La hor­ti­cul­tu­ra, una in­dus­tria prós­pe­ra

A tra­vés de in­ge­nio y per­se­ve­ran­cia, mu­chas fa­mi­lias han con­se­gui­do in­cre­men­tar sus in­gre­sos eco­nó­mi­cos

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por SUN CHAO

La Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Hor­ti­cul­tu­ra de 1999, ce­le­bra­da en la ciu­dad de Kun­ming, im­pul­só la in­dus­tria hor­tí­co­la chi­na. Dos dé­ca­das des­pués, el even­to que es­te año se vie­ne rea­li­zan­do en Bei­jing –y que ter­mi­na­rá en el mes de oc­tu­bre– cons­ti­tu­ye una pla­ta­for­ma pa­ra la coope­ra­ción y el in­ter­cam­bio en­tre di­fe­ren­tes paí­ses, así co­mo una vi­tri­na de los éxi­tos al­can­za­dos por Chi­na en es­te cam­po. Chi­na es uno de los lu­ga­res de ori­gen más im­por­tan­tes de las plan­tas hor­tí­co­las, mu­chas de las cua­les re­gis­tran más de 3000 años de his­to­ria. Tras la apli­ca­ción de la po­lí­ti­ca de re­for­ma y la aper­tu­ra, y a me­di­da que la in­dus­tria agrí­co­la se fue ajus­tan­do, el sec­tor hor­tí­co­la chino fue lo­gran­do un sor­pren­den­te desa­rro­llo que ha be­ne­fi­cia­do al pue­blo. En­tre sus pro­duc­tos prin­ci­pa­les fi­gu­ran las fru­tas, las ver­du­ras, el té, las flo­res, las hier­bas pa­ra la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, la se­ri­ci­cul­tu­ra, en­tre otros.

Un nue­vo mo­de­lo de ne­go­cio

Zhao Xiao­lan tie­ne más de 60 años y vi­ve en la ciu­dad de Tian­jin, don­de abrió una huerta en los 20 m2 de te­rra­za en el te­cho de su ca­sa. Cul­ti­va to­ma­tes, pi­mien­tas, pe­pi­nos, en­tre otras va­rie­da­des. Aun­que son hor­ta­li­zas en ma­ce­tas, la pro­duc­ción tri­mes­tral al­can­za pa­ra que su fa­mi­lia se au­to­abas­tez­ca.

Hoy en día, mu­chos de sus ve­ci­nos cul­ti­van tam­bién ver­du­ras en sus te­rra­zas. Zhao Xiao­lan co­men­ta que to­dos sue­len re­unir­se pa­ra in­ter­cam­biar ex­pe­rien­cias y a ve­ces com­par­ten en­tre sí sus pro­duc­tos.

Con la di­vi­sión de los pro­duc­tos re­la­cio­na­dos con la hor­ti­cul­tu­ra (co­mo los del cul­ti­vo, la ilu­mi­na­ción a la in­tem­pe­rie, los ador­nos, en­tre otros), la de­man­da de con­su­mo hor­tí­co­la tam­bién ha au­men­ta­do. El cam­bio de en­fo­que ha per­mi­ti­do la ex­ten­sión de la lí­nea de pro­duc­tos hor­tí­co­las y de los ser­vi­cios.

Zhang Yu, que vi­ve en el dis­tri­to de Mi­yun, en Bei­jing, re­mo­de­ló su huerta y hoy es un jar­dín don­de se cul­ti­van más de diez flo­res co­mo la ro­sa chi­na, la peo­nía chi­na, el tu­li­pán, en­tre otras, así co­mo ár­bo­les fru­ta­les. Co­lo­có tam­bién ro­cas en el jar­dín, aun­que se­ña­la que ya es una per­so­na muy ma­yor pa­ra se­guir cul­ti­van­do.

Ca­da día hay más jó­ve­nes que com­pran flo­res. El ser­vi­cio pue­de in­cluir un plan men­sual, con el que los pro­duc­tos se entregan a do­mi­ci­lio una vez a la se­ma­na. Los clien­tes pue­den ele­gir las flo­res en We­Chat y ha­cer el pa­go a tra­vés de es­ta pla­ta­for­ma. En dos mi­nu­tos pue­den ter­mi­nar to­do el pro­ce­so. Pa­ra la ma­yo­ría de los con­su­mi­do­res ur­ba­nos es muy con­ve­nien­te ha­cer el pe­di­do de es­ta ma­ne­ra, pues pue­den ob­te­ner bue­nas ofer­tas. Se tra­ta de una nue­va ten­den­cia en­tre los jó­ve­nes.

Gra­cias a su po­bla­ción y ni­vel de desa­rro­llo eco­nó­mi­co y so­cial, Chi­na se ha con­ver­ti­do en un mer­ca­do gi­gan­te

pa­ra la hor­ti­cul­tu­ra fa­mi­liar. A pe­sar de que el con­su­mo de pro­duc­tos hor­tí­co­las si­gue au­men­tan­do, el desa­rro­llo de di­cha in­dus­tria re­quie­re la coor­di­na­ción de mu­chas par­tes. Li Li, fun­cio­na­ria del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra y Asun­tos Ru­ra­les, es de la idea de que to­da la so­cie­dad de­be pro­fun­di­zar sus co­no­ci­mien­tos so­bre la in­dus­tria hor­tí­co­la, de que de­ben per­fec­cio­nar­se los es­la­bo­nes de la pro­duc­ción y el con­su­mo, y de que di­cha in­dus­tria tie­ne un gran po­ten­cial de desa­rro­llo.

Un desa­rro­llo gra­cias a las flo­res

En la pri­ma­ve­ra de es­te año, en el dis­tri­to de Dong­hai, pro­vin­cia de Jiang­su, Li Bing­jian se en­car­gó con mu­cha sa­tis­fac­ción de re­co­lec­tar azu­ce­nas, pues es­te 2019 ha si­do un año de al­ta co­ti­za­ción pa­ra di­cha flor. Hoy en día, el dis­tri­to de Dong­hai, don­de se cul­ti­van más de 10.000 ár­bo­les de flor en in­ver­na­de­ros de 2000 hec­tá­reas de su­per­fi­cie, se ha con­ver­ti­do en la ba­se más gran­de de pro­duc­ción de azu­ce­nas. Anual­men­te pro­du­ce más de 500 mi­llo­nes de flo­res re­cién cor­ta­das, las que han au­men­ta­do los in­gre­sos de 2000 fa­mi­lias ru­ra­les.

A par­tir de la dé­ca­da de 1980, la su­per­fi­cie sem­bra­da y la pro­duc­ción de los cul­ti­vos hor­tí­co­las no han de­ja­do de in­cre­men­tar­se, así co­mo su en­ver­ga­du­ra. Ade­más, gra­cias a los avan­ces cien­tí­fi­cos y tec­no­ló­gi­cos, el ren­di­mien­to se ha mul­ti­pli­ca­do.

El prós­pe­ro desa­rro­llo de la in­dus­tria hor­tí­co­la ha con­tri­bui­do enor­me­men­te al in­cre­men­to de los in­gre­sos de los cam­pe­si­nos, al au­men­to de la efi­cien­cia agrí­co­la y a la re­duc­ción del dé­fi­cit co­mer­cial. Di­cha in­dus­tria se ha con­ver­ti­do en uno de los pi­la­res de la eco­no­mía agrí­co­la y ru­ral.

“Las flo­res no so­lo han me­jo­ra­do el me­dio am­bien­te, sino que tam­bién han au­men­ta­do mis in­gre­sos”, ma­ni­fies­ta Zhang Ai­guo, de la al­dea de San­pu y quien es flo­ri­cul­tor des­de 2008. En más de una dé­ca­da, su nú­me­ro de in­ver­na­de­ros au­men­tó de 4 a 10, y ade­más de tra­ba­jar co­mo agen­te de ne­go­cios, ha cons­trui­do un al­ma­cén fri­go­rí­fi­co de cer­ca de 300 m2 pa­ra man­te­ner la fres­cu­ra de las flo­res y los bul­bos. Zhang ha ob­te­ni­do in­gre­sos anua­les de cer­ca de un mi­llón de yua­nes y tam­bién ha pro­mo­vi­do el au­men­to de in­gre­sos en más de 20 fa­mi­lias ve­ci­nas.

Gao Mei­feng, di­rec­tor del dis­tri­to de Dong­hai, nos pre­sen­ta la si­tua­ción de la in­dus­tria hor­tí­co­la lo­cal. El go­bierno lo­cal ha im­pul­sa­do la re­for­ma es­truc­tu­ral por el la­do de ofer­ta y ha in­cen­ti­va­do a los cam­pe­si­nos a cul­ti­var flo­res en vis­ta de las con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas y de sue­lo fa­vo­ra­bles de Dong­hai. El Co­mi­té Agrí­co­la de Dong­hai tam­bién ha desa­rro­lla­do una apli­ca­ción y crea­do un gru­po en We­Chat a tra­vés del cual in­vi­ta a es­pe­cia­lis­tas a ab­sol­ver las du­das de los flo­ri­cul­to­res. En el po­bla­do de Shuang­dian, del mis­mo dis­tri­to, la su­per­fi­cie cul­ti­va­da de flo­res ha al­can­za­do más de 1000 hec­tá­reas y sus azu­ce­nas se han con­ver­ti­do en un pro­duc­to de­man­da­do a ni­vel na­cio­nal.

Una ex­po­si­ción bie­nal de flo­res se ce­le­bra en Dong­hai y se han es­ta­ble

ci­do pun­tos de dis­tri­bu­ción en más de 20 ciu­da­des del país. La pro­duc­ción y ven­ta de flo­res pue­den ser aco­pla­das sin fi­su­ras, mien­tras el mer­ca­do se si­gue am­plian­do. Gao Mei­feng in­di­ca que más del 60 % de las azu­ce­nas re­cién cor­ta­das que se en­cuen­tran en Shang­hai pro­vie­nen de Dong­hai.

Así co­mo en el ca­so de las flo­res, los la­gos y las aguas ter­ma­les de Dong­hai atraen tam­bién la aten­ción de los tu­ris­tas. En el sec­tor oes­te del dis­tri­to se ha cons­trui­do un par­que te­má­ti­co de azu­ce­nas so­bre el la­go Shuang­xi, que com­pren­de pun­tos don­de con­tem­plar las flo­res e ins­ta­la­cio­nes re­crea­ti­vas, lo cual no so­lo me­jo­ra los ser­vi­cios de la ciu­dad, sino que tam­bién pro­por­cio­na una pla­ta­for­ma de ex­hi­bi­ción e in­ter­cam­bios y ele­va el ni­vel in­dus­trial.

Des­pués de ex­plo­rar la po­si­bi­li­dad de desa­rro­llo agrí­co­la y de cons­truir un dis­tri­to mo­derno con una fuer­te pro­duc­ción agrí­co­la, Dong­hai cuen­ta ya con seis in­dus­trias do­mi­nan­tes, en­tre ellas las hor­ta­li­zas de Tao­lin, las flo­res re­cién cor­ta­das de Shuang­dian y las fre­sas de Huang­chuan. El dis­tri­to tam­bién ha im­ple­men­ta­do la es­tra­te­gia de vi­go­ri­za­ción ru­ral y ha in­te­gra­do el agro­tu­ris­mo y la agri­cul­tu­ra eco­ló­gi­ca con mi­ras a que ca­da po­bla­do y ca­da al­dea pue­dan desa­rro­llar sus pro­pios pro­duc­tos. El aro­ma de las flo­res y el ace­le­ra­do pro­gre­so del agro­tu­ris­mo ge­ne­ra­rán más opor­tu­ni­da­des co­mer­cia­les en Dong­hai y me­jo­ra­rán la vi­da de más cam­pe­si­nos.

En­tre 2016 y 2020 Chi­na lle­va­rá a ca­bo un plan de cons­truc­ción de al­re­de­dor de 1000 po­bla­dos con sin­gu­la­res ca­rac­te­rís­ti­cas, en al­gu­nos de los cua­les su in­dus­tria par­ti­cu­lar se­rá la de las flo­res. La idea es ge­ne­rar pro­duc­tos de al­to va­lor agre­ga­do pa­ra de es­ta ma­ne­ra ex­ten­der y am­pliar la ca­de­na de la flo­ri­cul­tu­ra.

En los pa­sa­dos 20 años, la flo­ri­cul­tu­ra chi­na ha lo­gra­do un ace­le­ra­do desa­rro­llo y las va­rie­da­des de flo­res se han ido mul­ti­pli­can­do. Chi­na se ha con­ver­ti­do en la ma­yor ba­se de pro­duc­ción de flo­res y el ma­yor país con­su­mi­dor, ex­por­ta­dor e im­por­ta­dor a ni­vel mun­dial. En­tre to­dos sus pro­duc­tos, las plán­tu­las or­na­men­ta­les re­pre­sen­tan la mi­tad de la in­dus­tria de las flo­res. El área de pro­duc­ción de plán­tu­las y flo­res es de más de 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas y ca­da año se pue­den pro­du­cir más de 40.000 mi­llo­nes de plán­tu­las, con un va­lor de pro­duc­ción anual de más de 450.000 mi­llo­nes de yua­nes.

Las ins­ta­la­cio­nes pa­ra el cul­ti­vo tam­bién se han ido desa­rro­llan­do, des­de los in­ver­na­de­ros so­la­res y los he­chos de bam­bú has­ta los que se con­tro­lan con pre­ci­sión. Mu­chas em­pre­sas em­plean avan­za­da tec­no­lo­gía co­mo el sis­te­ma de flu­jo y re­flu­jo. Al mis­mo tiem­po, se es­tá me­jo­ran­do la tec­no­lo­gía en el cul­ti­vo de flo­res en ma­ce­tas, así co­mo su ni­vel de nor­ma­li­za­ción. Los pro­duc­tos de va­rias em­pre­sas pue­den es­tar a la par de los del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal.

Gra­cias a la avan­za­da tec­no­lo­gía, las em­pre­sas pue­den su­mi­nis­trar flo­res du­ran­te to­do el año y los con­su­mi­do­res las pue­den comprar en cual­quier la­do, lo cual sa­tis­fa­ce la de­man­da de la po­bla­ción.

Li Li ex­pli­ca que el Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra y Asun­tos Ru­ra­les ha ini­cia­do la cons­truc­ción de sis­te­mas tec­no­ló­gi­cos industrial­es pa­ra la agri­cul­tu­ra mo­der­na, tre­ce de los cua­les son de cul­ti­vos hor­tí­co­las co­mo man­da­ri­na, man­za­na, té, en­tre otros, los que cuen­tan con una cier­ta can­ti­dad de cien­tí­fi­cos y una es­ta­ción re­gio­nal de prue­bas in­te­gra­les.

Hor­ti­cul­tu­ra per­pe­tua

La in­dus­tria hor­tí­co­la se ha ba­sa­do siem­pre en el sis­te­ma de res­pon­sa­bi­li­dad en la pro­duc­ción me­dian­te con­tra­to fa­mi­liar, por lo que, en ge­ne­ral, es una eco­no­mía cam­pe­si­na que de­pen­de de la pro­duc­ción fa­mi­liar. Li Li opi­na que a pe­sar de que al­gu­nas zo­nas han au­men­ta­do la cir­cu­la­ción de los de­re­chos de ad­mi­nis­tra­ción de tie­rras y las for­mas de coope­ra­ción con el pa­so ace­le­ra­do de la ur­ba­ni­za­ción agrí­co­la y la mo­der­ni­za­ción, pre­do­mi­nan aún las gran­jas fa­mi­lia­res y otras for­mas ad­mi­nis­tra­ti­vas y coope­ra­ti­vas de agri­cul­tu­ra ex­ten­si­va. Por ejem­plo, se­gún es­ta­dís­ti­cas par­cia­les, las gran­jas fa­mi­lia­res de hor­ta­li­zas con una su­per­fi­cie me­nor de una hec­tá­rea re­pre­sen­tan el 60 % de la to­ta­li­dad, y las que tie­nen más de 6,7 hec­tá­reas, ape­nas un 3 %.

A pe­sar de que los cos­tos de pro­duc­ción no de­jan de re­du­cir­se, Li Li se sien­te muy op­ti­mis­ta res­pec­to al fu­tu­ro de la hor­ti­cul­tu­ra chi­na, una in­dus­tria pre­pon­de­ran­te en la lu­cha con­tra la po­bre­za y la vi­go­ri­za­ción ru­ral.

Li Li apun­ta que se de­be apro­ve­char la ce­le­bra­ción de la Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Hor­ti­cul­tu­ra de Bei­jing pa­ra pro­mo­ver la aper­tu­ra y el desa­rro­llo del sec­tor. Aun­que di­fe­ren­tes paí­ses pue­den com­pe­tir en pro­duc­ción de fru­tas, ver­du­ras y flo­res, es­tos pue­den tam­bién com­ple­men­tar­se más en otros as­pec­tos.

Una flo­ri­cul­to­ra del dis­tri­to de Dong­hai, pro­vin­cia de Jiang­su.

In­te­rior de un in­ver­na­de­ro de li­rios en la ba­se de pro­duc­ción del dis­tri­to de Dong­hai.

Ba­se de flo­res del Par­que Cien­tí­fi­co Agrí­co­la Chang­ji en la re­gión au­tó­no­ma ui­gur de Xin­jiang.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.