno…”, re­ve­la Laura.

“Nos con­ju­ga­mos bien los dos y tam­bién con nues­tras fa­mi­lias. Yo ten­go un gran amor por sus hi­jos. He­mos pa­sa­do mo­men­tos muy di­fí­ci­les y nos he­mos con­te­ni­do bien. Es el amor de mi vi­da y a es­ta al­tu­ra no po­dría vi­vir sin él. Si me des­pier­to y no lo to­co al la­do mío me de­ses­pe­ro y lo em­pie­zo a bus­car. Tal vez él se le­van­tó a leer el dia­rio o a es­cu­char música. Nos nu­tri­mos día a día”. La pa­re­ja no du­da en re­co­no­cer que no to­dos fue­ron días fá­ci­les en es­tos 40 años, pe­ro siem­pre el amor es­tu­vo pre­sen­te pa­ra ca­pear tem­pes­ta­des. “Yo tra­ba­ja­ba en Ae­ro­lí­neas Ar­gen­ti­nas y he lle­ga­do a to­mar­me un avión a París só­lo pa­ra ce­nar con él y lue­go vol­ver­me. ¡Me cos­tó atra­par al “Ne­gri­to” La­vié! ¡No crean que ha si­do fá­cil! Al prin­ci­pio se me es­ca­pa­ba y lo tu­ve que atar con una so­ga. Era un ‘ne­gri­to’ tra­vie­so al prin­ci­pio. Na­da fue muy gra­ve co­mo pa­ra no per­do­nar”, con­fie­sa Laura. “En to­do mo­men­to la pa­cien­cia y el amor fue­ron cla­ves”, agre­ga Raúl La­vié e in­ter­cam­bia mi­ra­das con su es­po­sa, esas que no ne­ce­si­tan de las pa­la­bras pa­ra ex­pre­sar lo que sien­ten.

El ma­tri­mo­nio hoy dis­fru­ta de re­la­ja­dos días en la pis­ci­na de la man­sión que al­qui­la­ron con pa­no­rá­mi­ca vis­ta al La­go San Ro­que y a Vi­lla Car­los Paz.

“¡No ha si­do fá­cil nues­tra his­to­ria! Al prin­ci­pio se me es­ca­pa­ba y lo tu­ve que atar con una so­ga. Raúl era un ‘ne­gri­to’ muy tra­vie­so cuan­do em­pe­za­mos a sa­lir.”

La pa­re­ja jun­to a CA­RAS

El 1º de ju­lio la pa­re­ja ce­le­bra cuatro dé­ca­das de amor y rea­li­za­rá una gran fies­ta pa­ra hon­rar el amor. Raúl des­lum­bra con su rol en "La Jau­la de las Lo­cas".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.