Un look que po­ten­cia su esen­cia

Ba­sa­da en la va­rian­te más equi­pa­da de la ga­ma, es­ta pic­kup se di­fe­ren­cia por su diseño per­so­na­li­za­do. Con­ser­va el mo­tor tur­bo­dié­sel de 170 CV y la ca­ja au­to­má­ti­ca de 9 mar­chas, res­pon­sa­bles de su con­fort de mar­cha en ru­ta y ciu­dad.

Clarin - Autos - - AUTOS -

Des­de su lan­za­mien­to en 2016 has­ta fi­nes del año pa­sa­do la Fiat To­ro go­zó de un éxi­to in­me­dia­to que le per­mi­tió ser la cuar­ta pic­kup más ven­di­da del mer­ca­do.

No era pa­ra me­nos. Por su equi­pa­mien­to, di­men­sio­nes y ca­pa­ci­da­des, la To­ro se ubi­có en­tre las pic­kups chi­cas y me­dia­nas, me­jo­ran­do las vir­tu­des de las pri­me­ras y adap­tan­do las bon­da­des de las se­gun­das a un há­bi­tat más ur­bano que ru­ral. To­do eso en­mar­ca­do por una fi­gu­ra atrac­ti­va que tu­vo (y tie­ne) al con­fort co­mo una de sus má­xi­mas prio­ri­da­des.

Sin em­bar­go, a fi­nes del año pa­sa­do la mar­ca de­bió lla­mar a re­vi­sión a to­das sus ver­sio­nes tur­bo­dié­sel con ca­ja ma­nual por una fa­lla en el fil­tro de par­tí­cu­las que afec­ta­ba el fun­cio­na­mien­to del mo­tor. Ese pro­ble­ma me­cá­ni­co re­per­cu­tió di­rec­ta­men­te en las ventas y des­en­ca­de­nó en el “sa­cri­fi­cio” de di­chas va­rian­tes con trans­mi­sión ma­nual, las más eco­nó­mi­cas den­tro una ga­ma que úni­ca­men­te que­dó con­for­ma­da por ver­sio­nes equi­pa­das con la ca­ja au­to­má­ti­ca de 9 ve­lo­ci­da­des.

Con es­te in­con­ve­nien­te su­pe­ra­do, Fiat lan­zó a prin­ci­pios de 2018 es­ta edi­ción li­mi­ta­da de 300 uni­da­des de­no­mi­na­da BlackJack, que se ubi­ca co­mo la más ex­clu­si­va de la ga­ma. Es­tá ba­sa­da en la To­ro Vol­cano con pack Pre­mium (to­pe de ga­ma), pe­ro con di­fe­ren­cias es­té­ti­cas que real­zan aún más su si­lue­ta. Y eso se no­ta a sim­ple vis­ta, ya que es­tá to­da ves­ti­da de ne­gro. Por fue­ra, la pa­rri­lla y los pa­ra­gol­pes fue­ron re­em­pla­za­dos por pie­zas os­cu­ras, al igual que las llan­tas de 17 pul­ga­das. Por den­tro, se re­pi­te la fór­mu­la, con de­ta­lles y apli­ques en ne­gro (has­ta el lo­go de la mar­ca cam­bió de co­lor), y una pan­ta­lla mul­ti­me­dia que de 6,2 pul­ga­das.

De­jan­do de la­do lo es­té­ti­co, es­ta To­ro BlackJack no pre­sen­ta no­ve­da­des me­cá­ni­cas. Trae el mis­mo mo­tor tur­bo­dié­sel Mul­ti­jet 2.0 de 170 CV, sis­te­ma de trac­ción in­te­gral y, co­mo di­ji­mos an­te­rior­men­te, una ca­ja au­to­má­ti­ca-se­cuen­cial de 9 mar­chas, con le­vas al vo­lan­te pa­ra po­der pa­sar los cam­bios de mo­do ma­nual.

En las prue­bas an­te­rio­res que­da­mos muy con­for­mes con el com­por­ta­mien­to y con la en­tre­ga de es­te pro­pul­sor, pe­ro a par­tir de aquel in­con­ve­nien­te qui­si­mos es­tar más aten­tos a los de­ta­lles.

Pa­ra acla­rar el pa­no­ra­ma de­be­mos abrir un pa­rén­te­sis y re­cor­dar las nue­vas nor­mas am­bien­ta­les exi­gen que los mo­to­res ga­so­le­ros de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción co­mo es­te Mul­ti­jet in­cor­po­ra­ran un fil­tro de par­tí­cu­las (DPF) pa­ra atra­par y eli­mi­nar el ho­llín que pro­du­ce la com­bus­tión del ga­soil, y así ob­te­ner ga­ses de es­ca­pe más lim­pios.

La eli­mi­na­ción de es­tas par­tí­cu­las se efec­túa me­dian­te un pro­ce­so de oxi­da­ción es­pon­tá­nea, que se pro­du­ce de mo­do au­to­má­ti­co, por ejem­plo, en tra­mos de au­to­pis­ta don­de se con­si­guen ve­lo­ci­da­des cons­tan­tes y un ré­gi­men ade­cua­do de re­vo­lu­cio­nes. Pe­ro a ve­ces, es­pe­cial­men­te en un uso ur­bano (cuan­do por ejem­plo al-

guien va al tra­ba­jo a 30 cua­dras, apa­ga el mo­tor y vuel­ve a la ca­sa y apa­ga el mo­tor), el sis­te­ma nun­ca lle­ga a la tem­pe­ra­tu­ra ade­cua­da pa­ra la re­ge­ne­ra­ción y el fil­tro se va ta­pan­do.

En­ton­ces apa­re­ce­rá un avi­so en el ta­ble­ro de ins­tru­men­tos que nos in­di­ca­rá que es ne­ce­sa­ria la re­ge­ne­ra­ción de mo­do ma­nual. Pa­ra ello, de­be­re­mos cir­cu­lar a 60 km/h (a unas 2.500 rpm) por 15 mi­nu­tos.

Si bien tran­si­ta­mos mu­cho por ciu­dad, du­ran­te la prue­ba no tuvimos nin­gún ti­po de avi­so. Al con­sul­tar, los in­ge­nie­ros de la mar­ca nos acla­ra­ron que el re­que­ri­mien­to de re­ge­ne­ra­ción for­za­da en las ver­sio­nes con ca­ja au­to­má­ti­ca se da con mu­cha me­nor fre­cuen­cia que en la va­rian­tes con ca­ja ma­nual, ya que la ges­tión rea­li­za­da por la cen­tral elec­tró­ni­ca de la trans­mi­sión man­tie­ne siem­pre un ré­gi­men de mo­tor ade­cua­do pa­ra op­ti­mi­zar el pro­ce­so de com­bus­tión y re­du­cir la ge­ne­ra­ción de emi­sio­nes con­ta­mi­nan­tes so­bre el DPF .

En cuan­to al com­por­ta­mien­to, di­ji­mos que es ex­ce­len­te en to­do mo­men­to. El mo­tor la asis­te muy bien tan­to a ba­jo ré­gi­men co­mo a al­tas re­vo­lu­cio­nes. En­tre las 1.750 y 4.000 re­vo­lu­cio­nes tie­ne un gran po­der de ace­le­ra­ción, y re­cu­pe­ra ve­lo­ci­dad con mu­cha fa­ci­li­dad. A 90 km/h, en oc­ta­va, via­ja a 1.500 rpm (ca­si en ra­len­tí) y la compu­tado­ra de a bor­do mar­ca­ba un con­su­mo ins­tan­tá­neo de ape­nas 5 li­tros ca­da 100 ki­ló­me­tros. Con un tan­que de 60 li­tros de ca­pa­ci­dad, si no se la “pi­sa” mu­cho, se­gu­ra­men­te se pue­den su­pe­rar los 1.000 ki­ló­me­tros de au­to­no­mía.

Al igual que las de­más ver­sio­nes, es­ta To­ro BlackJack es­tá mon­ta­da so­bre la mis­ma pla­ta­for­ma del Jeep Re­ne­ga­de, con el que com­par­te tam­bién la me­cá­ni­ca y el sis­te­ma de trac­ción 4x4. Más allá de su lo­gra­do tren de ro­da­je, in­cre­men­tan su se­gu­ri­dad en ru­ta el con­trol elec­tró­ni­co de es­ta­bi­li­dad ESP y la di­rec­ción eléc­tri­ca­men­te asis­ti­da de du­re­za variable, blan­da pa­ra ma­nio­bras de ba­ja ve­lo­ci­dad en ciu­dad y más fir­me cuan­do via­ja­mos más rá­pi­do en ru­ta. Tam­bién tie­ne el con­trol elec­tró­ni­co de trac­ción y el asis­ten­te al arran­que en pen­dien­te, un ele­men­to que explicamos siem­pre pe­ro que no es­tá de más vol­ver­lo a ha­cer: cuan­do subimos una pen­dien­te y te­ne­mos ne­ce­si­dad de fre­nar, lue­go, al que­rer vol­ver a avan­zar pue­de que el vehícu­lo se nos “cai­ga” un po­co des­de que sa­ca­mos el pe­dal del freno has­ta que vol­ve­mos a ace­le­rar, es­te sis­te­ma lo man­tie­ne fre­na­do 2 se­gun­dos pa­ra rea­li­zar la ma­nio­bra de for­ma se­gu­ra.

El re­to que tie­ne es­te mo­de­lo de aquí en más se­rá en­gro­sar el vo­lu­men de las ventas. Pe­ro no por­que que­den du­das so­bre su con­fia­bi­li­dad y com­por­ta­mien­to, sino por­que a par­tir de la eli­mi­na­ción de las va­rian­tes con ca­ja ma­nual no han que­da­do ver­sio­nes que se co­mer­cia­li­cen por me­nos de $ 1.000.000. Tal es así que la más eco­nó­mi­ca (Free­dom AT9 4x4) cues­ta $ 1.052.900.w

1. A es­ta ver­sión no le fal­ta na­da. En se­gu­ri­dad, se des­ta­can los 7 air­bags (uno de ellos, pa­ra las ro­di­llas del con­duc­tor). La pan­ta­lla mul­ti­me­dia es tác­til, de 6,2”. 2. Asien­to de cue­ro y te­la con ins­crip­ción BlackJack en el res­pal­do. 3. Llan­tas de alea­ción os­cu­re­ci­das de 17 pul­ga­das.

Fuer­te. Fa­bri­ca­da en Bra­sil, es­ta pic­kup es­tá mon­ta­da so­bre la pla­ta­for­ma del Jeep Re­ne­ga­de. La To­ro tie­ne un ca­pa­ci­dad de car­ga de 1.000 ki­los.

Pin­ta­da de ne­gro. To­dos los apli­ques y de­ta­lles cromados pre­sen­tes en las otras ver­sio­nes fue­ron re­em­pla­za­dos por pie­zas os­cu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.