Crea va­lor pa­ra cre­cer

Clarín - Clasificados - - INMUEBLES - Ma­tias Tom­bo­li­ni Eco­ni­mis­ta

Mu­chas ve­ces la co­yun­tu­ra nos opa­ca la mi­ra­da de lar­go pla­zo de­ján­do­nos una mio­pía tí­pi­ca de los paí­ses con his­to­ria de ex­ce­si­va vo­la­ti­li­dad ma­cro­eco­nó­mi­ca. Las eco­no­mías avan­za­das co­mo UK y USA agre­gan va­lor en el sec­tor de los ser­vi­cios en ma­yor pro­por­ción que las me­nos avan­za­das, la di­fe­ren­cia su­pera los 10 pun­tos por­cen­tue­laes res­pec­to del PBI. El ca­mino al de­sa­rro­llo pa­re­ce in­di­car un ses­go a es­te sec­tor, en econ­mias con es­tru­tu­ras co­mo la nues­tra. Ac­tual­men­te el sec­tor ser­vi­cios con­tri­bu­ye con po­co mas del 60% al to­tal del va­lor agre­ga­do ge­ne­ra­do en la eco­no­mía, den­tro del sec­tor ser­vi­cios se en­cuen­tran las ac­ti­vi­da­des in­mo­bi­lia­rias, las cua­les hoy re­pre­sen­tan ca­si un 9% del PBI de la eco­no­mía ar­gen­ti­na ge­ne­ran­do mas del 10% de pues­tos de tra­ba­jo de la to­ta­li­dad del país. Las con­di­cio­nes ve­ni­de­ras, en las cua­les tan­to ofe­ren­tes co­mo de­man­dan­tes ne­ce­si­ta­rán ase­so­ra­mien­to e in­for­ma­ción en el con­tex­to del ré­gi­men de ex­te­rio­ri­za­ción de ca­pi­ta­les y de una am­plia ofer­ta de cré­di­tos hi­po­te­ca­rios del sec­tor in­mo­bi­lia­rio hoy en día de­ja un lu­gar pa­ra que la in­ter­me­dia­ción in­mo­bi­lia­ria agre­gue mas va­lor que en pe­río­dos an­te­rio­res. Ya se es­tán pre­pa­ran­do las ad­mi­nis­tra­do­ras de fon­dos pa­ra ar­mar vehícu­los pa­ra blan­quear a cos­to ce­ro a tra­vés de fon­dos ce­rra­dos que ren­di­rían al­re­de­dor de un 6 o 7% en dó­la­res anual. Ren­di­mien­tos muy atrac­ti­vos te­nien­do en cuen­ta la fuer­te ba­ja de ta­sas que es­tá lle­van­do adelante el BCRA du­ran­te el úl­ti­mo mes y me­dio. La ca­pa­ci­dad del sec­tor in­mo­bi­lia­rio de in­te­grar a los mer­ca­dos de ca­pi­ta­les con la de­man­da de in­mue­bles ya re­pre­sen­ta un desafío del cual surge la ne­ce­si­dad que en­tre in­mo­bi­lia­rias y desa­rro­lla­do­res exis­ta co­mu­ni­ca­ción y la in­for­ma­ción flu­ya con la ve­lo­ci­dad ne­ce­sa­ria. El Co­le­gio es­tá tra­ba­jan­do en esa di­rec­ción, pe­ro es ne­ce­sa­rio aler­tar a to­dos los agen­tes in­vo­lu­cra­dos de es­ta ne­ce­si­dad. La crea­ción de es­tos fon­dos (REITs) ya exis­ten­tes y exi­to­sos en va­rios paí­ses, pre­vé que in­gre­sen al sec­tor no me­nos de 3.000 millones de dó­la­res. Una in­yec­ción de fon­dos fres­cos de tal mag­ni­tud pa­ra el sec­tor po­dría ge­ne­rar opor­tu­ni­da­des úni­cas. Esas ci­fras en una pri­me­ra vuel­ta, una vez abier­ta la puer­ta a la inversión por parte de no re­si­den­tes tor­na­rá atrac­ti­vo al sec­tor que ofre­ce ta­sas reales po­si­ti­vas en mo­ne­da du­ra. Por pri­me­ra vez en la his­to­ria del ca­pi­ta­lis­mo, en el año 2016 la em­pre­sa más va­lio­sa del mun­do en trans­por­te (Uber) no tie­ne vehícu­los pro­pios, la fir­ma del real es­ta­te más exi­to­sa (AirBnB) no po­see pro­pie­da­des a su nom­bre, la de re­tail más va­lio­sa (Ali­ba­ba) no tie­ne stock pro­pio y la de con­te­ni­dos (Fa­ce­book) no pro­du­ce con­te­ni­dos pro­pios. Es un mun­do con re­glas com­ple­ta­men­te nue­vas y nun­ca an­tes vis­tas. Qui­zás es­te­mos ante una re­vo­lu­ción si­len­cio­sa. Vol­vien­do al en­torno lo­cal, den­tro del equipo eco­nó­mi­co ya se es­tá ha­blan­do de po­si­bi­li­da­des de fi­nan­cia­mien­to de pro­yec­tos a tra­vés del crowd­fun­ding de in­ver­so­res ato­mi­za­dos a tra­vés de in­ter­net. Un boom de ofer­ta po­dría ser per­ci­bi­do co­mo una futura ba­ja de pre­cios en el sec­tor y qui­zás de ren­ta­bi­li­dad. Es­te fo­co tam­bién de­be te­ner­se en cuen­ta por el sec­tor in­mo- bi­lia­rio, de no coor­di­nar de ma­ne­ra co­rrec­ta los pla­nes de ofer­ta con los de de­man­da, se po­dría ge­ne­rar so- bre ofer­ta en al­gu­nos seg­men­tos. No obs­tan­te, hay que re­cor­dar que los es­tí­mu­los por el la­do de la de­man­da tam­bién co­men­za­rán a fun- cio­nar lo cual per­mi­ti­ría sos­te­ner los va­lo­res de vi­vien­das, ofi­ci­nas, co­che­ras y otros in­mue­bles. No hay que ol­vi­dar que la de­man­da hoy en día se en­cuen­tra ra­cio­na­da. La in­vi­ta­ción a crear va­lor en el sec­tor es­tá rea­li­za­da, la po­lí­ti­ca pa­re­ce ha­ber­se ali­nea­do con los in­cen­ti­vos del sec­tor privado y las ex­pec­ta­ti­vas son fa­vo­ra­bles. De­pen­de­rá del ca­pi­tal hu­mano, el di­na­mis­mo y la con­fian­za que ge­ne­ren los par­ti­ci­pan­tes pa­ra lle­var adelante el pro­ce­so de trans­for­ma­ción del sec­tor in­mo­bi­lia­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.