Efi­cien­cia y so­li­da­ri­dad mun­dial de China

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - *Au­gus­to So­to es ex­per­to en es­tu­dios de China y di­rec­tor de Dia­lo­gue with China Pro­ject.

La aten­ta lec­tu­ra del do­cu­men­to re­con­fir­ma la im­pre­sión de que des­de

que Bei­jing co­men­zó a en­fren­tar la cri­sis has­ta hoy ha he­cho un es­fuer­zo epi­de­mio­ló­gi­co ti­tá­ni­co. Se­gún re­co­ge el in­for­me, has­ta el 31 de ma­yo en la par­te con­ti­nen­tal de China se ha­bía re­por­ta­do un to­tal acu­mu­la­do de 83.017 ca­sos, de los cua­les se cu­ra­ron y die­ron de al­ta hos­pi­ta­la­ria 78.307 pa­cien­tes, re­gis­trán­do­se 4634 víc­ti­mas mor­ta­les, lo cual mues­tra una ta­sa de cu­ra­ción del 94,3 % y una ta­sa de mor­ta­li­dad del 5,6 %.

El do­cu­men­to sis­te­ma­ti­za da­tos y cla­ri­fi­ca las po­lí­ti­cas adop­ta­das en ca­da mo­men­to por el Go­bierno chino. La pri­me­ra se re­fie­re a las me­di­das de ur­gen­cia y con­ten­ción del vi­rus, y abar­ca en­tre el 27 de di­ciem­bre y el 19 de enero de es­te año. En es­ta eta­pa ini­cial (con pro­fu­sión de grá­fi­cos) el tex­to se cen­tra en el bro­te de Wuhan y la ce­le­ri­dad en la in­ves­ti­ga­ción etio­ló­gi­ca y epi­de­mio­ló­gi­ca pa­ra de­te­ner la pro­pa­ga­ción ví­ri­ca. Igual­men­te, el li­bro blan­co so­bre el CO­VID-19 cons­ta­ta que opor­tu­na­men­te fue­ron in­for­ma­dos de ello la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) y dis­tin­tos paí­ses, in­clui­do EE. UU. Es­to es re­le­van­te por­que la ad­mi­nis­tra­ción Trump lo ha ne­ga­do ob­tu­sa­men­te, de­di­cán­do­se a la vez a pro­pa­gar in­fun­da­da y sis­te­má­ti­ca­men­te la afir­ma­ción de que China ha­bría en­via­do el vi­rus a te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se, fal­se­dad que so­lo pre­ten­de cu­brir su pro­pia y es­can­da­lo­sa ma­la go­ber­nan­za.

Otro as­pec­to que de­bi­da­men­te re­cuer­da el li­bro blan­co so­bre el CO­VID19 es la pu­bli­ca­ción tem­pra­na de la se­cuen­cia del ge­no­ma del nue­vo coronaviru­s, que Bei­jing au­to­ri­zó a com­par­tir con la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca in­ter­na­cio­nal y cons­ti­tu­yó un hi­to en la his­to­ria de la sa­ni­dad mun­dial.

Una de­ta­lla­dí­si­ma cronología

Con pro­fun­di­dad el tex­to des­cri­be el pro­gra­ma de cua­ren­te­na tan­to en Wuhan co­mo en Hu­bei, cu­ya efec­ti­vi­dad asom­bró al mun­do. Es­te es el asun­to es­pe­cí­fi­co que tra­ta la se­gun­da fa­se del do­cu­men­to, en­tre el 20 de enero y el 20 de fe­bre­ro, cuan­do se coor­di­na­ron

te­le­con­fe­ren­cias na­cio­na­les al más al­to ni­vel en­ca­mi­na­das a pla­ni­fi­car la mo­vi­li­za­ción de re­cur­sos y los me­ca­nis­mos de emer­gen­cia a ni­vel na­cio­nal pa­ra ayu­dar a las zo­nas afec­ta­das, si­guien­do di­rec­tri­ces di­rec­tas del pre­si­den­te Xi Jin­ping. Es­te, al sa­ber que la en­fer­me­dad era trans­mi­si­ble en­tre se­res hu­ma­nos, ya el 20 de enero ma­ni­fes­tó inequí­vo­ca­men­te que se prio­ri­za­ría la sa­lud de la po­bla­ción so­bre cual­quier otra con­si­de­ra­ción. Con­vie­ne re­cor­dar que dis­tin­tos paí­ses, al­gu­nos muy im­por­tan­tes y en dis­tin­tos con­ti­nen­tes, cuan­do les lle­gó su turno de en­fren­tar al vi­rus ini­cial­men­te pri­vi­le­gia­ron la economía. La gran ma­yo­ría de quie­nes adop­ta­ron esa vía han te­ni­do que des­an­dar ese ca­mino, lue­go de com­pro­bar en la prác­ti­ca sus ca­tas­tró­fi­cos re­sul­ta­dos: por ejem­plo, EE. UU. y el Reino Uni­do.

El 23 de enero, el Cen­tro de Co­man­do de Pre­ven­ción y Con­trol del Nue­vo Coronaviru­s de la ciu­dad de Wuhan emi­tió su pri­me­ra de­cla­ra­ción pú­bli­ca en la que dic­ta­mi­nó el cie­rre tem­po­ral de las ru­tas de sa­li­da des­de los ae­ro­puer­tos y es­ta­cio­nes de fe­rro­ca­rri­les de la ciu­dad. En tan­to, el Mi­nis­te­rio de Trans­por­te emi­tió una cir­cu­lar de emer­gen­cia en la que sus­pen­dió el trá­fi­co de pa­sa­je­ros ha­cia Wuhan des­de otras par­tes del país por ca­rre­te­ra o vía flu­vial. Y ese mis­mo día, in­ves­ti­ga­do­res chi­nos die­ron un pa­so de gi­gan­te en la in­ves­ti­ga­ción al des­cu­brir que to­da la se­cuen­cia del ge­no­ma del 2019-nCoV com­par­tía el 79,5 % de la se­cuen­cia del SARS-CoV. Po­cas ho­ras des­pués, co­men­zó el en­vío de per­so­nal sa­ni­ta­rio de to­do el país a Hu­bei y Wuhan, com­pues­to por un to­tal de 346 equi­pos mé­di­cos e in­te­gra­do por un to­tal de 43.565 especialis­tas y tra­ba­ja­do­res, in­clu­yen­do per­so­nal de las FF. AA. Otra de­ci­sión fun­da­men­tal fue la de ex­ten­der la du­ra­ción de las va­ca­cio­nes del Año Nue­vo chino de 2020 (cuan­do más per­so­nas se des­pla­zan a lo lar­go y an­cho del país-con­ti­nen­te) y pos­po­ner la aper­tu­ra de to­das las uni­ver­si­da­des, co­le­gios, es­cue­las se­cun­da­rias y pri­ma­rias, así co­mo los jar­di­nes in­fan­ti­les.

Fi­nal­men­te, el 27 de enero el pri­mer mi­nis­tro Li Ke­qiang, a nom­bre del pre­si­den­te Xi Jin­ping, acu­dió a Wuhan a la pri­me­ra lí­nea de ac­ción a for­ta­le­cer la orien­ta­ción ge­ne­ral y a su­per­vi­sar los tra­ba­jos de pre­ven­ción y con­trol. Con el es­ta­ble­ci­mien­to de unas di­rec­tri­ces só­li­das, el 28 de enero Xi Jin­ping se reunió en Bei­jing con el di­rec­tor ge­ne­ral de la OMS, Te­dros Ad­ha­nom Ghe­bre­ye­sus, e hi­zo un ba­lan­ce de la co­la­bo­ra­ción del país con el or­ga­nis­mo y ex­pre­só su dis­po­si­ción inequí­vo­ca pa­ra tra­ba­jar con él y la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal.

La re­so­lu­ción de la cri­sis

Los re­sul­ta­dos son uni­ver­sal­men­te co­no­ci­dos. El 18 de fe­bre­ro, el nú­me­ro de in­fec­ta­dos por CO­VID-19 co­men­zó a des­cen­der y, dos me­ses des­pués, el 8 de abril, Wuhan le­van­tó sus res­tric­cio­nes de trá­fi­co sa­lien­te, vi­gen­tes du­ran­te 76 días, y pau­la­ti­na­men­te el tra­ba­jo y la vi­da co­ti­dia­na re­co­men­za­ron su nor­ma­li­dad. Fi­nal­men­te, el 26 de abril se dio de al­ta al úl­ti­mo pa­cien­te hos­pi­ta­li­za­do en Wuhan.

Con esos re­sul­ta­dos, a me­dia­dos de ma­yo, Xi Jin­ping pre­si­dió una reunión del Bu­ró Po­lí­ti­co del Co­mi­té Cen­tral del Par­ti­do Co­mu­nis­ta de China con­vo­ca­do pa­ra dis­cu­tir el bo­rra­dor del plan ac­tua­li­za­do anual del Go­bierno. Allí se se­ña­ló que pa­ra cum­plir con las ta­reas y ob­je­ti­vos, ade­más de pre­ve­nir y con­tro­lar el CO­VID-19, el país de­bía con­ti­nuar ofre­cien­do un desem­pe­ño es­ta­ble, lle­van­do a ca­bo una re­for­ma es­truc­tu­ral por el la­do de la ofer­ta y pro­mo­vien­do un desa­rro­llo de al­ta ca­li­dad. Asi­mis­mo, Xi sub­ra­yó que el con­su­mo in­terno de­bía ex­pan­dir­se y man­te­ner­se el desa­rro­llo eco­nó­mi­co y la es­ta­bi­li­dad so­cial, a fin de cum­plir con los ob­je­ti­vos de eli­mi­nar la po­bre­za y lo­grar una pros­pe­ri­dad mo­de­ra­da.

El 18 de ma­yo, con oca­sión de la aper­tu­ra de la 73.ª Asam­blea Mun­dial de la Sa­lud, Xi pro­nun­ció un dis­cur­so ti­tu­la­do “Com­ba­tien­do el CO­VID-19 a tra­vés de la so­li­da­ri­dad y la coope­ra­ción, cons­tru­yen­do una co­mu­ni­dad glo­bal de sa­lud pa­ra to­dos”. El tex­to, ade­más de ofre­cer el ba­lan­ce sa­ni­ta­rio, en­vió un men­sa­je de op­ti­mis­mo di­ri­gi­do a China y al mun­do. En re­su­men, un país con 1400 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes fue ca­paz de re­du­cir dra­má­ti­ca­men­te los ca­sos de CO­VID-19, ba­ján­do­los a ni­ve­les in­fi­ni­te­si­ma­les en so­lo sie­te se­ma­nas. China ha re­co­men­za­do el desa­rro­llo de su agen­da eco­nó­mi­ca y es­tá lis­ta pa­ra en­fren­tar ame­na­zas de re­bro­te ví­ri­co has­ta que se en­cuen­tre una va­cu­na.

El li­bro blan­co so­bre el CO­VID-19 mues­tra los sis­te­má­ti­cos es­fuer­zos chi­nos en unos mo­men­tos de­li­ca­dos en los que la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal tie­ne cla­ro lo que to­dos nos ju­ga­mos en es­ta cri­sis y cuál es el país que con una ener­gía po­si­ti­va y des­co­mu­nal lo ha da­do to­do en la ac­tual co­yun­tu­ra.

7 de ju­nio de 2020. La Ofi­ci­na de In­for­ma­ción del Con­se­jo de Es­ta­do de China emi­te el li­bro blan­co “Lu­chan­do con­tra el CO­VID-19: China en ac­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.