La paz so­cial se lo­gra con diá­lo­go

Los úl­ti­mos he­chos de vio­len­cia en el país re­cla­man la bús­que­da de un len­gua­je co­mún.

Clarín - Valores Religiosos - - JUDAISMO - Da­niel Gold­man

La pri­me­ra pre­gun­ta que Dios le rea­li­za al hom­bre, apa­re­ce en el li­bro de Gé­ne­sis y fue a Adán: “¿Dón­de es­tás?”. La pri­me­ra pre­gun­ta que el hom­bre le for­mu­la a Dios, tam­bién se res­ca­ta del mis­mo li­bro, y fue de Caín:¿Aca­so soy yo el guar­dián de mi her­mano?

An­te la tá­ci­ta res­pues­ta di­vi­na que afir­ma que so­mos res­pon­sa­bles por nues­tro pró­ji­mo, la for­ma en que la Bi­blia ase­ve­ra de ma­ne­ra prag­má­ti­ca es­ta sen­ten­cia, apa­re­ce en el li­bro de Deu­te­ro­no­mio: Jue­ces y po­li­cías ten­drás en tus ciu­da­des. Los jue­ces son los res­pon­sa­bles de apli­car las le­yes, mien­tras la fun­ción de los po­li­cías se­rá la de im­po­ner a los li­ti­gan­tes el cum­pli­mien­to del dic­ta­men ju­di­cial.

Cuan­do una de las dos ins­tan­cias se au­sen­ta se ins­ta­la una co­yun­tu­ra crí­ti­ca.

Por eso, des­de el Ins­ti­tu­to del Diá­lo­go In­ter­re­li­gio­so, que ha­ce años he­mos fun­da­do con mis ami­gos el Pa­dre Gui­ller­mo Mar­có y el pro­fe­sor Omar Ab­boud, an­te los he­chos vio­len­tos que se han vi­vi­do en las úl­ti­mas se­ma­nas en nues­tro país, he­mos ape­la­do a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, a la se­re­ni­dad y a la sen­sa­tez acor­de al man­da­to bí­bli­co del Deu­te­ro­no­mio. En di­cha car­ta sos­te­ne­mos que “va­lo­ra­mos y en­ten­de­mos el sen­ti­do de pro­fe­sio­na­lis­mo de las fuer­zas po­li­cia­les, pe­ro tam­bién sa­be­mos que, da­da la no­ble res­pon­sa­bi­li­dad de la ta­rea desem­pe­ña­da, el aban­dono de la mis­ma ge­ne­ra un es­pa­cio de des­con­cier­to, pér­di­da y do­lor”. Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que el com­pro­mi­so con la paz so­cial y la con­cor­dia son la mo­ti­va­ción esen­cial del diá­lo­go, ins­tru­men­to que im­pli­ca el ha­llaz­go de un len­gua­je co­mún, fun­da­men­tal pa­ra to­da con­vi­ven­cia ar­mó­ni­ca.

Co­mo ciu­da­da­nos que in­ter­ac­tua­mos en es­ta so­cie­dad, de­be­mos desa­rro­llar el sen­ti­do pro­fun­do de al­te­ri­dad res­pon­sa­ble, es de­cir, la afir­ma­ción de que ca­da uno de no­so­tros de­be com­pro­me­ter­se con el otro. Por ello alen­ta­mos a que cual­quier ac­to de in­ti­mi­da­ción y de des­bor­de so­cial sea re­en­cau­za­do, desem­bo­can­do en la zo­na de la com­pren­sión a tra­vés del ca­mino del en­cuen­tro.

Así, ha­ce­mos vo­tos pa­ra que es­ta si­tua­ción sea su­pe­ra­da rá­pi­da­men­te, sin in­tran­si­gen­cias, de mo­do que la ayu­da mu­tua y la coope­ra­ción si­gan orien­tán­do­nos, exal­tan­do la in­sig­ne va­len­tía de her­man­dad que sos­te­ne­mos quie­nes ha­bi­ta­mos es­tas tie­rras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.