“Se po­drán usar re­des so­cia­les con el au­to en mo­vi­mien­to”

El res­pon­sa­ble glo­bal del de­sa­rro­llo del sis­te­ma mul­ti­me­dia de GM ha­bla so­bre la in­ter­ac­ción que exis­ti­rá en­tre au­to y con­duc­tor.

Clarín - Autos - - ENTREVISTA - Ga­briel Sil­vei­ra gsil­vei­[email protected]­rin.com

Es un he­cho que la con­duc­ción va a cam­biar en los pró­xi­mos años. No se sa­be con pre­ci­sión cuán­to va a de­mo­rar, pe­ro lo que sí es­tá cla­ro es que no se­rá co­mo es aho­ra y me­nos co­mo era ha­ce 20 años. La con­ver­sión ha­cia los vehícu­los eléc­tri­cos y los sis­te­mas de con­duc­ción au­tó­no­ma se­rán los res­pon­sa­bles de es­te cam­bio de pa­ra­dig­ma.

Y co­mo via­jar en el au­to no va a ser lo mis­mo, los sis­te­mas de en­tre­te­ni­mien­to a bor­do tam­bién de­be­rán adap­tar­se a esa nue­va era. Sin em­bar­go, y se­gún es­ti­man los es­pe­cia­lis­tas, to­do se­gui­rá pa­san­do por la co­nec­ti­vi­dad con los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res.

Pa­ra Ale­xan­dre Gui­ma­raes, Di­rec­tor de In­ge­nie­ría Glo­bal de Va­li­da­ción de Pro­yec­tos de In­foen­tre­te­ni­mien­to y Te­le­má­ti­cas de Ge­ne­ral Mo­tors, el desafío pa­sa­rá por ofre­cer la mis­ma ex­pe­rien­cia que el usua­rio tie­ne con su te­lé­fono en el so­fá de su ca­sa pe­ro arri­ba del au­to.

- ¿Por dón­de pa­sa­rá el en­tre­te­ni­mien­to a bor­do del au­to en un fu­tu­ro cer­cano?

- Nues­tra per­cep­ción es la mis­ma que tie­nen otros cons­truc­to­res. No po­de­mos de­sen­ten­der­nos de la ex­pe­rien­cia que el clien­te tie­ne con su te- lé­fono ce­lu­lar. Lo que sí te­ne­mos que ga­ran­ti­zar es que la in­te­gra­ción en­tre el te­lé­fono del clien­te y el au­to­mó­vil sea in­ten­sa y trans­pa­ren­te. La ex­pec­ta­ti­va del usua­rio es que en el te­lé­fono sea sen­ci­llo ma­ne­jar las apli­ca­cio­nes, y es­pe­ra lo mis­mo del au­to. Si, por ejem­plo, el clien­te vie­ne ca­mi­nan­do usan­do su te­lé­fono, la ex­pec­ta­ti­va que tie­ne es que al in­gre­sar el vehícu­lo ese uso no se mo­di­fi­que.

- ¿Y qué pa­sa con la se­gu­ri­dad vial?

- Esa es nues­tra ma­yor preo­cu­pa­ción. Te­ne­mos que ga­ran­ti­zar la co­nec­ti­vi­dad y la in­ter­ac­ción sin po­ner en ries­go la se­gu­ri­dad del con­duc­tor y los ocu­pan­tes. Por ejem­plo, si un clien­te es­tá na­ve­gan­do en Ins­ta­gram, ¿Có­mo va­mos a ha­cer pa­ra brin­dar­le una ex­pe­rien­cia de uso en re­des so­cia­les mien­tras es­tá ma­ne­jan­do? Ese es un desafío muy gran­de. Es más, si ob­ser­va­mos los sis­te­mas apro­ba­dos pa­ra usar mien­tras es­ta­mos al vo­lan­te, co­mo Ap­ple Ca­rP­lay o An­droid Au­to, nin­gu­na de las dos in­clu­ye esa ex­pe­rien­cia con re­des so­cia­les. En­ton­ces lo que es­ta­mos pen­san­do es en ofre­cer esa ex­pe­rien­cia, sin des­cui­dar la se­gu­ri­dad.

- ¿En­ton­ces crees que los con­duc­to­res van a po­der in­ter­ac­tuar con re­des so­cia­les aun con el vehícu­lo en mo­vi­mien­to?

- Ese es nues­tro ob­je­ti­vo y el de to­dos los fa­bri­can­tes. Aho­ra bien, exis­ten va­rias for­mas de con­se­guir eso. Una de ellas, que aún no es­tá sien­do usa­da con mu­cha in­ten­si­dad, es con el re­co­no­ci­mien­to de voz. Pe­ro hay con­se­guir que la con­ver­sa­ción del con­duc­tor y los ocu­pan­tes con el vehícu­lo sea lo más na­tu­ral po­si­ble. La otra for­ma de lo­grar una bue­na in­ter­ac­ción con re­des so­cia­les es a par­tir de los sis­te­mas de con­duc­ción au­tó­no­ma. En esos mo­men­tos en los que el con­duc­tor se vuel­ve pa­sa­je­ro es cuan­do va a po­der te­ner la mis­ma ex­pe­rien­cia de co­ne­xión con las re­des so­cia­les que la tie­ne en su ca­sa y sen­ta­do en un so­fá.

El gru­po es­ta­dou­ni­den­se apues­ta con los sis­te­mas de con­duc­ción au­tó­no­ma con dos ejem­plos. Una es con el dis­po­si­ti­vo Su­per Cruise, que de acuer­do a lo que aca­ba de anun­ciar, es­te sis­te­ma se­mi au­tó­no­mo de con­duc­ción en ru­ta es­ta­rá dis­po­ni­ble en 2020 en la mar­ca Ca­di­llac y lue­go se irá su­man­do a otras mar­cas del gru­po, co­mo Che­vro­let, por ejem­plo.

Ade­más, GM anun­ció que en 2023 sus mo­de­los su­ma­rán la co­mu­ni­ca­ción V2X (Vehi­cle To Everyt­hing), lo que sig­ni­fi­ca que el au­to po­drá dia­lo­gar con otros vehícu­los y con dis­tin­tas in­fraes­truc­tu­ra. Así, por ejem­plo, po­drá in­for­mar a mo­de­los cer­ca­nos o un se­má­fo­ro, en qué sen­ti­do y a qué ve­lo­ci­dad vie­ne.

La otra op­ción de con­duc­ción au­tó­no­ma la es­tá desa­rro­llan­do con el pro­yec­to de­no­mi­na­do Cruise, al cual lo pien­sa co­mo un sis­te­ma au­tó­no­mo de ni­vel 5. Es de­cir, que pres­cin­de com­ple­ta­men­te del con­duc­tor. De he­cho, en la ima­gen del in­te­rior que GM pu­bli­có de es­te mo­de­lo no se ven vo­lan­te ni pe­da­les.

Ap­ple Car Play y An­droid Au­to

Pe­ro por el mo­men­to, la in­ter­ac­ción con el te­lé­fono es fuer­te y es­tá muy vi­gen­te. Las dos op­cio­nes más po­pu­la­res pa­ra usar al­gu­nas apli­ca­cio­nes de nues­tro te­lé­fono son las que ofre­cen Ap­ple Ca­rP­lay y An­droid Au­to. Pa­ra Gui­ma­raes, esa si­tua­ción va a cam­biar en el fu­tu­ro.

-Hoy son muy po­cos los fa­bri­can­tes que uti­li­zan un sis­te­ma pro­pio. La ma­yo­ría es­tán ba­sa­dos en An­droid. Si no­so­tros apren­de­mos a ge­ne­rar esa co­nec­ti­vi­dad, más allá de la ex­pe­rien­cia del clien­te, en­ton­ces no va­mos a ne­ce­si­tar de nin­gu­na aso­cia­ción, en es­te ca­so, con Goo­gle. Hoy exis­ten esos pro­to­co­los, y quien hoy tie­ne esos pro­to­co­los, tam­bién tie­ne ac­ce­so a in­for­ma­ción de los da­tos co­nec­ta­dos del clien­te. Y ahí la pre­gun­ta es si los fa­bri­can­tes es­tán de acuer­do en com­par­tir su in­for­ma­ción con otras em­pre­sas. Y la res­pues­ta se­gu­ra­men­te se­rá no. Por eso que exis­te una ten­den­cia en la que las mar­cas es­ta­mos desa­rro­llan­do nues­tros pro­pios sis­te­mas de co­nec­ti­vi­dad.

- ¿Us­te­des tam­bién van a desa­rro­llar sus pro­pias apli­ca­cio­nes?

- Sí, es­ta­mos tra­ba­jan­do en esas apli­ca­cio­nes. Ha­ce apro­xi­ma­da­men­te un año y me­dio que GM abrió un por­tal pa­ra que de­sa­rro­lla­do­res ex­ter­nos com­par­tan sus tra­ba­jos y que sean apre­cia­dos se­gún la óp­ti­ca de la mar­ca.

- ¿Y qué be­ne­fi­cios ten­drá el clien­te al usar un sis­te­ma desa­rro­lla­do por la mar­ca?

- Ha­ce 20 años las mar­cas só­lo in­ten­ta­ban ven­der los au­tos. Aho­ra es­tá la ven­ta del vehícu­lo más los ser­vi­cios aso­cia­dos. Por ejem­plo, en nues­tro ser­vi­cio de OnS­tar ya ofre­ce­mos al­gu­nos con­ve­nios con otras em­pre­sas en don­de el clien­te se ve be­ne­fi­cia­do por te­ner un Che­vro­let. En los EE.UU. exis­te una apli­ca­ción que se lla­ma Mar­ket­pla­ce que to­ma la po­si­ción que in­di­ca el GPS del vehícu­lo y mues­tra al con­duc­tor las pro­mo­cio­nes de las tien­das, los res­tau­ran­tes y las es­ta­cio­nes de ser­vi­cios con los que la mar­ca tie­ne con­ve­nio. Y si el con­duc­tor eli­ge al­gu­na el sis­te­ma se en­car­ga de guiar el via­je has­ta la tien­da se­lec­cio­na­da.

- ¿Quié­nes son sus prin­ci­pa­les so­cios en el de­sa­rro­llo del en­tre­te­ni­mien­to a bor­do?

- No los pue­do men­cio­nar por una cues­tión de con­fi­den­cia­li­dad. Pe­ro nin­guno de ellos es­tá fue­ra del sec­tor au­to­mo­tor. Den­tro de GM ya te­ne­mos la ex­pe­rien­cia su­fi­cien­te co­mo pa­ra ge­ne­rar nues­tro pro­pio soft­wa­re de mu­chos sis­te­mas. Por eso es que no te­ne­mos nin­gún so­cio es­pe­cí­fi­co que pro­ven­ga del mun­do de los vi­deo­jue­gos o del ci­ne.w

Ten­den­cia. El de­sa­rro­llo del sis­te­ma que vin­cu­la te­lé­fono y au­to se­rá desa­rro­lla­do por las mar­cas.

Cruise. El mo­de­lo que no tie­ne vo­lan­te ni pe­da­les ya es una reali­dad.

In­ge­nie­ro. Ale­xan­dre Gui­ma­raes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.