Su­ma de­ta­lles de ca­li­dad que le dan más ca­te­go­ría

Es la se­gun­da edición de es­te mo­de­lo. Man­tie­ne su me­cá­ni­ca, pe­ro tu­vo un pe­que­ño re­di­se­ño y agre­ga equi­pa­mien­to. Se ofre­ce en tres ver­sio­nes, des­de $ 493.071.

Clarín - Autos - - PRUEBA DE MANEJO - Vic­tor Rus­so vrus­[email protected]­rin.com

Chery lle­gó a nues­tro país en 2008, y se con­vir­tió en la pri­me­ra mar­ca china en co­mer­cia­li­zar au­to­mó­vi­les en la Ar­gen­ti­na. No ha­ce tan­to, y es­te nue­vo Tiggo 5 es un buen ejem­plo pa­ra per­ci­bir la no­ta­ble me­jo­ra en la ca- li­dad de los au­tos de ori­gen chino en es­tos 10 años. Al­go así su­ce­dió con los au­tos co­rea­nos a prin­ci­pios de los 90, se im­pu­sie­ron a fuer­za de ser ba­ra­tos y hoy tie­nen una ca­li­dad mu­chas ve­ces su­pe­rior a la de pres­ti­gio­sas mar­cas eu­ro­peas. Las mar­cas chi­nas es­tán en ese pro­ce­so. Ade­más de Chery, otras cin­co mar­cas chi­nas ya lle­ga­ron al país (BAIC, Li­fan, Geely, DFSK y Fo­ton) y to­das dan mues­tras de esa evo­lu­ción.

En re­la­ción al nom­bre Tiggo va­le ha­cer una acla­ra­ción. Cuan­do lle­gó a nues­tro mer­ca­do se lla­ma­ba sim­ple­men­te así, Tiggo. Pe­ro a par­tir de 2016, cuan­do la mar­ca de­ci­de am­pliar su ga­ma de sport uti­li­ties o SUV, to­dos es­tos vehícu­los pa­sa­ron a lla­mar­se Tiggo y, pa­ra di­fe­ren­ciar­los (de acuer­do a su ca­te­go­ría), se le agre­ga­ría un nú­me­ro. Así, el pri­me­ro de los Tiggo pa­só a lla­mar­se Tiggo 3 y es­te, que es más gran­de y lu­jo­so, Tiggo 5. Du­ran­te es­te año, la mar­ca es­ti­ma que se su­ma­rían otros dos nue­vos SUV de Chery: uno más com­pac­to y ur­bano que se lla­ma Tiggo 2 y otro más gran­de, po­ten­te y equi­pa­do, que se de­no­mi­na Tiggo 7. Es­te úl­ti­mo lle­ga­ría más cer­ca de fin de año y sig­ni­fi­ca­rá un nue­vo hi­to en ma­te­ria de ca­li­dad y tec­no­lo­gía pa­ra es­ta mar­ca china.

Res­pec­to del pri­mer Tiggo 5 que lle­gó al país a fi­nes de 2016, es­ta nue­va edición pre­sen­ta sim­ple­men­te un pe­que­ño re­di­se­ño. Man­tie­ne la me­cá­ni­ca (mo­tor y ca­ja, con op­ción ma­nual o au­to­má­ti­ca) y agre­ga de­ta­lles de di­se­ño y tec­no­lo­gía que le dan al vehícu­lo más ca­te­go­ría. Tie­ne una nue­va pa­rri­lla fron­tal, con un re­di­se­ño de fa­ros, lu­ces LED y una nue­va sa­li­da del es­ca­pe, en­tre otros ele­men­tos del ex­te­rior que cam­bia­ron. De tec­no­lo­gía, su­ma una pan­ta­lla mul­ti­me­dia tác­til de 8 pul­ga­das, con na­ve­ga­dor, es­tre­na un ta­ble­ro de ins­tru­men­tos que agre­ga in­for­ma­ción so­bre la pre­sión de los neu­má­ti­cos en la compu­tado­ra de a bor­do, y aho­ra vie­ne con con­trol de es­ta­bi­li­dad ESP en to­das las ver­sio­nes.

El in­te­rior lu­ce real­men­te bien, con ta­pi­za­dos de cue­ro co­si­do con cos­tu­ras ro­jas, un to­que de es­ti­lo que se con­ti­núa en el vo­lan­te y el po­mo de la pa­lan­ca de cam­bios. La ca­li­dad de ter­mi­na­ción es muy bue­na, pe­ro los ma­te­ria­les del pa­nel fron­tal (plás­ti­cos du­ros) po­drían ser me­jo­res.

Me­cá­ni­ca­men­te, el Tiggo 5 es un vehícu­lo “nor­mal”. ¿Qué que­re­mos de­cir con es­to? Que pa­ra un usua­rio pro­me­dio la po­ten­cia del mo­tor se­rá más que su­fi­cien­te y el con­su­mo de com­bus­ti­ble, a lo su­mo, le pa­re­ce­rá un po­co ele­va­do. Pe­ro cla­ro, pues­tos a com­pa­rar, no­so­tros de­be­mos de­cir que no es un mo­tor muy mo­derno, que gas­ta bas­tan­te pa­ra es­ta ci­lin­dra­da y po­ten­cia, y que le fal­ta fuer­za de em­pu­je a ba­jas re­vo­lu­cio­nes, por ejem­plo, pa­ra una ma­nio­bra de tre­pa­da. Aun­que co­mo es un vehícu­lo 4x2 (trac­ción de­lan­te­ra) y no un 4x4 pa­ra prac­ti­car off road, pa­ra un uso ur­bano y de ru­ta, es­tá bien. Pe­ro la ver­da­de­ra evo­lu­ción me­cá­ni­ca de Chery lle­ga­rá con el Tiggo 7.

El com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co es muy bueno, con­for­ta­ble in­clu­so en pi­sos des­pa­re­jos, sin rui­dos en el in­te­rior (lo que mues­tra que la ca­li­dad de ter­mi­na­ción, los en­cas­tres, son bue­nos), y en ru­ta se com­por­ta tam­bién de for­ma co­rrec­ta, sien­do es­ta­ble a ve­lo­ci­da­des “le­ga­les”, in­clu­so en cur­vas. Siem­pre un SUV, por su al­tu­ra y su cen­tro de gra­ve­dad tam­bién al­to, tie­ne ro­li­do (in­cli­na­ción la­te­ral de la ca­rro­ce­ría) ma­yor al de un se­dán, por eso im­por­tan­te que cuen­ten con el con­trol elec­tró­ni­co de es­ta­bi­li­dad ESP. Y es­te Tiggo 5 lo trae de se­rie.

El Chery Tiggo 5 se ofre­ce en nues­tro mer­ca­do en tres ver­sio­nes, las tres con el mis­mo mo­tor 2.0 de 138 CV. La ver­sión Con­fort, con ca­ja ma­nual de 5 mar­chas, cues­ta 493.071 pe­sos; la ver­sión Lu­xury, tam­bién ma­nual, pa­sa a cos­tar 519.536 pe­sos; y la ver­sión to­pe de ga­ma, la Lu­xury con la ca­ja au­to­má­ti­ca-se­cuen­cial de 7 mar­chas, se ven­de a 571.629 pe­sos.w

Pre­cio. Es el mo­de­lo más ca­ro de la mar­ca, has­ta que lle­gue (cer­ca de fin de año) el Chery Tiggo 7. Mues­tra cla­ra­men­te la evo­lu­ción de la mar­ca en ma­te­ria de ca­li­dad y tec­no­lo­gía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.