Con las con­di­cio­nes pa­ra ju­gar en Pri­me­ra

Clarín - Autos - - PRUEBA DE MANEJO - Her­nán Oli­ve­ri ho­li­ve­[email protected]

Lue­go de “es­tar a prue­ba” du­ran­te 2 años, el re­no­va­do Ya­ris aho­ra lle­ga des­de Bra­sil (an­tes ve­nía des­de Tai­lan­dia) con una ofer­ta mu­cho más va­ria­da pa­ra ha­cer­le fren­te a los lí­de­res de su seg­men­to.

Aun­que lo pa­rez­ca, el To­yo­ta Ya­ris no es un mo­de­lo nue­vo en nues­tro mer­ca­do. Se pre­sen­tó por pri­me­ra vez en 2016 co­mo una al­ter­na­ti­va pa­ra quie­nes se que­da­ban cor­tos con un Etios y no po­dían lle­gar a un Co­ro­lla. En aque­lla opor­tu­ni­dad la mar­ca tan­teó el mer­ca­do ar­gen­tino ofre­cien­do una úni­ca ver­sión 5 puer­tas que lle­ga­ba im­por­ta­ba des­de Tai­lan­dia. Y si el pú­bli­co res­pon­día, en­ton­ces el Ya­ris pa­sa­ría a una se­gun­da fa­se.

Ese se­gun­do ca­pí­tu­lo co­men­zó a es­cri­bir­se ha­ce muy po­qui­to, por­que la ac­tua­li­za­ción de es­te mo­de­lo lle­gó a la Ar­gen­ti­na ha­ce un mes. Y co­mo to­do lo que ha­ce To­yo­ta (una de las mar­cas con me­jor ima­gen se­gún los usua­rios) vino con ar­gu­men­tos só­li­dos pa­ra po­si­cio­nar­se bien arri­ba en el seg­men­to de los au­tos com­pac­tos.

En pri­mer lu­gar hay que de­cir que ya no vie­ne más de Tai­lan­dia, sino de Bra­sil. Con es­to el Ya­ris de­ja de ser un vehícu­lo ex­tra zo­na; es de­cir, no pa­ga más el 35% de aran­cel co­mo im­por­ta­do, y se con­vier­te en un vehícu­lo Mer­co­sur. Es­to cla­ra­men­te per­mi­te que su pre­cio sea mu­cho más com­pe­ti­ti­vo, aun­que ya no que­dan au­tos ba­ra­tos.

Otra gra­ta sor­pre­sa pa­ra quie­nes alen­ta­mos la com­pe­ten­cia es que el Ya­ris lle­gó con una com­ple­ta y va­ria­da ga­ma de ver­sio­nes, en­tre las que se des­ta­ca una iné­di­ta ca­rro­ce­ría sedán. En to­tal son ocho las va­rian­tes dis­po­ni­bles, cin­co co­rres­pon­dien­tes al mo­de­lo 5 puer­tas, y tres al sedán. Los pre­cios, por su par­te, arran­can en $ 510.500 y lle­gan has­ta $ 703.100.

Pe­ro ade­más, to­do es­to vino acom­pa­ña­do de un vehícu­lo más mo­derno

y mu­cho me­jor equi­pa­do en se­gu­ri­dad y con­fort. To­das las ver­sio­nes aho­ra cuen­tan de se­rie con con­trol de es­ta­bi­li­dad y trac­ción, asis­ten­te de arran­que en pen­dien­te, y dis­tri­bu­ción elec­tró­ni­ca de fre­na­do (EBD) co­mo com­ple­men­to del sis­te­ma de fre­nos an­ti­blo­queo (ABS). Ló­gi­ca­men­te es­te equi­pa­mien­to se va en­ri­que­cien­do en las va­rian­tes medias y to­pe de ga­ma, en las que ya ha­bla­mos de air­bags la­te­ra­les, de cor­ti­na y de ro­di­lla pa­ra el con­duc­tor (7 en to­tal), con­trol de ve­lo­ci­dad cru­ce­ro, equi­po multimedia con pan­ta­lla tác­til de 7 pul­ga­das, sis­te­ma de arran­que a bo­tón, y aper­tu­ra y cie­rre de puer­tas por pre­sen­cia, por men­cio­nar al­gu­nos.

Pa­ra es­ta prue­ba nos subimos la va­rian­te full (S), equi­pa­da co­mo el res­to de la ga­ma con el co­no­ci­do mo­tor naf­te­ro 1.5 li­tros de 107 caballos de fuer­za (el mis­mo del Ya­ris an­te­rior) y una ca­ja CVT (tam­bién hay una op­ción de trans­mi­sión ma­nual de 6 ve­lo­ci­da­des).

Hay que acla­rar que el Ya­ris es el me­nos po­ten­te de su ca­te­go­ría (Hon­da Fit, Nis­san No­te, VW Po­lo, Fiat Ar­go y Ford Fies­ta, en­tre otros) y que su tor­que má­xi­mo de 140 Nm se lo en­cuen­tra re­cién a las 4.200 vuel­tas. Pe­ro esa des­ven­ta­ja se com­pen­sa con la ca­ja, que fun­cio­na muy bien en es­te vehícu­lo. Hay que acos­tum­brar­se a su ace­le­ra­ción, ya que da la sen­sa­ción de es­tar ace­le­ran­do un ci­clo­mo­tor, por no te­ner “ba­ches” en el pa­so de mar­chas. Pe­ro se ga­na ve­lo­ci­dad fá­cil­men­te y es un buen alia­do del con­su­mo. Si que­re­mos pa­sar de mo­do ma­nual, el sis­te­ma fi­ja 7 re­la­cio­nes.

La sus­pen­sión, adap­ta­da a nues­tros ca­mi­nos, es ro­bus­ta y fil­tra bien las irre­gu­la­ri­da­des. En ru­ta va fir­me, pe­ro su orien­ta­ción ha­cia el con­fort de marcha ha­ce que la in­cli­na­ción de la ca­rro­ce­ría se no­te en cier­tas cur­vas.

En cuan­to a la po­si­ción de ma­ne­jo de­be­mos de­cir que es co­rrec­ta pe­ro po­dría ser me­jor si el vo­lan­te con­ta­ra con re­gu­la­ción en pro­fun­di­dad. El pues­to de man­do tie­ne buen es­pa­cio, in­clu­si­ve pa­ra per­so­nas de has­ta 1,85 me­tros de altura. Allí sen­ta­do po­de­mos ob­ser­var el nue­vo ta­ble­ro com­pues­to por dos re­lo­jes analó­gi­cos y un ge­ne­ro­so dis­play de la compu­tado­ra de a bor­do que mues­tra to­do ti­po de in­for­ma­ción, in­clu­yen­do un po­dio de los me­jo­res pro­me­dios de con­su­mo lo­gra­dos, y has­ta un de­ta­lle del aho­rro en pe­sos en com­bus­ti­ble. Pa­ra es­ta fun­ción es ne­ce­sa­rio que el usua­rio car­gue en la compu­tado­ra en va­lor del li­tro de naf­ta. Una vez en marcha, la má­qui­na irá cal­cu­lan­do el aho­rro de com­bus­ti­ble se­gún el mo­do de ma­ne­jo y lo con­ver­ti­rá en pe­sos. Es­ta cuen­ta vuel­ve a ce­ro ca­da vez que se apa­ga el mo­tor.

Un de­ta­lle pa­ra me­jo­rar es que la úni­ca en­tra­da USB es­tá den­tro del por­taob­je­tos con ta­pa ubi­ca­do en­tre los dos asien­tos de­lan­te­ros. Y si en­chu­fa­mos el te­lé­fono lo de­be­mos de­jar den­tro o “aco­go­tar” el ca­ble con la ta­pa.

Por su par­te, atrás es am­plio y con­for­ta­ble. Ideal pa­ra dos pa­sa­je­ros adul­tos o un even­tual quin­to ocu­pan­te que de­be­rá acos­tum­brar­se a un asien­to ele­va­do y a un res­pal­do al­go du­ro, ya que su es­pal­da es­ta­rá apo­ya­da so­bre un apo­ya­bra­zos cen­tral re­ba­ti­ble.w

Cam­bios. Las óp­ti­cas de di­se­ño alar­ga­do aho­ra in­va­den el por­tón tra­se­ro y po­seen una lí­nea de lu­ces de LED. Por otra par­te, el baúl se achi­có un po­co, ya que aho­ra tie­ne una ca­pa­ci­dad de 310 d

Hatch­back. To­das las ver­sio­nes cuen­tan un ale­rón su­pe­rior que con­tri­bu­ye a la ae­ro­di­ná­mi­ca del vehícu­lo.

Sus­pen­sio­nes. Fue­ron ele­va­das 13 mi­lí­me­tros y adap­ta­das es­pe­cial­men­te p

m3 (326 dm3 en su an­te­ce­sor).

ra los ca­mi­nos de la re­gión.

to­das las ver­sio­nes. De cha­pa en n (con dis­tin­to di­se­ño) pa­ra el res­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.