El ci­ne asiá­ti­co co­mo puen­te de diá­lo­go

A la par de un au­men­to de su in­fluen­cia, en los úl­ti­mos años ha con­tri­bui­do a pro­fun­di­zar el en­ten­di­mien­to en­tre di­fe­ren­tes cul­tu­ras

China Today (Spanish) - - CULTURA - Por DANG XIAOFEI

El pa­sa­do 16 de ma­yo se inau­gu­ró en Bei­jing la se­ma­na de ci­ne en el mar­co de la Con­fe­ren­cia so­bre el Diá­lo­go de las Ci­vi­li­za­cio­nes Asiá­ti­cas (CDAC, por sus si­glas en in­glés). El pú­bli­co tu­vo la opor­tu­ni­dad de apre­ciar más de 60 pe­lí­cu­las pro­ve­nien­tes de más de 30 paí­ses, las cua­les mos­tra­ron el en­can­to del ci­ne asiá­ti­co y su tra­di­ción cul­tu­ral des­de di­fe­ren­tes án­gu­los, y cons­ti­tu­ye­ron un puen­te de diá­lo­go en­tre ci­vi­li­za­cio­nes.

Por­ta­dor cul­tu­ral

Se ex­pu­sie­ron her­mo­sas pe­lí­cu­las, en­tre ellas la chi­na Ca­ve of the Sil­ken Web (La cue­va de la te­la­ra­ña), la tur­ca El pe­ral sil­ves­tre, la cin­ta ani­ma­da ja­po­ne­sa La chi­ca que sal­ta­ba a tra­vés del tiem­po, la ira­ní Ni­ños del cie­lo y la sur­co­rea­na Sop­yon­je. Los es­pec­ta­do­res pu­die­ron co­no­cer la di­ver­si­dad cul­tu­ral y el desa­rro­llo al­can­za­do por los paí­ses asiá­ti­cos.

Oqil­vo Ma­ruf­jon, sub­di­rec­tor del ca­nal Var­zish Sport de Ta­yi­kis­tán, de­cla­ró a Chi­na Hoy que gra­cias a es­tas pe­lí­cu­las se ha am­plia­do el co­no­ci­mien­to en­tre pue­blos con di­fe­ren­tes an­te­ce­den­tes cul­tu­ra­les. En ese sen­ti­do, su­gi­rió que los paí­ses asiá­ti­cos or­ga­ni­cen más fes­ti­va­les de es­te es­ti­lo pa­ra di­fun­dir y pro­mo­ver su ci­ne y dar a co­no­cer la cul­tu­ra de la re­gión al pú­bli­co de otras par­tes del mun­do. Oqil­vo Ma­ruf­jon es tam­bién un afi­cio­na­do a las pe­lí­cu­las chi­nas, a tra­vés de las cua­les ha po­di­do co­no­cer la am­pli­tud y pro­fun­di­dad de las ar­tes mar­cia­les. De ni­ño, ya co­no­cía a re­nom­bra­dos ac­to­res de kung­fu co­mo Bru­ce Lee y Jac­kie Chan.

Las pe­lí­cu­las mues­tran las cos­tum­bres lo­ca­les de un país y son im­por­tan­tes por­ta­do­res del in­ter­cam­bio cul­tu­ral. “Co­mo la literatura, la pin­tu­ra y la mú­si­ca, el ci­ne tam­bién pue­de re­du­cir la dis­tan­cia en­tre paí­ses”, ase­gu­ró Guo Hong, di­rec­tor del Cen­tro de In­ter­cam­bio Cul­tu­ral y Ar­tís­ti­co en­tre Nue­va Ze­lan­da y Chi­na.

Guo ex­pli­có que con el au­men­to del nú­me­ro de chi­nos en el ex­tran­je­ro, pue­den sur­gir ma­len­ten­di­dos e in­clu­so fric­cio­nes con la po­bla­ción lo­cal. Me­dian­te la pro­yec­ción de pe­lí­cu­las, el pú­bli­co ex­tran­je­ro po­drá co­no­cer la cul­tu­ra chi­na y re­du­cir­se las po­si­bi­li­da­des de que sur­ja cual­quier ma­len­ten­di­do in­ne­ce­sa­rio.

Por otro la­do, el con­tac­to cul­tu­ral pue­de tam­bién abrir las puer­tas a los in­ter­cam­bios po­lí­ti­cos, eco­nó­mi­cos y co­mer­cia­les. Zeng Nian­qun, pres­ti­gio­so crí­ti­co de ci­ne de Chi­na, co­men­tó a Chi­na Hoy que la pe­lí­cu­la Lost in Thai­land (Per­di­dos en Tai­lan­dia), que se ro­dó en di­cho país, es un buen ejem­plo de es­to. De he­cho, la cin­ta con­tri­bu­yó a que au­men­ta­se en gran me­di­da el nú­me­ro de tu­ris­tas chi­nos. Has­ta hoy en día, Tai­lan­dia se man­tie­ne co­mo el pri­mer des­tino tu­rís­ti­co en el ex­tran­je­ro pa­ra los chi­nos.

Co­pro­duc­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca

El desa­rro­llo del mer­ca­do ci­ne­ma­to­grá­fi­co es y se­rá una gran ten­den­cia en el mun­do. En la ce­re­mo­nia inau­gu­ral de la CDAC, el pre­si­den­te Xi Jin­ping ma­ni­fes­tó que Chi­na es­tá dis­pues­ta a lle­var a ca­bo los pro­yec­tos de tra­duc­ción mu­tua de obras clá­si­cas asiá­ti­cas y de in­ter­cam­bio y coope­ra­ción en ci­ne­ma­to­gra­fía asiá­ti­ca, con mi­ras a pro­fun­di­zar el en­ten­di­mien­to en­tre di­fe­ren­tes cul­tu­ras y cons­truir una pla­ta­for­ma que per­mi­ta ex­hi­bir la be­lle­za de sus ci­vi­li­za­cio­nes.

Por otra par­te, du­ran­te la se­ma­na del ci­ne asiá­ti­co, se or­ga­ni­zó tam­bién una ac­ti­vi­dad ba­jo el te­ma de “diá­lo­go en­tre maes­tros del ci­ne”, la cual ofre­ció una pla­ta­for­ma de in­ter­cam­bio a los ci­neas­tas asiá­ti­cos. Más de diez pro­duc­to­res ci­ne­ma­to­grá­fi­cos de paí­ses co­mo Chi­na, Ja­pón, Irán e In­dia se reunie­ron y des­ta­ca­ron el pa­pel po­si­ti­vo que jue­ga la co­pro­duc­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca en la pro­mo­ción del co­no­ci­mien­to mu­tuo. Ade­más, tam­bién en­ri­que­ce la crea­ción de pe­lí­cu­las y

Los­ti­nThai­land con­tri­bu­yó a que au­men­ta­se en gran me­di­da el nú­me­ro de tu­ris­tas chi­nos. Has­ta hoy en día, Tai­lan­dia se man­tie­ne co­mo el pri­mer des­tino tu­rís­ti­co en el ex­tran­je­ro pa­ra los chi­nos.

am­plía su in­fluen­cia.

“Las pe­lí­cu­las de co­pro­duc­ción se han con­ver­ti­do en un buen ca­nal de in­ter­cam­bio ci­ne­ma­to­grá­fi­co mun­dial. Gra­cias a ellas, los paí­ses pue­den apren­der jun­tos, com­ple­men­tar­se y com­par­tir me­jo­res ex­pe­rien­cias”, aña­dió Zeng Nian­qun. En los úl­ti­mos años ha au­men­ta­do el nú­me­ro de pe­lí­cu­las de co­pro­duc­ción, las que reúnen los re­cur­sos ven­ta­jo­sos de ca­da país y pro­mue­ven en gran me­di­da el in­ter­cam­bio cul­tu­ral.

A me­di­da que el ci­ne chino se va am­plian­do en cuan­to a mer­ca­do, nú­me­ro de pe­lí­cu­las y ca­li­dad, hay ca­da vez más paí­ses que quie­ren co­la­bo­rar con el nues­tro. Se­gún ci­fras de la Ad­mi­nis­tra­ción Es­ta­tal de Ci­ne, Chi­na ha fir­ma­do has­ta el mo­men­to acuer­dos de co­pro­duc­ción con más de 20 paí­ses y re­gio­nes.

En los úl­ti­mos años, pe­lí­cu­las de co­pro­duc­ción con In­dia, co­mo Monk Xuan­zang (Mon­je Xuan­zang) y Kung Fu Yo­ga, y Ja­pón, co­mo Man­hunt, han ga­na­do tan­to mer­ca­do co­mo repu­tación. El in­ter­cam­bio cul­tu­ral en­tre los paí­ses asiá­ti­cos ha­ce que la coope­ra­ción en el ci­ne mues­tre un vi­gor sin pre­ce­den­tes.

Ca­be men­cio­nar que The Com­po­ser (El com­po­si­tor), pe­lí­cu­la rea­li­za­da en coope­ra­ción con Ka­za­jis­tán, se es­tre­nó el pa­sa­do 17 de ma­yo. Cuen­ta la his­to­ria de Xian Xing­hai, quien era co­no­ci­do en Chi­na co­mo el “mú­si­co del pue­blo” du­ran­te los años de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Es la pri­me­ra vez que crea­do­res chi­nos y ka­za­jos rea­li­zan una co­pro­duc­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca.

Una so­la po­si­ción an­te las ad­ver­si­da­des

“Las pe­lí­cu­las de­ben con­tri­buir a la cons­truc­ción de una co­mu­ni­dad de des­tino de la hu­ma­ni­dad”, di­jo Zeng. Des­de su pun­to de vis­ta, la crea­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de­be co­rres­pon­der al des­tino hu­mano, co­nec­tar­se con la ci­vi­li­za­ción hu­ma­na y sos­te­ner­se en la cul­tu­ra tra­di­cio­nal po­pu­lar.

Zeng pu­so co­mo ejem­plo las pe­lí­cu­las so­bre de­sas­tres. “An­te los de­sas­tres na­tu­ra­les, di­fe­ren­tes paí­ses y pue­blos su­pe­ran sus ba­rre­ras, aban­do­nan sus pre­jui­cios y lle­gan al con­sen­so de que cuan­do sur­gen di­fi­cul­ta­des en un so­lo lu­gar, la ayu­da de­be ve­nir de to­das par­tes. A pe­sar de las di­ver­gen­cias cul­tu­ra­les y de va­lo­res que exis­ten en­tre di­fe­ren­tes paí­ses y pue­blos, en cuan­to al te­ma de la so­bre­vi­ven­cia, to­dos se ad­hie­ren a una mis­ma po­si­ción”.

La pe­lí­cu­la chi­na The Wan­de­ring Earth (La Tie­rra erran­te) tra­ta jus­ta­men­te de es­te te­ma. Fren­te a de­sas­tres na­tu­ra­les ex­tre­mos, el pro­ta­go­nis­ta no se rin­de sino que alien­ta a to­do el mun­do a sal­var en con­jun­to la Tie­rra, lo cual trans­mi­te la idea de co­mu­ni­dad de des­tino.

El ci­neas­ta in­dio mun­dial­men­te re­co­no­ci­do Aa­mir Khan se­ña­ló que la ra­zón por la que pe­lí­cu­las co­mo Dan­gal han atraí­do la aten­ción mun­dial es que to­can un te­ma uni­ver­sal. Es la crea­ción ci­ne­ma­to­grá­fi­ca la que con­vier­te el tó­pi­co de un so­lo pue­blo en uno glo­bal. Jus­ta­men­te de­bi­do a que la hu­ma­ni­dad com­par­te los mis­mos sen­ti­mien­tos que rom­pen las ba­rre­ras en­tre pue­blos y cul­tu­ras, el ci­ne pue­de ser un buen ins­tru­men­to pa­ra la di­fu­sión cul­tu­ral.

En los úl­ti­mos años, la in­fluen­cia del ci­ne asiá­ti­co ha au­men­ta­do y for­ma par­te ya de la cul­tu­ra ci­ne­ma­to­grá­fi­ca mun­dial. “Es­pe­ro que ca­da día ha­ya más pe­lí­cu­las asiá­ti­cas que trans­mi­tan la ideo­lo­gía de la co­mu­ni­dad de des­tino de la hu­ma­ni­dad”, ex­pre­só Oqi­lov Ma­ruf­jon.

Es­ce­na­rio del “Diá­lo­go en­tre maes­tros del ci­ne”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.