DUE­LO FAS­HION CON TE­MOR AL VI­RUS

BRI­GIT­TE Y LE­TI­ZIA SIN BE­SOS NI CON­TAC­TO FISICO

Caras - - AGENDA - Por Gaby Bal­za­ret­ti Fo­tos: AFP

Ape­sar de las drás­ti­cas me­di­das de se­gu­ri­dad que to­ma­ron las Ca­sas Reales de Eu­ro­pa pa­ra pro­te­ger a sus in­te­gran­tes del tan te­mi­do Co­ro­na­vi­rus, Le­ti­zia (47) y Fe­li­pe VI (52) abor­da­ron su avión y ate­rri­za­ron en Pa­rís. Allí fue­ron re­ci­bi­dos por el pre­si­den­te Em­ma­nuel Ma­cron (42) y su es­po­sa Bri­git­te (66) y el gran due­lo de es­ti­los en­tre am­bas mu­je­res co­men­zó una nue­va ba­ta­lla. Una que en el mun­do fas­hion —el pri­mer en­fren­ta­mien­to en­tre las es­ti­lo­sas da­mas en 2018, dio por “ga­na­do­ra” a la es­pa­ño­la— ocu­pa un trono muy es­pe­cial. Le­ti­zia, con su me­tro se­ten­ta, y la fran­ce­sa, con su me­tro se­sen­ta y seis, hi­cie­ron fren­te al nue­vo desafío con un ter­mó­me­tro que mar­ca­ba los 17 gra­dos y ba­jo un tí­pi­co cie­lo pa­ri­sino nu­bla­do. Co­mo par­te de los ac­tos que con­me­mo­ran el “Día Eu­ro­peo de Víc­ti­mas del Te­rro­ris­mo”, los re­yes se reunie­ron con el premier en el Pa­la­cio de Eli­seo y com­par­tie­ron un ameno al­muer­zo. Aun­que hu­bo una pe­que­ña ten­sión en­tre las dos pa­re­jas en el mo­men­to de sa­lu­dar­se. Ya que mien­tras Bri­git­te in­ten­tó abra­zar y be­sar a la rei­na, Le­ti­zia se man­tu­vo in­mó­vil y acla­ró que, por con­se­jo de los mé­di­cos reales, ellos tie­nen “prohi­bi­do” cual­quier ti­po de con­tac­to fí­si­co con to­das las per­so­nas. Co­mo ges­to ca­si fa­mi­liar, y co­mo pa­ra dis­ten­der el di­fí­cil mo­men­to, le “ti­ró” un be­so al ai­re y evi­tó que sus ma­nos se es­tre­cha­ran. Im­po­nien­do el tra­di­cio­nal sa­lu­do-re­ve­ren­cia hin­dú del “Na­mas­té”. E in­me­dia­ta­men­te vol­vie­ron a su ya clá­si­ca ba­ta­lla de es­ti­los. La rei­na de España lu­ció un so­brio tra­je sas­tre azul, con pan­ta­lón “chu­pìn”, de Hu­go Boss, que acompañó con una T-shirt de jer­sey en el mis­mo tono, con sti­let­tos tam­bién en ese co­lor de Ni­na Ric­ci y le­van­tó su out­fit con las tan co­di­cia­das per­las ru­sas asi­mé­tri­cas que per­te­ne­cie­ron a la rei­na Vic­to­ria Eugenia de Bat­ten­berg (bi­sa­bue­la de Fe­li­pe VI) y que ella “to­mó” del jo­ye­ro personal de su sue­gra Do­ña So­fía (81), más aros con per­las y dia­man­tes y su acos­tum­bra­do ani­llo de Ka­ren Ha­llam. Mien­tras Bri­git­te sor­pren­dió de­jan­do de la­do sus ya clá­si­cas fal­das cor­tas pa­ra lle­var un pan­ta­lón sas­tre con un abri­go es­ti­lo le­vi­ta, con do­ble abo­to­na­du­ra, so­bre una ca­mi­sa blan­ca cue­llo ta­blea­do. Pe­ro lo más lla­ma­ti­vo de su look fue­ron sus bo­ti­ne­tas Louis Vuit­ton, con an­cho ta­co con el mo­no­gra­ma de la fir­ma, cu­yo pre­cio es de 1.100 dó­la­res.

Bri­git­te y Le­ti­zia op­ta­ron por lu­cir pan­ta­lo­nes que la rei­na “le­van­tó” con per­las y dia­man­tes. Am­bas pa­re­jas cum­plie­ron con el pro­to­co­lo con­tra la pan­de­mia mun­dial y, en un cli­ma ca­si amis­to­so, se sa­lu­da­ron con el tra­di­cio­nal “Na­mas­té”, re­ve­ren­cia, hin­dú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.