Con­ti­núan las obras en la cuen­ca del Sa­la­do

La ma­yor obra pú­bli­ca del país re­cu­pe­ra­rá un mi­llón de hec­tá­reas para la pro­duc­ción.

Clarín - Rural - - TAPA - Héc­tor A. Huer­go hhuer­[email protected]­rin.com

En la Cuen­ca del Sa­la­do es­tá cam­bian­do la his­to­ria. Lo pu­di­mos com­pro­bar el lu­nes pa­sa­do, cuan­do re­co­rri­mos el fren­te de obra en un pun­to cla­ve, en­tre Mon­te, Lo­bos y Ro­que Pé­rez, de la mano del se­cre­ta­rio de In­fra­es­truc­tu­ra y Po­lí­ti­ca Hí­dri­ca de la Na­ción, Pa­blo Be­re­ciar­túa.

El mo­vi­mien­to es in­fer­nal. Dra­gas, ca­na­les, pa­las, ca­mio­nes. Tu­vi­mos opor­tu­ni­dad de su­bir a esas dra­gas que ya re­fu­la­ron, en los úl­ti­mos tres años, 4 millones de me­tros cú­bi­cos, el equi­va­len­te a 4 es­ta­dios de Ri­ver, o 17 edi­fi­cios de 10 pi­sos. La in­ver­sión ya su­pera el mon­to de los an­te­rio­res 11 años, en­tre 2004 y 2015, cuan­do co­men­zó la obra.

Los tres tra­mos en mar­cha se ter­mi­nan en di­ciem­bre 2019. La in­ver­sión to­tal as­cien­de a 1.000 millones de dó­la­res. Cien son lo que es­tá en eje­cu­ción y otros 200 en Bra­ga­do, don­de con 70 km de ca­na­les y la re­gu­la­ción de la la­gu­na se evi­ta­rán inun­da­cio­nes y se re­cu­pe­ra­rán tie­rras para la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria. Ahí van 200 millones, otros 300 los po­ne la pro­vin­cia con un cré­di­to in­ter­na­cio­nal y para los 500 res­tan­tes se fir­mó la ad­ju­di­ca­ción la semana pa­sa­da y la pró­xi­ma se fir­man los con­tra­tos.

Se rea­li­za­rán 200 km más so­bre el Sa­la­do. El río tie­ne una pro­fun­di­dad de en­tre 2 y 3 me­tros. Se lo lle­va­rá a 4. Y de los 60 me­tros de an­cho ac­tua­les, se pa­sa­rá a 200 me­tros. Es la obra pú­bli­ca más gran­de que se es­tá ha­cien­do en el país. Sig­ni­fi­ca la re­cu­pe­ra­ción de un mi­llón de hec­tá­reas, di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, para la agri­cul­tu­ra y la ga­na­de­ría de al­ta pro­duc­ti­vi­dad. Por­que la re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca que atra­vie­sa el agro ne­ce­si­ta un am­bien­te se­gu­ro. La in­ten­si­fi­ca­ción

es in­com­pa­ti­ble con el ries­go de inun­da­cio­nes. La ima­gen omi­no­sa de co­se­chas y va­cas ba­jo el agua de­be que­dar de­fi­ni­ti­va­men­te atrás.

En esa zo­na, la siem­bra di­rec­ta per­mi­tió me­ter la agri­cul­tu­ra en cam­pos que nun­ca co­no­cie­ron el ara­do. De la mano del gran Os­car Al­va­ra­do, inol­vi­da­ble in­no­va­dor que su­po crear la ma­yor em­pre­sa de siem­bras del mundo, irrum­pie­ron la so­ja, el trigo y el maíz en la cuen­ca del Sa­la­do. En Sa­la­di­llo, Ro­que Pé­rez, Mon­te, aho­ra hay nue­vas va­rie­da­des de trigo, de mu­cho ma­yor po­ten­cial de ren­di­mien­to. Te­ne­mos maí­ces con to­do el va­lor que apor­ta la bio­tec­no­lo­gía. Y por su­pues­to, la so­ja. Y una ga­na­de­ría que bus­ca nue­vos rum­bos, a tra­vés de la re­vo­lu­ción fo­rra­je­ra, que in­clu­ye el uso de cul­ti­vos agrí­co­las y nue­vas pas­tu­ras. Vi­mos ha­ce po­cos días unos fe­no­me­na­les si­los de fes­tu­ca que pue­den im­pac­tar fuer­te­men­te en la car­ga ani­mal y en la se­gu­ri­dad de con­tar con re­cur­sos fo­rra­je­ros abun­dan­tes to­do el año. Ha­ce cua­tro años, de­cía­mos en Cla­rin Ru­ral que te­nía­mos que ir a bus­car a los in­ge­nie­ros ho­lan­de­ses, que tras diez si­glos de lu­cha con­tra el agua de­ci­die­ron cons­truir so­lu­cio­nes de­fi­ni­ti­vas. Son los gran­des ex­per­tos, que con­vir­tie­ron los Pai­ses Ba­jos en un polo mun­dial de pro­duc­ción de ali­men­tos. Bueno, ellos ya an­dan por aquí. Vie­ron lo del Sa­la­do, pe­ro vie­ron tam­bién otros pro­ble­mas para con­ver­tir en opor­tu­ni­da­des. Be­re­ciar­túa abre­va en esas fuen­tes.

“El cam­bio cli­má­ti­co, que ha­ce que los even­tos sean ca­da vez más ex­tre­mos, obli­ga a re­pen­sar to­do”, di­jo Be­re­ciar­túa. “Des­de la ne­ce­si­dad de adap­tar­se a es­tos fe­nó­me­nos, don­de no se pue­de ha­cer otra co­sa, has­ta em­pren­der las obras que apun­tan a in­cor­po­rar tie­rras para la pro­duc­ción”. Vien­do lo que se es­tá ha­cien­do en el Sa­la­do, uno pien­sa que to­do es po­si­ble. Para el Se­cre­ta­rio de In­fra­es­truc­tu­ra la es­tra­te­gia in­clu­ye los as­pec­tos pro­duc­ti­vos y la go­ber­nan­za del agua, en un ám­bi­to de coor­di­na­ción pú­bli­co pri­va­da e in­ser­to en un mar­co le­gal mo­derno.

Dra­ga­do. Con las obras, el río Sa­la­do pa­sa­rá de 2 a 4 me­tros de pro­fun­di­dad y de 60 a 200 me­tros de an­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.