La se­mi­lla de la coope­ra­ción y el diá­lo­go

La Ex­po 2019 Bei­jing mues­tra las gran­des opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio ge­ne­ra­das por la sos­te­ni­bi­li­dad

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por VERENA MENZEL

Vi­vi­mos en una épo­ca en la que, por un la­do, po­de­mos ver una eco­no­mía en rá­pi­do desa­rro­llo, una ges­tión glo­ba­li­za­da y una cre­cien­te ur­ba­ni­za­ción y, por el otro, urgen una pro­tec­ción del me­dio am­bien­te y el cli­ma, un desa­rro­llo sos­te­ni­ble y la crea­ción y man­te­ni­mien­to de un en­torno de vi­da ver­de. La so­cie­dad y la eco­no­mía de­ben pro­gre­sar. Es­to y el desa­rro­llo eco­ló­gi­co no con­for­man dos opues­tos. La sos­te­ni­bi­li­dad y la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te pue­den crear mu­chas opor­tu­ni­da­des de ne­go­cios y brin­dar un po­ten­cial de desa­rro­llo eco­nó­mi­co, lo que que­da muy cla­ro en la ac­tual Ex­po­si­ción In­ter­na­cio­nal de Hor­ti­cul­tu­ra de Bei­jing 2019 (Ex­po 2019 Bei­jing).

El sue­ño de un pai­sa­jis­ta ho­lan­dés

El ar­qui­tec­to pai­sa­jis­ta ho­lan­dés Bert Daut­zen­berg se es­pe­cia­li­za en el te­ma de la sos­te­ni­bi­li­dad. Ha es­ta­do en Chi­na du­ran­te 10 años. Ba­sa­do en el prin­ci­pio de las “ciu­da­des es­pon­jas”, Daut­zen­berg desa­rro­lló un la­mi­na­do ex­te­rior con fil­tro eco­ló­gi­co pa­ra te­chos y pa­re­des y ob­tu­vo una pa­ten­te. No tie­ne na­da de sor­pren­den­te que el di­se­ño de Daut­zen­berg sea sim­ple y efi­cien­te al uti­li­zar de for­ma in­ge­nio­sa el agua de llu­via en el Pa­be­llón de los Paí­ses Ba­jos.

En la Ex­po 2019 Bei­jing, los Paí­ses Ba­jos ins­ta­la­ron su pro­pio pa­be­llón. El país ex­por­tó al mun­do 3700 mi­llo­nes de eu­ros de flo­res ple­ga­das en 2018. Pe­ro no se de­be pen­sar so­lo en sus tu­li­pa­nes.

“Nos cen­tra­mos prin­ci­pal­men­te en la

pro­duc­ción en in­ver­na­de­ros, es­pe­cial­men­te en jar­di­ne­ría de al­ta tec­no­lo­gía, y es­ta­mos im­ple­men­tan­do en mu­chas par­tes de Chi­na al­gu­nos pro­yec­tos mo­der­nos de al­ta in­ver­sión”, se­ña­la Wou­ter Ver­hey, con­se­je­ro de agri­cul­tu­ra de la Em­ba­ja­da de los Paí­ses Ba­jos en Chi­na. El ex­per­to en agri­cul­tu­ra y hor­ti­cul­tu­ra cree que el mer­ca­do chino es­tá lleno de vi­ta­li­dad. A los chi­nos les apa­sio­nan las nue­vas tec­no­lo­gías, tie­nen una ac­ti­tud abier­ta y gran en­tu­sias­mo de apren­der. Por lo tan­to, avan­zan jun­tos en el sec­tor hor­tí­co­la.

Bert Daut­zen­berg ha si­do tes­ti­go del desa­rro­llo de es­te cam­po en Chi­na en los úl­ti­mos años. “En el pa­sa­do, las per­so­nas siem­pre que­rían eco­lo­gi­zar la ciu­dad en el me­nor tiem­po po­si­ble, pres­tan­do prin­ci­pal aten­ción a su apa­rien­cia. Aho­ra la me­jo­ra de la ca­li­dad se ha con­ver­ti­do en la di­rec­ción del desa­rro­llo. Las po­lí­ti­cas re­le­van­tes han de­ter­mi­na­do la orien­ta­ción de crear una ma­yor sos­te­ni­bi­li­dad”, men­cio­na. El jar­di­ne­ro ho­lan­dés opi­na que Chi­na pue­de apro­ve­char mu­chas opor­tu­ni­da­des pa­ra pro­mo­ver el desa­rro­llo ver­de y ha­cer gran­des aportacion­es.

En bus­ca de la mis­ma con­cep­ción eco­ló­gi­ca

El Pa­be­llón de Ale­ma­nia, com­pues­to por una lla­ma­ti­va es­truc­tu­ra de ma­de­ra, es­tá a so­lo unos pa­sos del pa­be­llón ho­lan­dés. Las ma­ce­tas con plan­tas or­na­men­ta­les, fru­tas y ver­du­ras se co­lo­can en los so­por­tes que se ex­tien­den ha­cia arri­ba, en la par­te fron­tal de la pa­red ex­te­rior. “Vis­to a lar­go pla­zo, los se­res hu­ma­nos no po­de­mos pro­du­cir fru­tas y ver­du­ras so­lo en el sue­lo. Por lo tan­to, la agri­cul­tu­ra ur­ba­na es uno de los te­mas que que­re­mos in­ves­ti­gar con nues­tro pa­be­llón aquí”, re­sal­ta Hans-Joa­chim Fuch­tel, se­cre­ta­rio de Es­ta­do del Mi­nis­te­rio Fe­de­ral de Ali­men­ta­ción y Agri­cul­tu­ra de Ale­ma­nia.

El bal­cón in­te­li­gen­te, con­tro­la­do por compu­tado­ra, es uno de los mu­chos con­cep­tos de pro­duc­ción sos­te­ni­ble pre­sen­ta­dos en di­cho pa­be­llón, los cua­les son asom­bro­sos. En el lu­gar po­de­mos sen­tir las ideas ver­des plan­tea­das por los di­se­ña­do­res ale­ma­nes so­bre mer­can­cías, pa­ra que es­tas en el ca­rri­to de la com­pra sean más sos­te­ni­bles; por ejem­plo, bo­tas de go­ma he­chas de maíz –se­gu­ra­men­te im­permea­bles–, neu­má­ti­cos he­chos de go­ma con ma­te­rial de dien­te de león, ma­ce­tas y ta­zas de café he­chas de se­mi­llas de gi­ra­sol, que pue­den usar­se pa­ra ha­cer es­tiér­col ve­ge­tal. A pe­sar de que la pro­duc­ción ma­si­va de los ar­tícu­los ex­hi­bi­dos se lo­gra­rá en un fu­tu­ro le­jano, los or­ga­ni­za­do­res ale­ma­nes han de­mos­tra­do con éxi­to que si la gen­te tie­ne el va­lor de ilu­sio­nar­se, to­do se­rá po­si­ble.

En el sec­tor agrí­co­la, el “He­cho en Ale­ma­nia” ha­ce que la vi­da y el tra­ba­jo sean más ver­des y sos­te­ni­bles. La agri­cul­tu­ra es tam­bién un área eco­nó­mi­ca im­por­tan­te en Chi­na. En el Pa­be­llón de Ale­ma­nia nos in­for­ma­ron que uno de ca­da diez agri­cul­to­res del país eu­ro­peo usa dro­nes pa­ra op­ti­mi­zar las for­mas de la­bran­za. Los dro­nes mo­der­nos de al­ta tec­no­lo­gía per­mi­ten que la pro­duc­ción agrí­co­la sea sos­te­ni­ble en

la ac­tua­li­dad, se re­duz­ca el uso de fer­ti­li­zan­tes y se pro­te­ja a los ani­ma­les y las plan­tas. Ta­les in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas ofre­cen nue­vas opor­tu­ni­da­des pa­ra la coope­ra­ción in­dus­trial en­tre Ale­ma­nia y Chi­na.

Hans-Joa­chim Fuch­tel con­si­de­ra que pa­ra las em­pre­sas ale­ma­nas, la Ex­po In­ter­na­cio­nal de Hor­ti­cul­tu­ra es un gran even­to. Un ter­cio de los pro­duc­tos agrí­co­las de Ale­ma­nia se de­di­ca a la ex­por­ta­ción. Chi­na es un im­por­tan­te des­tino, y la ofer­ta ale­ma­na y la de­man­da chi­na pue­den com­ple­men­tar­se muy bien en­tre sí.

Coope­ra­ción chino-bri­tá­ni­ca

Sa­ra Eve­rett es una fun­cio­na­ria del De­par­ta­men­to de Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal del Reino Uni­do y je­fa del pro­yec­to de ex­po­si­ción de su país en la Ex­po 2019 Bei­jing. “Que­re­mos apro­ve­char es­ta pla­ta­for­ma pa­ra re­unir a pro­fe­sio­na­les chi­nos e in­gle­ses pa­ra for­ta­le­cer sus víncu­los. Les mos­tra­mos a nues­tros so­cios chi­nos los pro­duc­tos he­chos en el Reino Uni­do. Por su­pues­to, los so­cios chi­nos tam­bién nos mues­tran los su­yos. A es­te res­pec­to, or­ga­ni­za­re­mos una se­rie de even­tos en el Pa­be­llón del Reino Uni­do so­bre el te­ma del desa­rro­llo eco­ló­gi­co”, ma­ni­fies­ta.

El con­cep­to de di­se­ño de es­te pa­be­llón, pro­pues­to por Eve­rett, sub­ra­ya la mez­cla de di­fe­ren­tes es­pe­cies de plan­tas, co­mo ro­sas, la­van­da, jaz­mín y otras hier­bas, que cre­cen exu­be­ran­tes en el lo­cal.

“Las plan­tas tie­nen al­go más que su pro­pio va­lor de mer­ca­do, son la ma­te­ria pri­ma de los pro­duc­tos eco­ló­gi­cos y po­seen un sig­ni­fi­ca­do es­pi­ri­tual pa­ra la vi­da hu­ma­na”, aña­de. Es­pe­cial­men­te aque­llos re­si­den­tes de gran­des ciu­da­des que su­fren de gran pre­sión pue­den be­ne­fi­ciar­se de es­tas flo­res y plan­tas que sir­ven co­mo me­di­ci­na. “Un jar­dín bien cons­trui­do pue­de me­jo­rar la sa­lud fí­si­ca y men­tal. Las ins­ta­la­cio­nes de jar­dín fue­ra del hos­pi­tal tie­nen el po­ten­cial de pro­mo­ver la sa­lud, lo cual ha si­do con­fir­ma­do por mu­chas in­ves­ti­ga­cio­nes mé­di­cas y cien­tí­fi­cas”.

Se­gún Eve­rett, el con­cep­to chino de cu­rar la en­fer­me­dad con hier­bas me­di­ci­na­les se ha di­fun­di­do am­plia­men­te en el Reino Uni­do. Am­bos paí­ses de­ben coope­rar en una ma­yor ex­plo­ra­ción de su fun­ción pa­ra for­ta­le­cer la sa­lud.

En es­pe­ra de lo­gros fruc­tí­fe­ros

Tan­to Bert Daut­zen­berg co­mo Han­sJoa­chim Fuch­tel y Sa­ra Eve­rett ase­gu­ran que la re­la­ción de sus paí­ses con Chi­na se­rá más es­tre­cha en el cam­po de la hor­ti­cul­tu­ra, des­de una pers­pec­ti­va cien­tí­fi­ca y eco­nó­mi­ca. Con­si­de­ran que el in­ter­cam­bio amis­to­so y la con­fian­za mu­tua jue­gan un pa­pel de­ci­si­vo en la pro­mo­ción de una bue­na coope­ra­ción, cons­tru­yen­do una tie­rra fér­til pa­ra el desa­rro­llo de ac­ti­vi­da­des em­pren­de­do­ras y pro­por­cio­nan­do res­pues­tas al im­por­tan­te pro­ble­ma so­bre la sos­te­ni­bi­li­dad que en­fren­tan los paí­ses hoy en día.

“Los Paí­ses Ba­jos y Chi­na po­seen ca­si la mis­ma su­per­fi­cie agrí­co­la per cá­pi­ta, así que en tér­mi­nos de car­ga per cá­pi­ta te­ne­mos la mis­ma pre­sión en zo­nas agrí­co­las. En es­te sen­ti­do, los dos paí­ses afron­tan pro­ble­mas si­mi­la­res”, ex­pre­sa Daut­zen­berg.

Pa­ra Eve­rett, lo me­jor de la Ex­po In­ter­na­cio­nal de Hor­ti­cul­tu­ra con­sis­te en unir a per­so­nas de dis­tin­tos paí­ses pa­ra dis­cu­tir y mos­trar sus pro­duc­tos. Ella es­pe­ra que siem­bren jun­tos las se­mi­llas de la coope­ra­ción por me­dio de los diá­lo­gos di­rec­tos rea­li­za­dos en Bei­jing.

El Pa­be­llón de Ale­ma­nia to­ma “Sem­brar el fu­tu­ro” co­mo su te­ma prin­ci­pal.

“Ciu­da­des ver­des” es el te­ma prin­ci­pal de los Paí­ses Ba­jos en la Ex­po Bei­jing 2019.

El te­ma prin­ci­pal del Reino Uni­do es “In­no­va­cio­nes, crea­ción de un fu­tu­ro ver­de”.

Bo­tas im­permea­bles he­chas con pro­duc­tos na­tu­ra­les en el Pa­be­llón de Ale­ma­nia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.