Jo­sé Pa­la­ve­cino Su me­jor es­to­ca­da, su­pe­rar ba­rre­ras fí­si­cas pa­ra bri­llar con la ce­les­te y blan­ca

Cuan­do que­dó en si­lla de rue­das, un pro­fe­sor de gim­na­sia le su­gi­rió ha­cer es­gri­ma. Hoy es fi­gu­ra en la Se­lec­ción.

Clarín - Zonal San Martin - - PERSONAJES | OCIO - Ana Brec­cia abrec­[email protected]­rin.com

Su com­pro­mi­so y ga­nas de lu­char no hi­cie­ron más que cre­cer es­tos úl­ti­mos años. A Jo­sé Ale­jan­dro Pa­la­ve­cino la vi­da le dio una se­gun­da opor­tu­ni­dad. En 2006 lo ope­ra­ron de una mal­for­ma­ción me­du­lar, pe­ro los mé­di­cos no pu­die­ron fre­nar el avan­ce de una pa­ra­ple­jia in­com­ple­ta que lo obli­ga a usar si­lla de rue­das des­de ha­ce 14 años.

Con­tra to­do pro­nós­ti­co, la di­fi­cul­tad se con­vir­tió en desafío cuan­do el en­tre­na­dor de es­gri­ma Al­ber­to Sou­za le al­can­zó un flo­re­te (es­pa­da). “Nun­ca an­tes ha­bía aga­rra­do un ar­ma, pe­ro lo hi­ce bien y con tan­ta na­tu­ra­li­dad que el téc­ni­co no lo po­día creer”, re­la­ta Pa­la­ve­cino, que hoy bri­lla en la Se­lec­ción Na­cio­nal de Es­gri­ma Adap­ta­da en Si­llas de Rue­das y cosecha elo­gios de to­dos sus ve­ci­nos en Vi­lla Raf­fo.

A los 25, Jo­sé em­pe­zó a no­tar una mo­les­tia en una pier­na. "No te­nía fuer­zas. Al­re­de­dor de la mé­du­la se ha­bía crea­do un ni­do de ve­nas que afec­ta­ban di­rec­ta­men­te los miem­bros in­fe­rio­res", cuen­ta. Pe­ro al "Chino", co­mo lo lla­man sus fa­mi­lia­res y ami­gos, le es­pe­ra­ban gran­des pro­yec­tos.

"Co­mo parte de la reha­bi­li­ta­ción hi­ce na­ta­ción por mu­cho tiem­po. Lue­go de­ci­dí pro­bar con es­gri­ma, y mi en­tre­na­dor, Al­ber­to Sou­za, no po­día creer lo bien que aga­rra­ba el flo­re­te en mi pri­me­ra vez. Co­men­cé a for­mar parte de la Se­lec­ción Na­cio­nal de Es­gri­ma Adap­ta­da en Si­lla de Rue­das. Com­pe­tí en va­rios tor­neos y me fue muy bien", re­cuer­da quien en 2012 re­pre­sen­tó al país en los Jue­gos Pa­ra­lím­pi­cos de Lon­dres.

Pa­la­ve­cino tam­bién es­ca­ló, en 2015, al quin­to pues­to de la Co­pa del Mun­do de Ca­na­dá. Y fue cla­ve en el ter­cer pues­to que ob­tu­vo el equi­po ar­gen­tino en el Tor­neo Re­gio­nal Ame­ri­ca- no de Bra­sil de 2016. Su ru­ti­na arran­ca a las 7 de la ma­ña­na, cuan­do parte ha­cia la Cá­ma­ra de Dipu­tados de la Na­ción, don­de tra­ba­ja en el área de Re­cur­sos Hu­ma­nos. De no­che en­tre­na. Es­te año se­rá di­fí­cil: Jo­sé cuen­ta que se que­dó sin la be­ca de­por­ti­va que le otor­ga­ba el ENARD, ya que no al­can­zó el pun­ta­je que le exi­gían en el ran­king. "Igual, los ve­ci­nos de Vi­lla Raf­fo y mi fa­mi­lia­res y ami­gos me dan pie a se­guir. Quie­ro ser el ejem­plo de otras per­so­nas y sueño con po­ner mi pro­pia es­cue­la de es­gri­ma y en­se­ñar­les a ni­ños. Así po­dría re­ti­rar­me de es­te deporte", se ilu­sio­na, pen­san­do en que su his­to­ria se vuel­va una se­mi­lla.

De Vi­lla Raf­fo• Sus ve­ci­nos lo co­no­cen y fe­li­ci­tan por sus lo­gros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.