NIO apuesta por el cam­bio de ba­te­rías

Clarin - Autos - - TECONOLOGÍA | AUTOS ELÉCTRICOS -

El fa­bri­can­te chino NIO co­men­zó la ins­ta­la­ción de sus pri­me­ras es­ta­cio­nes de cam­bio de ba­te­rías pa­ra su mo­de­lo ES8. Y qué me­jor pu­bli­ci­dad que ha­cer­lo jus­to al la­do de los car­ga­do­res de Tes­la, su gran com­pe­ti­dor.

La em­pre­sa asiá­ti­ca ini­ció es­te año la co­mer­cia­li­za­ción del ES8, un SUV eléc­tri­co que com­pi­te di­rec­ta­men­te con el Tes­la X, y que en bre­ve sus usua­rios po­drán ac­ce­der a es­te sis­te­ma de cam­bio de ba­te­rías au­to­má­ti­co. Más allá de es­to, va­le acla­rar que el mo­de­lo tam­bién per­mi­te un sis­te­ma con­ven­cio­nal de car­ga, a tra­vés de car­ga­do­res con­ven­cio­na­les.

Con es­tas es­ta­cio­nes de re­cam­bio de ba­te­rías, la mar­ca chi­na (con se­de en Shang­hai) bus­ca acor­tar los tiem­pos de car­ga, una de las prin­ci­pa­les crí­ti­cas­de los usua­rios de vehícu­los eléc­tri­cos que, co­mo mí­ni­mo, de­ben es­pe­rar en­tre 30 y 45 mi­nu­tos (ser­vi­cio rá­pi­do) pa­ra que las ba­te­rías del au­to se re­car­guen.

NIO ofre­ce a sus clien­tes dos po­si­bi­li­da­des de com­pra: au­to y ba­te­ría o au­to pe­ro con la ba­te­ría en alquiler. En es­te úl­ti­mo ca­so, ade­más de pa­gar me­nos por el vehícu­lo (aun­que se de­ba abo­nar un plan men­sual por la ba­te­ría), el clien­te po­drá ac­ce­der a es­ta red de es­ta­cio­nes de cam­bio de ba­te­ría.

Las es­ta­cio­nes NIO fun­cio­nan de ma­ne­ra au­tó­no­ma. El sis­te­ma co­mien­za ali­nean­do el vehícu­lo y ase­gu­rán­do­lo en un pun­to exac­to. A par­tir de ahí el ban­co de tra­ba­jo au­to­ma­ti­za­do es ca­paz de re­ti­rar la ba­te­ría ago­ta­da del piso del vehícu­lo y sus­ti­tuir­la por otra 100% car­ga­da en unos tres mi­nu­tos.

La com­pa­ñía pla­nea con­tar con una red de 1.100 es­ta­cio­nes pa­ra 2020, so­la­men­te en Chi­na.

Va­le des­ta­car que NIO no es la pri­me­ra mar­ca que pro­po­ne es­te sis­te­ma de in­ter­cam­bio de ba­te­rías. Su com­pe­ti­do­ra Tes­la tam­bién in­cur­sio­nó por un sis­te­ma si­mi­lar que ter­mi­na­ron des­car­tan­do; al­go que tam­bién ocu­rrió con Re­nault e in­clu­so con Mer­ce­des-Benz.

Las cau­sas de mo­di­fi­car es­te sis­te­ma fue­ron va­rias: ele­va­dos cos­tos lo­gís­ti­cos y de pla­ni­fi­ca­ción, la po­si­bi­li­dad de ac­ci­den­tes eléc­tri­cos por ma­las co­ne­xio­nes, ade­más del va­lor agre­ga­do que su­po­ne te­ner un ma­yor nú­me­ro de ba­te­rías en cir­cu­la­ción.

En tres mi­nu­tos. El re­cam­bio es au­to­má­ti­co, sin que el con­duc­tor se mue­va del vehícu­lo.

En Chi­na. La pri­me­ra es­ta­ción de NIO fue ins­ta­la­da al la­do de los car­ga­do­res de Tes­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.