El cir­cui­to B del ar­te cre­ce con el boom de es­pa­cios in­de­pen­dien­tes

Com­bi­nan dis­ci­pli­nas, fun­cio­nan en lo­ca­les o ca­sas y, con mues­tras y ta­lle­res de ca­li­dad, lle­gan a los ba­rrios.

Clarín - Clarin - Spot - - Cultura - Lau­ra Ca­sa­no­vas Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

Es­pa­cios de ar­te in­de­pen­dien­tes, au­to­ges­tio­na­dos, di­ri­gi­dos por ar­tis­tas y em­pren­de­do­res cul­tu­ra­les, con el fin de am­pliar las al­ter­na­ti­vas de ex­hi­bi­ción y en­se­ñan­za, en dis­tin­tos ba­rrios de la ciu­dad de Bue­nos Aires. Pro­yec­tos rea­li­za­dos con fre­cuen­cia

“a pul­món” y guia­dos por el de­seo de lo­grar­los y man­te­ner­los, co­mo prin­ci­pal ré­di­to. Se tra­ta de una ten­den­cia que se afian­za en los úl­ti­mos años con ca­rac­te­rís­ti­cas co­mo la des­cen­tra­li­za­ción geo­grá­fi­ca, el tra­ba­jo en red, la ofer­ta di­fe­ren­cia­do­ra res­pec­to de los cir­cui­tos for­ma­les, el cru­ce de dis­ci­pli­nas ar­tís­ti­cas y con una mar­ca ca­si cons­tan­te en nues­tro país: la de­ci­sión de ha­cer más allá de los ava­ta­res eco­nó­mi­cos.

En San Tel­mo abrió ha­ce dos años

Ur­qui­za (Pa­sa­je Giuf­fra 370), una pe­que­ña y di­ná­mi­ca li­bre­ría y ga­le­ría, en la cual se ro­tan las ex­po­si­cio­nes al­re­de­dor de li­bros de ar­te, se reali- zan ta­lle­res, se­mi­na­rios y ci­clos. En es­te es­pa­cio que com­par­te en­tra­da con una pe­lu­que­ría han ex­pues­to los re­co­no­ci­dos ar­tis­tas El­ba Bai­ron, Mar­ce­lo Gros­man, Mag­da­le­na Ji­trik, en­tre otros. Fi­nan­cia­do “muy a pul­món”, su crea­do­ra y di­rec­to­ra Mer­ce­des Ur­qui­za di­jo a Cla­rín que “las cri­sis de es­te país ge­ne­ran una bús­que­da cons­tan­te de ges­to­res cul­tu­ra­les que en­cuen­tran en el ar­te la res­pues­ta a nue­vas pre­gun­tas sur­gi­das de la in­cer­ti­dum­bre y el cam­bio”. Y agre­gó: “Siem­pre, el ar­te da re­van­cha pro­du­cien­do, ex­pe­ri­men­tan­do, reunien­do ar­tis­tas”.

Des­de el 15 y has­ta el 31 de enero se­gui­rá allí en ex­hi­bi­ción un con­jun­to de pie­zas grá­fi­cas de la Im­pren­ta Rescate, que reúne afi­ches, cua­der­nos de lec­toes­cri­tu­ra y li­bros. El año pa­sa­do, Ur­qui­za su­mó la co­la­bo­ra­ción de las ar­tis­tas Gui­ller­mi­na Grin­baum y Ro­mi­na Cos­ti­glio­lo. En es­te mo­men­to es­tán ar­man­do la ven­ta on­li­ne y apli­can­do a sub­si­dios. Y un ob­je­ti­vo a cor­to pla­zo es edi­tar ma­te­rial pro­pio.

La aper­tu­ra más re­cien­te co­rres­pon­de a Imán (Vi­lla­rroel 1440), en Cha­ca­ri­ta, ha­ce cua­tro me­ses. En una de las “ac­ti­va­cio­nes” del es­pa­cio fue po­si­ble ver la im­pac­tan­te obra APNEA, del ar­tis­ta vi­sual Ma­nuel Amez­toy y la bai­la­ri­na Inés Ar­mas, en un cru­ce de dis­ci­pli­nas que mar­ca el per­fil del lu­gar, de­di­ca­do a la for­ma­ción de ar­tis­tas emer­gen­tes.

El edi­fi­cio ofre­ce una gran sa­la de ex­hi­bi­ción en la plan­ta ba­ja y un es­pa­cio de for­ma­ción en el pri­mer pi­so, don­de se desa­rro­llan las clí­ni­cas y el se­gui­mien­to de obra. Si bien el pro­yec­to co­men­zó ha­ce cin­co años en Nú­ñez, de la mano de la Fun­da­ción Ca­za­do­res, la no­ve­dad re­si­de en su ex­pan­sión edi­li­cia y ha­cia una zo­na de la ciu­dad que des­de ha­ce un tiem­po re­ci­be el im­pul­so del ar­te con­tem­po­rá­neo.

“Hay una ne­ce­si­dad de los ar­tis­tas de for­mar­se por fue­ra de los cir­cui­tos tra­di­cio­na­les de en­se­ñan­za”, co­men­tó la di­rec­to­ra de Imán, Vi­via­na Ro­may –hi­ja de Ale­jan­dro Ro­may, que es una de las fun­da­do­ras del pro­yec­to. El plan­tel do­cen­te in­clu­ye a nom­bres co­no­ci­dos co­mo Amez­toy, Ar­mas, Ser­gio Ba­zán, Au­gus­to Za­ne­la y Ale­jan­dra Roux y el fi­nan­cia­mien­to pro­vie­ne de los aran­ce­les de los alum­nos, el re­co­no­ci­mien­to de me­ce­naz­go de al­gu­nos de los pro­gra­mas y el apor­te de los fun­da­do­res.

En Re­co­le­ta, in­gre­sa­mos a tra­vés de un am­plio pa­si­llo ro­dea­do de plan­tas y una at­mós­fe­ra de tran­qui­li­dad en el es­pa­cio dos pun­tos (Uru­guay 1223, Tim­bre 4), que des­de ha­ce un lus­tro ex­pan­de una va­ria­da ofer­ta ar­tís­ti­ca di­ri­gi­da a to­do pú­bli­co, du­ran­te los do­ce me­ses del año. To­do co­men­zó cuan­do su di­rec­to­ra, Ta­tia­na Pa­pa­zian, de­ci­dió dar for­ma a lo que ella mis­ma no en­con­tra­ba: cur­sos cor­tos, de gru­pos re­du­ci­dos, per­so­na­li­za­dos y eco­nó­mi­ca­men­te ac­ce­si­bles. Y con­cre­tó su ob­je­ti­vo de ofre­cer una pro­pues­ta de for­ma­ción en las áreas de ar­te, cu­ra­du­ría, fo­to­gra­fía, ci­ne, es­cri­tu­ra y ges­tión, que sea un es­pa­cio de dis­fru­te, con ca­li­dad en los con­te­ni­dos y ca­li­dez hu­ma­na.

Su em­pren­di­mien­to hoy es re­co­men­da­do y muy va­lo­ra­do a tra­vés, so­bre to­do, del bo­ca a bo­ca. In­clu­so, han co­la­bo­ra­do con re­co­no­ci­das ins­ti­tu­cio­nes cul­tu­ra­les en el área de for­ma­ción en dis­tin­tas ciu­da­des del país. Uno de los 35 do­cen­tes de su plan­tel es el re­co­no­ci­do ar­tis­ta vi­sual Da­niel Jo­glar, quien dic­ta un ta­ller anual so­bre co­lla­ge y ex­pe­ri­men­ta­ción plás­ti­ca. “Me in­tere­sa po­der vin­cu­lar­me en los pro­ce­sos de rea­li­za­ción des­de la do­cen­cia. Y me asom­bra la pa­sión que po­nen en el tra­ba­jo los asis­ten­tes a mi ta­ller en es­te es­pa­cio”, ex­pre­só Jo­glar. Has­ta el 30 de mar­zo se pue­de vi­si­tar la mues­tra anual de alum­nos y do­cen­tes. Y aten­ción: no per­der­se la in­ter­ven­ción ar­tís­ti­ca en el ba­ño rea­li­za­da por el pro­yec­to Ho­me­na­jes Ur­ba­nos, a car­go del ar­tis­ta Ale Giorg­ga y la cu­ra­do­ra Me­li­sa Bo­ratyn.

Ha­cia el sur de la ciu­dad, las cu­ra­do­ras Ale­jan­dra Agua­do y So­la­na Mo­li­na Via­mon­te fun­da­ron Mó­vil, en 2014, don­de se su­ce­den ex­po­si­cio­nes que con­cre­tan su prin­ci­pal ob­je­ti­vo: ayu­dar a ar­tis­tas jó­ve­nes a con­ce­bir y rea­li­zar un pro­yec­to in­di­vi­dual de en­ver­ga­du­ra, cu­yo desa­rro­llo fun­cio­ne co­mo un mo­men­to cla­ve de su pro­duc­ción. Ubi­ca­do en un gal­pón den­tro de che­la –Cen­tro Au­to­ges­tio­na­do de Ex­pe­ri­men­ta­ción en Ar­te, Tec­no­lo­gía y Co­mu­ni­dad–, en Par­que Pa­tri­cios, (Igua­zú 451), el fun­cio­na­mien­to de Mó­vil de­pen­de de sub­si­dios, co­mo el ré­gi­men de me­ce­naz­go por­te­ño y de los apor­tes de un gru­po de ami­gos.

Una mues­tra de Ju­lián D'an­gio­li­llo fue la úl­ti­ma de 2018 su­mán­do­se a una lis­ta que in­clu­ye va­rios ar­tis­tas con­tem­po­rá­neos in­tere­san­tes co­mo Iri­na Kir­chuk, To­más Ma­glio­ne, Mer­ce­des Az­pi­li­cue­ta y Le­ti­cia Obeid, en­tre otros. “Uno ha­ce es­to por­que son pro­yec­tos que tie­nen sen­ti­do, más allá de lo que rin­den eco­nó­mi­ca­men-

Hay una ne­ce­si­dad de los ar­tis­tas de for­mar­se por fue­ra de los cir­cui­tos tra­di­cio­na­les.” Vi­via­na Ro­may, de Imán

te. Por­que son es­pa­cios ne­ce­sa­rios de crea­ción, de diá­lo­go y sig­ni­fi­ca­ti­vos, al me­nos pa­ra quie­nes par­ti­ci­pa­mos en ellos”, ex­pre­só Agua­do.

En un pri­mer pi­so en Co­le­gia­les se en­cuen­tra Es­ca­le­ría (Vi­rrey Avi­lés y Co­ne­sa). Se tra­ta de una ca­sa de ar­te que na­ció en 2015, a la cual se lle­ga

por re­co­men­da­ción o con ci­ta pre­via. Allí se pro­mue­ve el desa­rro­llo de ins­tan­cias au­tó­no­mas y au­to­ges­ti­vas de pro­duc­ción y re­fle­xión ar­tís­ti­ca y de la obra de ar­tis­tas jó­ve­nes o de me­dia­na edad de pe­que­ño for­ma­to. Y fun­cio­na un ate­lier tex­til. En las pa­re­des de una es­ca­le­ra se rea­li­zan mues­tras in­di­vi­dua­les, en es­te mo­men­to, una de la ar­tis­ta Lo­re­na Ti­ra­bos­chi y, en otro de los am­bien­tes, se ex­hi­be has­ta el 5 de fe­bre­ro una her­mo­sa mues­tra co­lec­ti­va, con el tí­tu­lo Pe­rros y mon­ta­ñas, con más de 70 tra­ba­jos de pe­que­ño for­ma­to y ofi­cios.

Con el im­pul­so de la au­to­ges­tión, su crea­do­ra, la ar­tis­ta vi­sual y psi­có­lo­ga Al­ma Es­tre­lla, con­tó que eli­gió el ba­rrio de Co­le­gia­les por ser lin­do, bien co­mu­ni­ca­do y tran­qui­lo. En Es­ca­le­ría se desa­rro­lla tam­bién un pro­yec­to de agen­cia edi­to­rial, a car­go de Lu­cio Arri­lla­ga, que aca­ba de pu­bli­car el pri­mer li­bro: Lec­tu­ras del cuer­po en Ja­pón de Ch­ris­ti­ne Grei­ner. Pa­ra Es­tre­lla, la in­cer­ti­dum­bre y las cri­sis son tam­bién con­di­cio­nes de pro­con­sul­to­rías, duc­ción. Y sin­te­ti­za, de al­gu­na for­ma, el es­pí­ri­tu que pa­re­ce atra­ve­sar a to­dos es­tos es­pa­cios: “Creo que ha­ce­mos por­que sen­ti­mos la ne­ce­si­dad de no ne­gar lo que nos im­pul­sa a arries­gar, al­go así co­mo no po­der de­jar de ha­cer eso que so­mos”.

Tam­bién en una ca­sa, en Al­ma­gro, los ar­tis­tas Die­go Cos­set­ti­ni y Ma­riano Bal­bue­na abrie­ron El Ojo Erran­te (La­va­lle 3476), en 2012, con el fin de ofre­cer un es­pa­cio de ex­po­si­ción gra­tui­to. En los úl­ti­mos años, cre­ció la par­te edu­ca­ti­va, a tra­vés de cur­sos vin­cu­la­dos al ar­te con­tem­po­rá­neo, re­si­den­cias ar­tís­ti­cas y char­las. Los am­bien­tes de la ca­sa, co­mo un ca­ma­león, se trans­for­ma­ron una y otra vez con las mues­tras, en al­gu­nos ca­sos de ar­tis­tas co­no­ci­dos co­mo Mau­ro Ko­li­va, To­más Es­pi­na, Jo­sé Luis Lan­det y mu­chos otros. La ar­tis­ta Noe­lia Pon­ce ex­pu­so en

El Ojo Erran­te sus di­bu­jos y pin­tu­ras: “Es­tos es­pa­cios son fun­da­men­ta­les por­que son pun­tos de en­cuen­tro y co­mu­nión con otros ar­tis­tas y és­te cuen­ta con el va­lor de ser un lu­gar gra­tui­to. Ade­más, Ma­riano y Die­go son ar­tis­tas y eso cons­ti­tu­ye una di­fe­ren­cia”, con­tó.

El es­pa­cio se fi­nan­cia con el al­qui­ler de ta­lle­res fi­jos y ac­ti­vi­da­des do­cen­tes. Y, si bien la di­fi­cul­tad de fi­nan­cia­mien­to les im­pi­de mu­chas ve­ces al­can­zar ob­je­ti­vos de má­xi­ma, los alien­ta po­der dar una res­pues­ta a lo que lla­man los “ba­ches en­dé­mi­cos” en el cir­cui­to de las ar­tes vi­sua­les. “En nues­tro país, el cir­cui­to del ar­te institucional es muy pe­que­ño en re­la­ción a la can­ti­dad de ar­tis­tas y la res­pues­ta es abrir­se ca­mino con es­pa­cios al­ter­na­ti­vos”, se­ña­ló Cos­set­ti­ni.

Abrir ca­mi­nos, al­ter­na­ti­vas, po­si­bi­li­da­des pa­ra los ar­tis­tas, los ges­to­res, el ar­te. Pro­yec­tos que a es­te mé­ri­to su­man el del es­fuer­zo y la pa­sión. Don­de la reali­dad y el idea­lis­mo van de la mano y apor­tan na­da me­nos que diá­lo­go, cul­tu­ra y víncu­los.

JUANO TESONE

Pre­pa­ra­ción de obras. En el cen­tro Imán de Cha­ca­ri­ta, un es­pa­cio de­di­ca­do a la for­ma­ción de crea­do­res emer­gen­tes, en el que tam­bién se pre­sen­tan ex­hi­bi­cio­nes.

JUAN MA­NUEL FOGLIA

Ur­qui­za. Allí fun­cio­na una li­bre­ría aho­ra acom­pa­ña­da por una ex­po de pie­zas grá­fi­cas.

C. NISCOVOLOS

Apren­der a crear. En el Es­pa­cio dos pun­tos se dic­tan cur­sos cor­tos y pa­ra gru­pos re­du­ci­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.