Clarín - Autos - - SE­GU­RI­DAD -

Asis­ten­te de es­ta­cio­na­mien­to

Em­pe­zó sien­do un sis­te­ma que avi­sa­ba al con­duc­tor a me­di­da que se acer­ca­ba a otros ob­je­tos. La evo­lu­ción que se ve des­de ha­ce ya unos años per­mi­te que el sis­te­ma se en­car­ga de me­dir el es­pa­cio ne­ce­sa­rio pa­ra es­ta­cio­nar el vehícu­lo, avi­sar al con­duc­tor de esa dis­po­ni­bi­li­dad y en­car­gar­se de gi­rar el vo­lan­te pa­ra la ma­nio­bra. Al­gu­nos dis­po­si­ti­vos más avan­za­dos pue­den ha­cer­lo sin na­die aden­tro del vehícu­lo.

Fre­na­do au­tó­no­mo de emer­gen­cia

El sis­te­ma re­co­no­ce la in­mi­nen­cia de impacto y avi­sa al con­duc­tor de la si­tua­ción con una ad­ver­ten­cia en el ta­ble­ro o so­bre el pa­ra­bri­sas. Si quien es­tá al vo­lan­te no reac­cio­na, el sis­te­ma es ca­paz de rea­li­zar una fre­na­da de emer­gen­cia (con to­da la po­ten­cia po­si­ble) pa­ra evi­tar el cho­que o re­du­cir las con­se­cuen­cias del mis­mo. Al­gu­nas de es­tas op­cio­nes más avan­za­das pue­den re­co­no­cer la pre­sen­cia de pea­to­nes o ci­clis­tas y ac­ti­var de igual mo­do los fre­nos.

Man­te­ni­mien­to de ca­rril

Co­mo lo in­di­ca su nom­bre, la fi­na­li­dad de es­te dis­po­si­ti­vo es que el vehícu­lo no sal­ga de la sen­da por la que tran­si­ta. El sis­te­ma lee las mar­cas del sue­lo y re­co­no­ce los már­ge­nes por dón­de de­be avan­zar el mo­de­lo. En ca­so de que se in­va­da al­guno de esos lí­mi­tes, ya sea por dis­trac­ción o som­no­len­cia, el sis­te­ma alerta de la si­tua­ción y mue­ve el vo­lan­te pa­ra co­rre­gir la mar­cha y vol­ver a ubi­car el vehícu­lo den­tro del ca­rril.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.