Eric Flor, la promesa de Mo­reno que ya se ga­nó un lu­gar en­tre los gran­des del bas­quet

Tie­ne 23 años, se for­mó en Los In­dios y jue­ga para Bo­ca en el má­xi­mo ni­vel del bás­quet ar­gen­tino. En la Li­ga pa­sa­da tu­vo su ex­plo­sión. Lo­gró un ré­cord que lo me­tió en la his­to­ria del tor­neo.

Clarín - Zonal Moreno - - DEPORTES - Mar­tín Vas­se­na zo­na­loes­[email protected]­rin.com

Te­nía 18 años cuan­do de­jó Los In­dios de Mo­reno, el club que lo for­mó, para bus­car un fu­tu­ro en el bás­quet gran­de. Su his­to­ria cuen­ta que de chi­co le gus­ta­ba más el fút­bol, pe­ro se enamo­ró de la na­ran­ja cuan­do su pa­pá co­men­zó a ju­gar para el equi­po de la em­pre­sa en la que tra­ba­ja­ba y lo lle­vó al club mo­re­nen­se a dar sus pri­me­ros pa­sos.

Hoy, Eric Flor (25) lle­va ya tres años en Li­ga Na­cio­nal y afian­zán­do­se ca­da vez más. Des­de ha­ce unos me­ses en Bo­ca Ju­niors, el es­col­ta de 1,86 me­tros tu­vo que for­jar su ca­rre­ra con mu­cho sa­cri­fi­cio. Un año en Ciudad de Bra­ga­do y tres en La Unión de Co­lón (En­tre Ríos) cons­ti­tu­ye­ron su eta­pa de de­sa­rro­llo en el Tor­neo Na­cio­nal de As­cen­so. De allí pe­gó su pri­mer gran sal­to al su­mar­se a San Lo­ren­zo co­mo fi­cha me­nor de 23 años en el má­xi­mo ni­vel de la dis­ci­pli­na en el país. “En San Lo­ren­zo apren­dí mu­chas co­sas, me sir­vió un mon­tón por la ex­pe­rien­cia que to­mé”, re­cuer­da.

Sin em­bar­go, ha­bía si­do só­lo la an­te­sa­la de lo que es­ta­ba por ve­nir. Al año se in­cor­po­ró a Quil­mes de Mar del Pla­ta, lo cual su­pu­so un cam­bio ra­di­cal en su ca­rre­ra de­bi­do a que “te­nía que mu­dar­me y es­tar le­jos de mi fa­mi­lia”. Pe­ro va­lió la pe­na, por­que fue el club en el que el mo­re­nen­se ex­plo­tó de­fi­ni­ti­va­men­te du­ran­te la úl­ti­ma tem­po­ra­da 2017-2018.

Flor, que en el elen­co mar­pla­ten­se se des­ta­có por su ca­pa­ci­dad de go­leo, re­co­no­ce que “de chi­co, en Mo­reno, era más go­lea­dor” y que “en el bás­quet pro­fe­sio­nal em­pe­cé a to­mar­me el de­por­te de otra ma­ne­ra y a ju­gar más en equi­po, co­la­bo­ran­do más en la fa­ce­ta de­fen­si­va”. Más allá de to­do, el ju­ga­dor ase­gu­ra que el gran cam­bio na­ció des­de la con­fian­za. “La mía en mí mis­mo, la de mis com­pa­ñe­ros y la del en­tre­na­dor. Gra­cias a ella pu­de

La con­fian­za en mí mis­mo, de mi DT y mis com­pa­ñe­ros hi­zo que pue­da ex­plo­tar to­do lo apren­di­do”.

Eric Flor

uti­li­zar lo que ha­bía apren­di­do en to­dos es­tos años”, ex­pli­ca.

De esa for­ma lo­gró me­ter­se en la his­to­ria de la Li­ga Na­cio­nal por un ré­cord es­ta­dís­ti­co con­se­gui­do en la se­mi­fi­nal de la Con­fe­ren­cia Sur an­te Fe­rro: se trans­for­mó en el se­gun­do ju­ga­dor ar­gen­tino y el cuar­to (con­tan­do ex­tran­je­ros) en con­ver­tir 40 puntos o más en dos par­ti­dos con­se­cu­ti­vos de pla­yoffs. An­te el Ver­do­la­ga ha­bía me­ti­do 41 y 46 tan­tos. “La ex­plo­sión me­diá­ti­ca que me dio ese logro fue in­creí­ble, fue un an­tes y un des­pués esa se­rie. Un or­gu­llo ha­ber lle­ga­do a ese ré­cord”, di­ce Flor, que a lo lar­go de to­da la úl­ti­ma tem­po­ra­da dis­pu­tó 38 par­ti­dos con un pro­me­dio de 17,1 puntos, 4,2 asis­ten­cias y 3,6 re­bo­tes, ade­más de un 44% de efec­ti­vi­dad en do­bles, 35% en tri­ples y 80% en ti­ros li­bres.

Sus ac­tua­cio­nes en el equi­po de La Fe­liz lo ca­ta­pul­ta­ron a la Se­lec­ción Na­cio­nal del “Ove­ja” Ser­gio Her­nán­dez, que lo in­clu­yó en el equi­po que dis­pu­tó la Ame­riCup el año pa­sa­do y las eli­mi­na­to­rias FIBA para el Mun­dial de Chi­na del año que vie­ne. “La con­vo­ca­to­ria a la Se­lec­ción se ce­le­bró con mu­cha emo­ción y has­ta con lá­gri­mas en mi fa­mi­lia. Fue el fru­to de tan­to es­fuer­zo”, co­men­ta el mo­re­nen­se que se dio el gus­to de ju­gar al la­do de un his­tó­ri­co de la Ge­ne­ra­ción Do­ra­da co­mo Luis Sco­la en los triun­fos an­te Mé­xi­co y Puer­to Ri­co en sep­tiem­bre pa­sa­do.

La con­vo­ca­to­ria a la Se­lec­ción se ce­le­bró mu­cho en mi fa­mi­lia, has­ta las lá­gri­mas”.

Eric Flor

Aho­ra, en­fo­ca­do nue­va­men­te en Bo­ca don­de fir­mó por las pró­xi­mas dos tem­po­ra­das, Flor, ase­gu­ra que el Xe­nei­ze re­pre­sen­ta uno de los desafíos más im­por­tan­tes de su ca­rre­ra. “Mis ami­gos y fa­mi­lia son hin­chas de Bo­ca y me ilu­sio­na la po­si­bi­li­dad de vol­ver a po­ner al club en los pues­tos más al­tos de la Li­ga”, co­men­ta el bas­quet­bo­lis­ta que aun­que ase­gu­ra que se en­cuen­tra en su me­jor mo­men­to, ha de­mos­tra­do en va­rias oca­sio­nes esa ne­ce­si­dad de au­to­su­pera­ción cons­tan­te. “Ten­go que me­jo­rar mi ti­ro ex­te­rior”, di­ce con hu­mil­dad y con la men­te pues­ta en un fu­tu­ro sos­te­ni­do por un pre­sen­te ex­cep­cio­nal.w

Des­pe­gue. El que tu­vo Eric Flor du­ran­te la tem­po­ra­da pa­sa­da en Quil­mes de Mar del Pla­ta■

Se­lec­ción. Flor, jun­to a Sco­la, tras un par­ti­do en las eli­mi­na­to­rias FIBA■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.