Qi­gong

China Today (Spanish) - - EXTRANJERO­S EN CHINA -

Es­tel Vi­lar re­tor­nó a Ca­ta­lu­ña jun­to con su hi­ja ha­ce dos años, pe­ro si­gue pro­fun­da­men­te vin­cu­la­da a China. La Uni­ver­si­dad de Me­di­ci­na Tra­di­cio­nal China de Shang­hai ha en­via­do de­le­ga­cio­nes en dos oca­sio­nes pa­ra es­ta­ble­cer víncu­los con ins­ti­tu­cio­nes es­pa­ño­las co­mo la Fun­da­ción Eu­ro­pea de Me­di­ci­na Tra­di­cio­nal China y desa­rro­llar el pro­yec­to Tai­ji Health. En am­bas opor­tu­ni­da­des, ha co­la­bo­ra­do co­mo en­la­ce, in­tér­pre­te y acom­pa­ñan­te. Ade­más, con­ser­va mu­chas amis­ta­des en Shang­hai y dis­fru­tó pro­fun­da­men­te de al­gu­nos via­jes que hi­zo en China, los cua­les al­gún día le gus­ta­ría vol­ver a re­pe­tir.

Pe­ro más im­por­tan­te aún es que, ha­cien­do uso de sus pro­pios co­no­ci­mien­tos y re­cur­sos, abrió un cen­tro que se ha gran­jea­do el res­pe­to de un am­plio pú­bli­co. La Llan­ter­na, co­mo se lla­ma el pro­yec­to, na­ció a fi­nes de 2019 co­mo un es­pa­cio de­di­ca­do al cul­ti­vo del cuer­po y la men­te, así co­mo al au­to­co­no­ci­mien­to. “El pro­yec­to se ins­pi­ra es­pe­cial­men­te en la cul­tu­ra china del yangs­heng (“el cul­ti­vo de la vi­da”), en el cual la per­so­na se com­pren­de a tra­vés de una vi­sión que en­glo­ba to­da la com­ple­ji­dad del ser”.

En ese sen­ti­do, Es­tel Vi­lar se­ña­la que el cen­tro aco­ge dis­tin­tas pro­pues­tas que es­tán en sin­to­nía con aque­lla con­cep­ción ho­lís­ti­ca de la per­so­na y su bie­nes­tar, tan­to pro­ve­nien­tes de la tra­di­ción china co­mo de otras es­cue­las y tra­di­cio­nes, des­de cur­sos re­gu­la­res y ta­lle­res, con­sul­tas con especialis­tas e, in­clu­so, ex­po­si­cio­nes y ac­tua­cio­nes ar­tís­ti­cas.

Más que un tra­ba­jo, pa­ra la jo­ven ca­ta­la­na La Llan­ter­na re­pre­sen­ta una ex­ten­sión de su pro­pia vi­da. Por eso, en los pró­xi­mos me­ses es­pe­ra mu­dar­se al mis­mo edi­fi­cio don­de se en­cuen­tra el cen­tro. Es­te, ade­más, ha con­ta­do con el apo­yo de per­so­nas que tra­ba­jan en otras dis­ci­pli­nas afi­nes –yo­ga, sei­tai, ho­meo­pa­tía, en­tre otras–, dis­tin­tas en­ti­da­des mu­ni­ci­pa­les, or­ga­ni­za­cio­nes es­pa­ño­las re­la­cio­na­das con la me­di­ci­na tra­di­cio­nal china y el pro­pio Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción de Qi­gong de Shang­hai.

Si bien la aco­gi­da por par­te del pú­bli­co ha si­do po­si­ti­va, aún que­da un lar­go ca­mino por re­co­rrer. Tan­to en Es­pa­ña co­mo en Amé­ri­ca La­ti­na, es­te ti­po de prác­ti­cas son re­la­ti­va­men­te nue­vas y fal­ta que se to­men con la se­rie­dad que me­re­cen, sien­do mu­chas ve­ces re­le­ga­das al cam­po de las te­ra­pias al­ter­na­ti­vas.

De cual­quier for­ma, Es­tel Vi­lar tie­ne cla­ro que quie­re se­guir ade­lan­te con el pro­yec­to en pos de la di­fu­sión y pro­mo­ción de otra for­ma de en­ten­der la vi­da. “Creo que co­mo hu­ma­ni­dad nos es­ta­mos en­fren­tan­do a un gran re­to de su­per­vi­ven­cia en nues­tros días, que su­po­ne, en gran me­di­da, la re­in­te­gra­ción de nues­tra con­cien­cia ho­lís­ti­ca, de sa­ber­nos y sen­tir­nos par­te in­te­gran­te de un to­do. Es­pe­ro que los es­tu­dios de me­di­ci­na tra­di­cio­nal china y de qi­gong pue­dan con­tri­buir a di­fun­dir es­ta con­cien­cia en el mun­do”.

Una lar­ga y ri­ca his­to­ria

Si­tua­da en el sur de la pro­vin­cia de Jiang­su, Zhen­jiang se en­cuen­tra al oes­te de Shang­hai, al es­te de Nan­jing y al sur de Yangz­hou. La ciu­dad cuen­ta con dos es­ta­cio­nes de tre­nes de al­ta ve­lo­ci­dad y go­za de una bue­na co­mu­ni­ca­ción con el res­to del país. En com­pa­ra­ción con la pros­pe­ri­dad y el bu­lli­cio de otras ciu­da­des del del­ta del río Yangt­sé, Zhen­jiang es mu­cho más tran­qui­la. El Yangt­sé y el Gran Ca­nal se cru­zan en es­ta tie­rra, en don­de sur­gió una lar­ga ci­vi­li­za­ción con pre­cio­sas re­li­quias y le­yen­das. Mu­chos poe­tas y es­cri­to­res co­mo Li Bai, Meng Hao­ran, Wang Ans­hi, en­tre otros, vi­si­ta­ron es­ta zo­na y de­ja­ron poe­mas que se han ci­ta­do por ge­ne­ra­cio­nes. Mar­co Po­lo lle­gó tam­bién a es­ta ciu­dad.

Zhen­jiang tie­ne más de 3000 años de his­to­ria, des­de la di­nas­tía Zhou del Oes­te (1045-771 a. C.). Du­ran­te el Pe­río­do de Pri­ma­ve­ra y Oto­ño (770476 a. C.) fue la ciu­dad cen­tral del reino Wu. En el Pe­río­do de los Tres Reinos (220-280), Sun Quan, fun­da­dor del reino Wu, cons­tru­yó una for­ta­le­za en la montaña Bei­gu. Du­ran­te las di­nas­tías Sui ( 581- 618) y Tang (618-907), Zhen­jiang se con­vir­tió en una prós­pe­ra ciu­dad co­mer­cial y de trans­por­te flu­vial. En las pos­tri­me­rías de la di­nas­tía Qing (1644-1911),

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.