Una pul­sea­da que gol­pea a la so­ja

Clarín - Rural - - AGRONEGOCIOS - Pa­blo Adrea­ni Es­pe­cial para Clarín Ru­ral

Ha­ber reuni­do a los lí­de­res de las prin­ci­pa­les po­ten­cias mun­dia­les, desa­rro­llar una agen­da de pri­me­rí­si­mo ni­vel y ha­ber lo­gra­do con­sen­sos para que las dos po­ten­cias mun­dia­les ha­yan lo­gra­do una tre­gua en su gue­rra co­mer­cial y de aran­ce­les, ha si­do el éxi­to ro­tun­do del G-20 y de la Ar­gen­ti­na co­mo país an­fi­trión y or­ga­ni­za­dor.

Sin des­me­re­cer los acuer­dos y reunio­nes bi­la­te­ra­les que el Go­bierno ar­gen­tino man­tu­vo con Es­ta­dos Uni­dos, Chi­na y Ru­sia, y el apo­yo ob­te­ni­do de to­do el ar­co po­lí­ti­co mun­dial a las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas im­ple­men­ta­das por la ad­mi­nis­tra­ción Ma­cri.

¿Cuál ha si­do el im­pac­to en el co­mer­cio bi­la­te­ral en­tre nues­tros prin­ci­pa­les clien­tes? Co­men­ce­mos por Chi­na, y va­mos a la so­ja, él nu­do de la cues­tión y la pun­ta del ice­berg de la gue­rra co­mer­cial en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Chi­na.

Si bien la tre­gua por 90 días, anun­cia­da por Trump y Xi-Jin­ping, pue­de ser con­si­de­ra­da un he­cho, en la prác­ti­ca de­pen­de más de las ac­cio­nes con­cre­tas que de los enun­cia­dos po­lí­ti­cos.

Do­nald Trump tu­vo que sa­lir 48 ho­ras des­pués a ra­ti­fi­car que la tre­gua in­clu­so po­dría ser más ex­ten­sa an­te el si­len­cio de Xi-Jin­ping so­bre el al­can­ce de la mis­ma.

No hay du­das que Trump bus­co dar­le a Xi-Jin­ping un po­co más de oxí­geno an­te la par­si­mo­nia y el si­len­cio orien­tal de su par chino, que in­clu­so po­drían pa­sar se­ma­nas has­ta que le res­pon­dán for­mal­men­te a los Es­ta­dos Uni­dos. No de­be­mos per­der el fo­co de cuál es el ver­da­de­ro in­te­rés de am­bas po­ten­cias, y el mis­mo no pa­sa so­la­men­te por el mer­ca­do de la so­ja.

De he­cho las ex­por­ta­cio­nes de so­ja ame­ri­ca­na a Chi­na lle­ga­ron a un má­xi­mo de U$S 11.500 millones cua­tro años atrás, y hoy las mis­mas no su­pe­ran los U$S 6.f000 millones.

Den­tro de un in­ter­cam­bio co­mer­cial en­tre am­bas po­ten­cias que arro­ja un dé­fi­cit para Es­ta­dos Uni­dos de U$S 375.000 millones, el im­pac­to eco­nó­mi­co de la so­ja se di­lu­ye en es­te mar de dó­la­res.

La par­ti­ci­pa­ción eco­nó­mi­ca de la so­ja en los flu­jos co­mer­cia­les en­tre am­bas po­ten­cias ape­nas lle­ga al 1,2%.

Los aran­ce­les del 25% que apli­ca Chi­na a la so­ja importada des­de los Es­ta­dos Uni­dos es una me­di­da que apun­ta al co­ra­zón pro­duc­ti­vo ame­ri­cano, el re­co­no­ci­do Mid West, y bus­ca li­mi­tar la po­pu­la­ri­dad de Trump den­tro de la co­mu­ni­dad de pro­duc­to­res agrí­co­las que die­ron sus vo­tos al mag­na­te im­pul­sán­do­lo fi­nal­men­te

a la pre­si­den­cia.

Los anun­cios de Chi­na, du­ran­te la reunión bi­la­te­ral con Ar­gen­ti­na, que im­por­ta­ran 3 millones de to­ne­la­das de so­ja y 300.000 to­ne­la­das de acei­te de so­ja des­de la Ar­gen­ti­na, ya es­ta­ban en los li­bros de los tra­ders des­de ha­ce me­ses. Co­mo da­to de la realidad, Chi­na im­por­tó 6,6 millones de to­ne­la­das de so­ja en el 2017 sien­do el prin­ci­pal des­tino de nues­tras ex­por­ta­cio­nes por el equi­va­len­te del 90 % del to­tal.

No es creí­ble en­ton­ces que Chi­na anun­cie im­por­ta­cio­nes de so­ja de la Ar­gen­ti­na por 3,3 millones de to­ne­la­das du­ran­te la nue­va co­se­cha 2018/19, cuan­do mu­chos tra­ders es­tán es­ti­man­do un vo­lu­men de en­tre 8 y 10 millones de to­ne­la­das.

Y en un mo­men­to en el que Chi­na ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te su de­pen­den­cia de las im­por­ta­cio­nes de so­ja de los Es­ta­dos Uni­dos.

En es­te con­tex­to, Bra­sil y Ar­gen­ti­na de­be­rán com­pen­sar con ma­yo­res ex­por­ta­cio­nes de so­ja a Chi­na, la caí­da en la ofer­ta de so­ja ame­ri­ca­na al gi­gan­te asiá­ti­co.

Pe­ro el mer­ca­do ya sa­be que los so­cios del Mer­co­sur no po­drán com­pen­sar, con ma­yo­res ex­por­ta­cio­nes, el to­tal de la caí­da de la ofer­ta de so­ja ame­ri­ca­na.

Y por es­te mo­ti­vo se es­pe­ra que Chi­na, más tar­de que tem­prano, anun­cie la com­pra de so­ja ame­ri­ca­na co­mo una se­ñal de dis­ten­sión y apor­te a la so­lu­ción del con­flic­to co­mer­cial y de aran­ce­les.

Cuan­do ello su­ce­da, los pre­cios de la so­ja en Chica­go po­drán re­cu­pe­rar par­te de lo per­di­do a par­tir del anuncio de Chi­na en abril pa­sa­do, cuan­do de­ci­dió apli­car aran­ce­les del 25% a la so­ja importada de Es­ta­dos Uni­dos.

El po­ro­to. En­tre EE.UU. y Chi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.