¿Exis­te una re­la­ción en­tre la ki­pá y el so­li­deo ca­tó­li­co?

Sím­bo­los. Que el clá­si­co go­rro ju­dío y el que usan los pa­pas y obis­pos se ase­me­jen es pu­ra cau­sa­li­dad.

Clarín - Valores Religiosos - - JUDIOS - Ra­bino Da­niel Gold­man Co­mu­ni­dad Bet El

Una de las pre­gun­tas más fre­cuen­tes que me for­mu­lan es­tá vin­cu­la­da con el uso de la “ki­pá” (por qué, des­de cuan­do, en que mo­men­tos del día). Y por aña­di­du­ra sur­ge otro in­te­rro­gan­te: ¿El Pa­pa usa ki­pá? Para los va­ro­nes ju­díos es una cos­tum­bre (que se ha trans­for­ma­do prác­ti­ca­men­te en obli­ga­to­ria) cu­brir­se la ca­be­za al in­gre­sar a de­ter­mi­na­dos lu­ga­res co­mo si­na­go­gas y ce­men­te­rios y tam­bién para al­gu­nos mo­men­tos sa­gra­dos, co­mo el de la re­ci­ta­ción de las ple­ga­rias y el es­tu­dio de la To­rá. Los más ob­ser­van­tes cu­bren su ca­be­za to­da la jor­na­da. Las co­rrien­tes ju­días li­be­ra­les acep­tan que tam­bién sea de uso para mu­je­res.

El tér­mino “ki­pá” pro­vie­ne del he­breo, y sig­ni­fi­ca al­go así co­mo “par­te su­pe­rior” o “cú­pu­la”. Es usual­men­te te­ji­da o con­fec­cio­na­da en te­la, y no im­por­ta el co­lor. Las fuen­tes bí­bli­cas no es­pe­ci­fi­can en nin­gún lu­gar el he­cho de usar ki­pá. Se­gún los in­ves­ti­ga­do­res, un tex­to del si­glo VIII, lla­ma­do Ma­se­jet So­frim, su­gie­re que los hom­bres al es­tu­diar la ley o al re­zar de­bían cu­brir­se. Po­si­ble­men­te uti­li­za­rían man­ti­llas, co­mo la de los ára­bes del orien­te me­dio, o som­bre­ros, pe­ro no ki­pot (plu­ral de ki­pá). Re­cién en el si­glo XIV el ra­bí Ie­ru­jam de Pro­ven­za de­cre­tó el uso de un go­rro en for­ma có­ni­ca al par­ti­ci­par del ser­vi­cio si­na­go­gal.

Pe­ro fue el afa­ma­do ra­bino Io­sef Ka­ro, na­ci­do en To­le­do-Es­pa­ña, quien en el si­glo XVI de­ter­mi­nó que se de­bían cu­brir la ca­be­za en to­do mo­men­to co­mo for­ma de re­ve­ren­cia a Dios. Ka­ro to­ma co­mo alu­sión un pa­sa­je del Tal­mud que re­la­ta que el ra­bi Ju­ná di­jo que se­ría re­com­pen­sa­do por el Crea­dor ya que nun­ca ha­bía ca­mi­na­do más de cua­tro co­dos con la ca­be­za des­cu­bier­ta. Si bien es­te pre­cep­to no fue uni­ver­sal­men­te adop­ta­do, ya que mu­chos ju­díos con­ti­nua­ron cu­brién­do­se so­lo al orar y al es­tu­diar la To­rá, otros con el tiem­po si­guie­ron el de­cre­to del ve­ne­ra­do maes­tro.

Con el tiem­po y las cos­tum­bres, los som­bre­ros ri­tua­les se hi­cie­ron más pe­que­ños has­ta que fi­nal­men­te se trans­for­ma­ron en las ki­pá que co­no­ce­mos hoy, y que por ab­so­lu­ta ca­sua­li­dad se ase­me­jan a los “so­li­deos” o “zuc­chet­ti” que uti­li­za el cle­ro ca­tó­li­co ro­mano y cu­yo nom­bre pro­vie­ne de la pa­la­bra ita­lia­na “zuc­chet­ta” que sig­ni­fi­ca ca­be­za. Las cir­cuns­tan­cias exac­tas de cuán­do y por­qué el cle­ro em­pe­zó a usar el zuc­chet­ti no es­tán cla­ros; si se sa­be que ya se usa­ba an­tes del 1290, ya que un fres­co de la igle­sia de San Fran­cis­co en Asís mues­tra a car­de­na­les usán­do­lo. El co­lor del zuc­chet­ti se vin­cu­la a la je­rar­quía del por­ta­dor. El pa­pa lo usa de co­lor blan­co; los car­de­na­les, en tono púr­pu­ra; los obis­pos, vio­le­ta, y las otras je­rar­quías si lo desean, ne­gros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.