La vi­da so­se­ga­da de Cheng­du

China Today (Spanish) - - TURISMO -

Pa­ra la ma­yo­ría de los ha­bi­tan­tes de Cheng­du, la vi­da na­tu­ral y tran­qui­la es el ob­je­ti­vo que los ur­ba­ni­tas de­ben per­se­guir. En Cheng­du es fá­cil. La ciu­dad, co­no­ci­da por su vi­da có­mo­da y so­se­ga­da, tie­ne una at­mós­fe­ra re­la­ja­da que es­tá im­preg­na­da en sus ca­lles, don­de se be­be té, se jue­ga mah­jong y se es­cu­chan his­to­rias.

Mu­chos de esos lu­ga­res de ocio y en­tre­te­ni­mien­to es­tán abier­tos pa­ra el dis­fru­te de los tu­ris­tas. Las ca­sas de té son los si­tios tra­di­cio­na­les que me­jor re­fle­jan el re­la­ja­do rit­mo de vi­da de la ciu­dad. Un si­llón de bam­bú y un jue­go de té con tres pie­zas, una ban­de­ja de té, un cuen­co de por­ce­la­na y cu­bier­tos de por­ce­la­na son el re­fle­jo del ex­qui­si­to sa­bor an­ti­guo de Cheng­du.

Ade­más de be­ber té, a la gen­te de Cheng­du le en­can­ta co­mer. Pa­ra al­gu­nos, el nom­bre de la ciu­dad es si­nó­ni­mo de gas­tro­no­mía. De he­cho, la de Si­chuan es una de las cua­tro prin­ci­pa­les co­ci­nas de Chi­na, y su fuer­te in­fluen­cia ha pe­ne­tra­do en ca­da rincón del país. Aun­que es fa­mo­sa por su pi­can­te, tam­bién ofre­ce un cen­te­nar de pla­tos que no con­tie­nen ese sa­bor. Los ade­re­zos más fa­mo­sos tie­nen sa­bor a pes­ca­do, pi­can­te, pi­mien­ta y sal­sa de sé­sa­mo.

La co­ci­na de es­ti­lo Shang­he­bang, en la zo­na de Cheng­du, se ca­rac­te­ri­za por su afi­ni­dad, su sa­bor in­ten­so y re­la­ti­va­men­te li­ge­ro y sus mu­chos pla­tos tra­di­cio­na­les. Es la co­ci­na más di­fun­di­da de Si­chuan. En­tre los pla­tos fa­mo­sos fi­gu­ran la col her­vi­da, el to­fu sal­tea­do en sal­sa pi­can­te, el po­llo Kung Pao, la car­ne en ro­da­jas con arroz cru­jien­te y el cer­do en sal­sa de ajo. En los úl­ti­mos años vie­nen sien­do muy apre­cia­dos el can­gre­jo pi­can­te de la co­ci­na de Si­chuan de es­ti­lo Shang­he­bang y el ca­la­mar en es­ca­be­che, en­tre otros ma­ris­cos y pro­duc­tos fres­cos del río. Los ten­tem­piés de Si­chuan tie­nen su ba­se en el es­ti­lo Shang­he­bang, co­mo la ge­la­ti­na de fri­jo­les, el pu­din de to­fu, los fi­deos de Si­chuan, las sal­chi­chas de Si­chuan, el po­llo en sal­sa, el tang­yuan de Lai ( bo­la de ma­sa Lai), el wan­tán con acei­te pi­can­te ro­jo, los ra­vio­les de cam­pa­na, en­tre otros. No es una exa­ge­ra­ción de­cir que en Cheng­du se pue­den co­mer bo­ca­di­llos dis­tin­tos ca­da vez du­ran- te más de diez días.

En 2010, la Unes­co apro­bó la in­clu­sión de Cheng­du en la red de ciu­da­des crea­ti­vas y le otor­gó el tí­tu­lo de “Ca­pi­tal de la gas­tro­no­mía”.

VCG

23 de mar­zo de 2018. Una con­cu­rri­da ca­sa de té en el Par­que del Pue­blo en Cheng­du.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.