El Co­ro Es­ta­ble, una pa­sión con me­dio si­glo de can­cio­nes

Su pres­ti­gio tras­pa­sa los lí­mi­tes de la Ar­gen­ti­na. Al­gu­nos de sus in­te­gran­tes, co­mo el di­rec­tor Mi­guel Vi­lla­gra, es­tán des­de 1968.

Clarín - Zonal Moreno - - PORTADA - Ma­ri­na Da­por­ta zo­na­loes­[email protected]­rin.com

Na­ció en 1968 en Mer­lo y al­gu­nos de sus in­te­gran­tes es­tán des­de en­ton­ces. Son 30 per­so­nas que tie­nen pro­fe­sio­nes fue­ra de la mú­si­ca, pe­ro que es­tán uni­dos por el amor al can­to. Has­ta fin de año fes­te­jan el aniver­sa­rio con con­cier­tos en las igle­sias.

Ha­ce más de 50 años la mú­si­ca los unió. El Co­ro Es­ta­ble de Mer­lo co­men­zó co­mo un pe­que­ño gru­po que dis­fru­ta­ba jun­tar­se a can­tar, y des­de en­ton­ces no pa­ró de cre­cer. Pa­sa­ron por él va­rias ge­ne­ra­cio­nes, via­ja­ron al ex­te­rior y se hi­cie­ron mun­dial­men­te co­no­ci­dos. Cin­co dé­ca­das más tar­de, con al­gu­nas de las ca­ras de siempre y mu­chas otras jó­ve­nes nue­vas vo­ces, si­guen en­sa­yan­do ca­da se­ma­na con el mis­mo en­tu­sias­mo que el pri­mer día. La me­ta es cla­ra: di­fun­dir su ar­te y su mú­si­ca.

“En el año 68 yo es­tu­dia­ba mú­si­ca y co­men­cé a con­cu­rrir a un co­ro. Allí des­cu­brí la be­lle­za del can­to co­ral y con un gru­po de ami­gos co­men­za­mos muy mo­des­ta­men­te a crear lo que hoy es es­te Co­ro Es­ta­ble”, re­cuer­da or­gu­llo­so Mi­guel Vi­lla­gra, di­rec­tor fun­da­dor del co­ro y quien con­ti­núa a car­go. Tam­bién es­tán des­de 1968 Su­sa­na Vi­lla­gra (her­ma­na de Mi­guel)e Iris Ele­na Agu­din(es­po­sa).

Los pri­me­ros pa­sos de es­te gru­po fue­ron en Mer­lo, su lu­gar. Pe­ro muy po­co tiem­po des­pués co­men­za­ron a ha­cer los via­jes y las gi­ras que los ha­rían co­no­ci­dos al­re­de­dor del mun­do. “En 1975 hi­ci­mos nues­tra pri­me­ra gira cuan­do nos in­vi­ta­ron a par­ti­ci­par de un fes­ti­val de en­sam­bles en Is­rael, y ese fue nues­tro pun­ta­pié para can­tar en dis­tin­tos even­tos in­ter­na­cio­na­les y tam­bién en va­rios puntos de Ar­gen­ti­na”, agre­ga Vi­lla­gra. El tra­ba­jo sos­te­ni­do, el pro­fe­sio­na­lis­mo y la be­lle­za de sus pre­sen­ta­cio­nes los co­lo­ca­ron en un lu­gar de al­tí­si­mo re­co­no­ci­mien­to, un va­lor que se en­car­ga­ron de man­te­ner vi­gen­te a pe­sar del pa­so de los años.

Du­ran­te los úl­ti­mos me­ses, el co­ro Es­ta­ble de Mer­lo tu­vo va­rias ce­le­bra­cio­nes. La ma­yor se reali­zó en oc­tu­bre, en el Par­que Cul­tu­ral de Libertad, fren­te a mi­les de ve­ci­nos. En es­ta opor­tu­ni­dad in­vi­ta­ron a an­ti­guos co­reu­tas para vol­ver a can­tar jun­tos.

Una vez por mes, y has­ta fin de año, con­ti­nua­rán con el ci­clo “El Co­ro vi­si­ta las pa­rro­quias del Par­ti­do”. Re­co­rren las igle­sias de la co­mu­ni­dad y brin­dan con­cier­tos que tie­nen una par­ti­cu­la­ri­dad: son de ca­rác­ter di­dác­ti­co, es de­cir que le ex­pli­can a los es­pec­ta­do­res el sig­ni­fi­ca­do de las obras. Y ya or­ga­ni­zan los úl­ti­mos de­ta­lles para su clá­si­co Con­cier­to de Na­vi­dad, a fin de año.

Más de trein­ta per­so­nas par­ti­ci­pan ac­tual­men­te de es­te gru­po. La gran ma­yo­ría de los co­reu­tas lle­ga­ron in­vi­ta­dos a un en­sa­yo y no se fue­ron nun­ca más. Mu­chos de ellos tie­nen otras pro­fe­sio­nes que no es­tán re­la­cio­na­das de nin­gu­na ma­ne­ra con la mú­si­ca, pe­ro en­cuen­tran en es­te ar­te un ca­ble a tie­rra y una gran pa­sión. Así es el ca­so de Ser­gio Pa­duc­zark, Juez de Co­mo­do­ro Py, que par­ti­pa del co­ro des­de 1991. “Em­pe­cé a ir con quien era mi no­via en ese mo­men­to y lue­go se con­vir­tió en mi es­po­sa, Ma­ría Inés. El co­ro ocu­pa un lu­gar fun­da­men­tal en mi vi­da, es mi otra fa­mi­lia. Sien­to que es co­mo una te­ra­pia”, co­men­ta Pa­duc­zark, quien for­ma par­te del gru­po de los te­no­res.

To­dos coin­ci­den en que es un gru­po hu­mano muy uni­do don­de com­par­ten to­do, más allá de lo mu­si­cal. Con el pa­so de los años vie­ron cre­cer a sus hi­jos, na­cer nie­tos, asis­tie­ron a ca­sa­mien­tos y tam­bién su­frie­ron jun­tos al­gu­nas des­pe­di­das.

Para po­der man­te­ner el gru­po uni­do y ac­ti­vo tie­nen ru­ti­nas y un muy

al­to ni­vel de exi­gen­cia. En­sa­yan dos

ve­ces por se­ma­na, las cuer­das fe­me­ni­nas so­prano/con­tra­al­to por un la­do y los te­no­res por otro, lue­go se unen to­dos en un en­sa­yo ge­ne­ral los sá­ba­dos. Y los nue­vos in­te­gran­tes de- ben de­di­car­le un tiem­po ex­tra.

El re­per­to­rio es de lo más va­ria­do, in­clu­ye des­de mú­si­ca cul­ta has­ta fol­clo­re ar­gen­tino y la­ti­noa­me­ri­cano, a ca­pe­lla y sin­fó­ni­co co­ral (con or­ques­ta). “He­mos can­ta­do con la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Bul­ga­ria y tam­bién com­par­ti­mos es­ce­na­rio con el maes­tro Ariel Ra­mí­rez y su Mi­sa Crio­lla”, cuen­ta or­gu­llo­so su di­rec­tor.

“Uno siempre vuel­ve al pri­mer amor”, di­ce Ce­ci­lia Go­ro­si­to, pro­fe­so­ra de mú­si­ca de un co­le­gio de Pa­dua. “Es­tu­ve des­de los 14 años has­ta los 19 y vol­ví ha­ce tres. La ener­gía que se ge­ne­ra can­tan­do en gru­po es muy dis­tin­ta de cuan­do uno lo ha­ce so­lo. Es al­go má­gi­co. Se nos caen las lá­gri­mas,

es in­des­crip­ti­ble”, agre­ga. “Yo vi­vo to­do es­to con una gran sa­tis­fac­ción, pen­san­do có­mo co­men­zó y has­ta dón­de lle­ga­mos. Es un ca­mino que es­pe­ro que con­ti­núe”, di­ce el di­rec­tor Vi­lla­gra. ■

En el año 68 co­men­cé a con­cu­rrir a un co­ro. Allí des­cu­brí la be­lle­za del can­to co­ral”.

Mi­guel Vi­lla­gra

Di­rec­tor y fun­da­dor

El co­ro ocu­pa un lu­gar fun­da­men­tal de mi vi­da. Es mi otra fa­mi­lia”.

Ser­gio Pa­duc­zar

Juez y can­tan­te

Con­cen­tra­dos. El di­rec­tor Mi­guel Vi­lla­gra, de per­fil, es uno de los fun­da­do­res del gru­po■ Hi­cie­ron gi­ras por to­do el mun­do■

Ce­le­bra­ción. Para fes­te­jar el aniver­sa­rio, jun­to a la co­mu­ni­dad sa­len a ha­cer con­cier­tos en las pa­rro­quias de los ba­rrios to­dos los me­ses■ Y ce­rra­rán con su clá­si­co con­cier­to de Na­vi­dad■

Los pri­me­ros tiem­pos. El en­sam­ble co­ral co­men­zó co­mo un pe­que­ño gru­po■ Hoy son más de 30 co­reu­tas■

Ce­le­bra­ción. En el Par­que Cul­tu­ral de Libertad can­ta­ron en oc­tu­bre fren­te a mi­les de ve­ci­nos■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.